A través de la web, tenemos la excelente oportunidad de aprender muchas cosas. Con plataformas especiales como Lingualia y Duolingo, podemos aprender idiomas con una comunidad grande de usuarios, usando la inteligencia colectiva para apoyarnos entre todos. Después de armar una lista con las cinco herramientas más populares para aprender a hablar un lenguaje extranjero en Internet, hoy hablaremos de una reciente adición a la lista llamada Lingua.ly, una aplicación para aprender idiomas sin demasiada dificultad y desde la comodidad de casa.

idiomas-800x533

La idea detrás de Lingua.ly es que podamos aprender un idioma desprendiéndonos de los clásicos textos para aprender que no son demasiado cercanos a la vida real. Esta plataforma está pensada por una start up oriunda de Israel, y se acaba de lanzar con una buena recepción. De nuevo, la premisa nos promete combinar la inteligencia humana con la inteligencia artificial a través de una aplicación para aprender idiomas usando toda la web como plataforma.

Gracias a una técnica de procesado de lenguaje natural, Lingua.ly indexa los textos que se encuentran presentes en Internet en español, inglés, francés, hebreo y árabe. Después de tomar algunos exámenes de vocabulario dentro del sitio, y de acostumbrarnos a la plataforma en sí, Lingua.ly nos recomendará los textos de la red basándose en nuestro conocimiento previo, y en la dificultad que ese texto pueda llegar a presentar para nosotros.

Otra de las cosas que me gustan de la propuesta de Lingua.ly es que no tenemos que descargar ninguna aplicación, sino que podemos hacerla funcionar a través de Google Chrome. Automáticamente seremos invitados a tomar nuevos exámenes, personalizados para nuestro conocimiento, mientras estamos navegando por la red. También podemos configurar esta extensión para poder obtener recomendaciones de textos que son apropiados para nuestro nivel de conocimiento. Mientras navegamos, también podemos consultar el diccionario de Lingua.ly.

En cuanto a este diccionario, también tiene una apuesta “inteligente”. La aplicación para aprender idiomas recordará cuáles fueron las palabras que buscamos con anterioridad, y las incluirá en próximos exámenes y textos. A partir de estas consultas que hacemos nosotros, podrá ir elevando el nivel de las recomendaciones de lectura para que de forma paulatina, y casi sin que nos demos cuenta, vayamos aprendiendo un nuevo idioma.

Así, la fortaleza del servicio demuestra ser la capacidad de integrarse con nuestras tareas cotidianas para que vayamos aprendiendo sin esfuerzo.

Como podemos notar, el enfoque de esta aplicación para aprender idiomas está en el vocabulario. Pero no es un vocabulario suelto, sin contexto, sino que lo vamos aprendiendo mientras estamos leyendo, en la práctica real. No encuentro demasiada utilidad para poder aprender un idioma desde cero, pero sí me parece muy práctico cuando queremos avanzar en nuestro conocimiento o cuando queremos profundizar las lecciones que obtuvimos en un curso presencial.