¡No te pierdas nuestro contenido!

Hace un par de semanas, nuestro post con las mejores herramientas para aprender idiomas online fue todo un éxito. Lamentablemente no llegamos a incluir a una herramienta muy interesante, pero aprovecharemos la oportunidad para hablar de ella en el día de hoy. Se trata de Lingualia, una herramienta que parte de la tecnología para que podamos aprender idiomas rápidamente. A continuación, haremos un repaso de Lingualia, aplicación para aprender idiomas, revisando sus funcionalidades fundamentales y dando algunas razones para usarla.

Lingualia

Internet no solamente es una fuente inacabable de entretenimiento, sino que además nos brinda muchas oportunidades, laborales y de aprendizaje. Desde emprendimientos y plataformas como Duolingo o LiveMocha, nos encontramos con una comunidad de personas apasionadas por los idiomas y las formas de aprenderlo. Lo que quiere decir que tenemos para todos los gustos a la hora de animarnos a aprender algo nuevo. La propuesta de Lingualia pasa más por el lado social, por lo que esta aplicación para aprender idiomas podría ser considerada una red social de elearning que hace uso de inteligencia artificial para adaptar el contenido de los cursos.

La propuesta de Lingualia es fundamentalmente adaptativa, dependiendo de las necesidades de cada uno de los estudiantes. Mientras que algunos quieren aprender idiomas por motivos laborales, otros quieren hacerlo porque están a punto de irse de viaje, o simplemente por placer. Además, algunos de ellos tendrán algunos minutos al día para dedicarse por completo al aprendizaje, mientras que otros tienen horas a su disposición para experimentar. Es por eso que esta aplicación para aprender idiomas es completamente adaptativa a las necesidades de cada uno de los estudiantes. Lo que hace es tomar en cuenta todas las características personales del alumno, como por ejemplo, sus capacidades previas en otros idiomas.

A través de los datos específicos de cada uno, Lingualia puede ofrecer tanto contenidos como cursos personalizados, con una estructura única para cada uno de los alumnos. Se está desechando este pensamiento de homogeneidad a la hora de aprender, donde se sigue un curso básico con una estructura predeterminada y un contenido estable, que no toma en consideración las peculiaridades y personalidades de cada uno. Lingualia propone un aprendizaje que no es lineal, una “educación inteligente”.

Claro que es natural preguntarse por el funcionamiento de la app. Muchos servicios nos ofrecen una experiencia personalizada cuando en realidad lo que nos encontramos es con una variedad de contenidos que se ajusta a diferentes moldes. Para Lingualia, la clave está en avanzar sobre la personalización lo más que se pueda. Es por eso que nosotros, como sus usuarios, tenemos diferentes puntos para identificar, puntos que serán clave para poder armar luego una estructura de curso y unos contenidos que sean aptos para lo que estamos buscando. Aquí es donde entra en juego la inteligencia artificial de esta aplicación para aprender idiomas.

Con la tecnología implementada en Lingualia, se puede identificar la motivación detrás del interés de estudiar de cada alumno, pero además, también se puede analizar la forma de progresar que tiene en cada uno de los contenidos, identificando puntos fuertes y puntos débiles, y también los problemas de aprendizaje que esté teniendo. Gracias a esta tecnología, Lingualia es capaz de “tomar decisiones” en base a los datos que recolecta del usuario, para poder crear una experiencia personalizada de aprendizaje para cada uno de nosotros. Con estos datos, la estructura de los cursos y sus contenidos es dinámica, facilitando un progreso más veloz y un entendimiento más profundo, entre otras cosas.

Lingualia es una aplicación para aprender idiomas basada en la nube. O sea que no solamente vamos a poder acceder al contenido desde cualquier lugar, sino que además encontraremos nuestro progreso almacenado en caso de acceder desde diferentes ordenadores. Nuestro progreso puede estar conectado entre diferentes dispositivos, pero la idea fundamental detrás de esto es que nunca detengamos el aprendizaje, y que aprovechemos nuestros “tiempos muertos” para seguir avanzando con los cursos. Así, con las aplicaciones de Lingualia hasta podemos aprender un idioma cuando estamos yendo al trabajo o a la universidad.

Lingualia se encuentra disponible a través de la web, y también con una aplicación específica para iPhone. En la web, vamos a poder hacer un test de nivel para saber en qué estado estamos, y luego registrarnos sin costo. Es muy práctica la existencia de la aplicación para iOS, también gratuita, dado que nos permite ampliar la experiencia a otros dispositivos sin necesidad de un ordenador. Si lo que buscamos es una experiencia personalizada a la hora de aprender idiomas, entonces Lingualia es una excelente alternativa para nosotros.