Si tenemos un smartphone, es muy probable que en algún momento hayamos usado su funcionalidad de GPS. Una de las bondades más importantes que no ha traído la tecnología móvil es la geolocalización, y no pasó mucho tiempo para que varias aplicaciones utilizaran esta funcionalidad de una forma creativa. Hoy en día, la herramienta más utilizada tanto en iOS como en Android, y también en Blackberry OS, es Foursquare. Pero no es la única. ¿Qué ha pasado con su competencia? ¿Por qué es que, como adelantamos en el título, Foursquare está ganando la carrera?

Hagamos un poco de historia: lanzada en 2009 en la edición de ese año de la conferencia SXSW, Foursquare comenzó originalmente como un “juego” en el cual los usuarios podían obtener puntos a través de check-ins que realizaban en determinadas partes de la ciudad. Cuando comenzó, la aplicación solamente estaba disponible en 100 ciudades del mundo. Algunos meses más tarde, Foursquare se lanzó al mundo entero, llegando poco tiempo después a los siete millones de usuarios.

Hasta aquí, nada la diferencia de, por ejemplo, Gowalla, una aplicación que se lanzó al mismo tiempo (de hecho, en la misma edición de SXSW) y que de acuerdo a sus usuarios y a los mismos fundadores de Foursquare, tenía un mejor diseño. Las funcionalidades de Foursquare fueron superiores. ¿Y qué hay de Facebook Places? Esta funcionalidad de la red social más grande del mundo contaba con todas las de ganar, y, sin embargo, ha tenido el mismo destino que las demás: cierre rotundo.

Places estaba “destinada” a ser la némesis absoluta de Foursquare: respaldada por los millones de usuarios de Facebook, los usuarios de Foursquare se verían tentados de centralizar sus check-ins en una sola red. No fue así. Aún después de adquirir Gowalla (que cerró sus puertas poco después) Facebook Places nunca despegó. Foursquare volvía a ser líder, y ahora con la diferencia fundamental de haber vencido al titánico Facebook.

¿Por qué los competidores caen como moscas? ¿Por qué los usuarios, aún los nuevos, que han tenido la oportunidad de quedarse en Facebook en lugar de irse a otro lugar, han elegido Foursquare por sobre todas las demás opciones? Aunque se pueden decir muchas cosas, podemos concluir que Foursquare estuvo en el lugar correcto, en el momento correcto, y supo cómo adaptarse a sus usuarios y a sus necesidades.

Foursquare

Mientras que Gowalla estaba ubicada en Austin, una ciudad grande pero que no está considerada como una de las metrópolis más importantes de Estados Unidos, Foursquare tiene sus HQ en Nueva York, un lugar desde donde se pudo proyectar sin problemas hacia los early adopters tecnológicos al resto del mundo.  En una ciudad neurálgica de los start-ups como es Nueva York, el mejor diseño de Gowalla no contó para nada; simplemente, sus competidores estaban mejor ubicados y supieron cómo promocionarse mejor.

El otro punto importante sobre la victoria de Foursquare tiene que ver con sus funcionalidades siempre cambiantes. Aunque originalmente comenzó como un juego, hoy en día es una red social con todas las letras donde podemos interactuar con amigos, dejar comentarios, subir fotos y dejar comentarios en los lugares donde estamos. Foursquare hasta ofrece a las marcas perfiles particulares que le sirven para promocionarse.

En el momento en que Facebook Places quiso inundar al mercado, confiado en que su cantidad de usuarios serviría de respaldo, tampoco se preocupó en la experiencia. Facebook estaba ofreciendo lo mismo, nada más con la opción de hacer un check-in geolocalizado. Foursquare, por su parte, era un producto de nicho que ya había abandonado su status de juego para poder seguir avanzando. Los productos eran diferentes: Foursquare era nuevo y mejor, había adquirido una entidad totalmente por su cuenta, mientras que Places era nada más que una funcionalidad más de Facebook.

Ahora bien, ¿qué depara el futuro de Foursquare? Con la llegada de las “biografías” a los perfiles de usuarios, la compañía está intentando que sus usuarios pasen cada vez más tiempo en la aplicación. Y, con la proliferación de los usuarios de smartphones alrededor del mundo, solamente podrá seguir sumando nuevos check-ins. Como siempre, el éxito dependerá de las formas que tiene para poder innovar, la regularidad con la que lo hace y la cantidad de veces que escuche a sus usuarios.