Gracias a estos sencillos ajustes es posible mejorar sensiblemente el rendimiento de nuestro dispositivo Android y conseguir así que funcione más rápido.

Más de: ANDROID, RENDIMIENTO

Cuando arrancamos por primera vez un smartphone, la experiencia de uso nos suele parecer buena y tenemos la sensación que el dispositivo responde rápidamente. Sin embargo, conforme instalamos aplicaciones, launchers y otros elementos para personalizar nuestro dispositivo, el rendimiento se ve mermado y, en dispositivos de gama media y gama baja, es algo que terminamos percibiendo en forma de degradación de la experiencia de uso. Limpiar la caché es una de las actividades más habituales a la hora de poner a punto un dispositivo Android; sin embargo, hay otras actividades que podemos abordar para mejorar el rendimiento de nuestro terminal Android.

Una de las ventajas que ofrece Android es el alto grado de personalización; los usuarios tenemos bastantes grados de libertad a la hora de configurar nuestro dispositivo, instalar aplicaciones o personalizar el aspecto estético del dispositivo. Precisamente, gracias a esta capacidad de personalización, podemos realizar un par de sencillos ajustes en nuestros dispositivos y mejorar sensiblemente el rendimiento al "eliminar algunos detalles secundarios".

El "truco", gentileza de BGR, nos lleva hacia una sección de los ajustes de nuestro dispositivo Android que, normalmente, pasa desapercibida. El objetivo es minimizar los recursos asignados a las animaciones y, con esta idea, tendremos que acceder a las Opciones de Programador u Opciones de desarrollo.

Para llegar ahí, tendremos que acceder a los ajustes de nuestro terminal y, dependiendo del dispositivo, tendremos esta opción accesible o bien tendremos que acceder a "Acerca del dispositivo", localizar la opción "Número de compilación" y pulsar sobre ésta 7 veces para volver otra vez atrás para comprobar que las opciones del programador están ya accesibles.

Tras esto, cuando accedamos a las "Opciones de Programador" deberíamos localizar la sección "Dibujo" o "Interfaz de usuario" para poner el foco en 3 ajustes:

  • Ventana de escala de animación
  • Transición de escala de animación
  • Escala de duración de animador

Las tres opciones están marcadas a "1x"; sin embargo, podemos bajarlas todas a "0.5x" y, tras reiniciar nuestro dispositivo, las animaciones de nuestro dispositivo Android se volverán algo más ligeras y esto, evidentemente, redundará en una mejora del rendimiento de nuestro dispositivo y también en una mejora sustancial de la duración de la batería.

De todas formas, es bueno tener en cuenta que no debemos realizar cambios en los ajustes avanzados del dispositivo si no sabemos que estamos haciendo y que, por tanto, debemos seguir estas pautas con atención para evitar percances en nuestro terminal.