¡No te pierdas nuestro contenido!

Las fuentes de letra nos ayudan a leer mejor un texto. Aunque su función estética es la más llamativa, pues una fuente bonita nos atraerá a leer más que una aburrida o pobre, su importancia está más en la legibilidad, en hacerte más agradable la lectura para ayudarte a no cansar la vista y comprender mejor el texto que lees. En el diseño de páginas web, la fuente también juega un papel importante, pues sirve en ocasiones como identificación de la propia marca. En Bitelia te hemos mostrado utilidades para identificar fuentes de sitios web y buscadores para encontrar la fuente de letra más apropiada para ti. Hoy vamos un paso más allá y vamos a ver servicios que te permiten probar fuentes en tu página web para ver qué tal queda con una u otra directamente desde el navegador y sin tocar el código de la página.

probar fuentes en tu página web

El objetivo de estas páginas es facilitar la elección de una fuente de letra para aplicar en tu página web. Aunque hay una lista limitada de fuentes usadas habitualmente, siempre podemos apostar por algo diferente, pero para encontrar ese matiz que diferencie tu página web necesitarás probar muchas fuentes, y ahí es donde radica la ventaja de estos servicios, su facilidad de uso, aplicando los cambios directamente en la página online sin necesidad de actuar sobre el código y sin salir del navegador. Veamos siete ejemplos más destacados para probar fuentes en tu página web.

  • TypeWonder: Empezamos por la solución más reciente. Está disponible para usar desde su propia web y como extensión para Google Chrome. Además, en el futuro estará también disponible para Firefox y Safari. Cuenta con una herramienta para probar fuentes en un texto escrito o pegado, aunque su principal utilidad está en indicar la URL de una página web y seleccionar la fuente que quieres usar. Los cambios se verán de inmediato y así sabrás si una fuente queda mejor o peor. La lista de fuentes disponibles es prácticamente interminable, con las clásicas de toda la vida y algunas más recientes, que puedes ver en forma de lista o como cuadros con la vista previa y su nombre.

  • FontFonter: Como en la página anterior, indicas la dirección de tu sitio web y se verá en la fuente que elijas de la lista disponible. En este caso las fuentes son propias de FontFonter y de muy buena calidad, especialmente diseñadas para su uso en páginas web facilitando la lectura en dispositivos y pantallas electrónicas. Además, puedes guardar un bookmarklet para cambiar el aspecto de una página al visitarla.

  • Ffffallback: Este servicio parte directamente de un bookmarklet que te permite probar fuentes en tu página web fácilmente. En concreto, añade una columna lateral derecha desde donde seleccionar la fuente a aplicar.

  • Webfont Swapper: Webtype es una página especializada en ofrecer fuentes profesionales, además de consejos de uso y demás información relacionada. Entre las herramientas que ofrece está Webfont Swapper o Font Swapper, que a partir de la URL de una página web te ayuda a cambiar la fuente por otra. Cuenta con más de 100 fuentes en tres tamaños diferentes y agrupadas por familias y tipos, para que filtres mejor y así decantarte por un tipo de fuente en concreto.

  • Font Dragr: Otro servicio para probar fuentes en tu página web desde el navegador que utiliza un bookmarklet propio. En este caso, necesitarás disponer de la fuente en tu ordenador. El proceso es: abrir la página que quieres cambiar, activar el bookmarklet y arrastrar la fuente a la barra del bookmarklet para que cambie la página por completo. Muy práctico.

  • Fontdropper: A partir de un bookmarklet también, obtendrás una lista muy nutrida de fuentes de letra para aplicar a la página web que visites. En concreto, se abrirá una ventana flotante desde la que aplicar la fuente, pudiendo cambiar también el tamaño, los espacios y otros elementos. En cuanto a la fuentes, Fontdropper destaca por permitirte aplicar varias fuentes en diferentes partes de la página con tan sólo arrastrar y soltar las fuentes.

  • Web Fonts Preview: Terminamos con esta práctica página que cambia de fuente un sitio web indicando su dirección. Se abrirá una ventana flotante desde la que elegir la fuente de las muchas disponibles, con vista previa, y que puedes filtrar por familia.