¡No te pierdas nuestro contenido!

Las revelaciones de Edward Snowden sobre PRISM, y otros programas de espionaje de la NSA, han puesto de manifiesto que nuestros datos no están tan seguro como creíamos. Servicios como Lavabit, que ofrecían un servicio de correo seguro, tuvieron que cerrar antes de entregar datos de sus usuarios a las autoridades de Estados Unidos y, con este contexto, son muchos los usuarios que han apostado por buscar alternativas seguras a los servicios que utilizan. En este sentido, hemos hablado de alternativas seguras a Dropbox y de cómo cifrar nuestros mensajes; una senda que vamos a seguir recorriendo para hablar de la nube y, concretamente, del almacenamiento en la nube.

servidor

Con la idea de garantizar la privacidad de sus datos, o al menos ponérselo algo más difícil a la NSA, son muchos los usuarios que se están planteando alternativas a los habituales servicios de almacenamiento en la nube. En Bitelia hemos hablado de servicios como Cloudfogger que nos permiten cifrar nuestros archivos antes de subirlos a Dropbox o SkyDrive; sin embargo, seguimos confiando nuestros datos a un tercero.

¿Y qué otras opciones tenemos? Si los servicios habituales de almacenamiento en la nube no nos parecen confiables o seguros, podemos pensar en otras alternativas que nos permitan montar nuestra propia nube privada. Aunque nos pueda sonar raro o complicado de implementar, apostar por el despliegue de nuestra propia infraestructura no es tan raro (ni tampoco excesivamente costoso).

Podemos recurrir a un ISP para contratar un servidor virtual y, sobre éste, desplegar alguna solución con la que construir nuestra nube privada; también podemos rescatar ese viejo PC que tenemos en el trastero y convertirlo en nuestro servidor de almacenamiento e, incluso, podemos mirar a soluciones como Younity de la que también hemos hablado en Bitelia.

Servidores - nube privada

Aunque existen muchas soluciones comerciales (NAS comerciales y soluciones para empresas), vamos a dedicar unos minutos a conocer un par de opciones con las que montar nuestra propia nube pricaa para guardar nuestros archivos:

OwnCloud

OwnCloud es una solución muy interesante para los que disponen de un alojamiento propio; es decir, disponen de un espacio de hosting en el que poder desplegar una solución. En el caso que nos ocupa, OwnCloud es una solución en software libre (un detalle importante porque, al tener acceso al código, podemos auditar el servicio) que nos permite montar nuestro propio sistema de almacenamiento en la nube, tener nuestro propio sistema de calendario online, realizar copias de seguridad, visualizar los archivos almacenados e, incluso, realizar versionado de los archivos que guardamos.

Otro detalle interesante de este servicio es que podremos usarlo como base para sincronizar nuestros dispositivos. OwnCloud dispone de clientes de escritorio para Windows, OS X y Linux y, por supuesto, también para dispositivos móviles iOS y Android. También nos abre la puerta a compartir contenidos con nuestros amigos y nos ofrece una sencilla gestión de permisos con la que abrir el acceso a terceros.

Si a todas estas opciones le sumamos la posibilidad de integrar un Active Directory de Microsoft o un directorio LDAP, OwnCloud se convierte en una sólida base para desplegar un servidor empresarial y dotarnos así de recursos con los que poder trabajar en grupo o en una pequeña empresa porque, también, incluye un gestor de tareas.

Algunas empresas de hosting ofrecen alojamientos con OwnCloud ya instalado aunque, la verdad, no nos será complicado instalarlo e, incluso, podremos hacerlo sobre una Raspberry Pi.

nube privada - security

FreeNAS

Con FeeNAS, la verdad, debo reconocer que no imparcial y me parece una de las mejores utilidades que podemos encontrar en la red. Con respecto a OwnCloud, el esquema inicial cambia un poco puestoq eu, en este caso, estamos hablando de una distribución FreeBSD y, por tanto, requerimos de una infraestrutura propia.

El objetivo de FreeNAS creo que, a estas alturas, nos lo podemos imaginar: desplegar un NAS propio, algo que podemos hacer fácilmente con un viejo PC que tengamos en casa (o almacenado en el trastero). Al tratarse de una distribución FreeBSD, también estamos ante un producto gratuito y en software libre que podremos auditar sin problemas y someter a los análisis de seguridad que estimemos convenientes.

La instalación de FreeNAS no es complicada y nos ofrecerá un interfaz web con el que gestionar nuestro sistema de almacenamiento en red de carácter personal. Un sistema que, además, es modulable y ampliable gracias a los plugins que encontraremos disponibles y con los que podremos mejorar o ampliar las opciones de este servicio.

Aunque, en este caso, no sea especialmente sencillo; además de contar con un sistema de almacenamiento en la red de nuestra casa, también tendremos la oportunidad de abrirlo hacia el exterior. Este tipo de tareas no son, precisamente, sencillas y para hacer accesble FreeNAS al exterior, tendremos que seguir algún que otro tutorial para poder hacerlo.