¡No te pierdas nuestro contenido!

Estamos acostumbrados a trabajar con la edición de imágenes desde la pantalla grande de un ordenador. Sin embargo, desde la proliferación de dispositivos portátiles como tablets y la variedad de smartphones con pantallas enormes para su categoría que existen, es natural que la edición de imagen y fotografía también llegue a las tiendas de aplicaciones móviles. Por eso, hoy haremos una lista con los mejores editores de imágenes para Android, desde los más conocidos y respaldados por años de experiencia, hasta los más novedosos y específicos. Si tienen alguna sugerencia que dejarnos, como siempre pueden hacerlo en los comentarios.

Una-fotografía-al-día-Principal

  • Snapseed: ahora disponible de forma gratuita en sus versiones móviles, Snapseed es una aplicación cuya “empresa madre”, especializada en productos de software fotográfico, fue comprada por Google. Una de las primeras decisiones fue “matar” la versión de escritorio y hacer disponible la app móvil de forma gratuita. Una movida interesante que ayudó a incrementar la base de usuarios. ¿Qué es lo que podemos hacer con Snapseed? Es una suite poderosa de edición fotográfica, con funcionalidades avanzadas como reducción de ruido en imágenes (algo fundamental para fotos tomadas con el móvil, aunque no podemos esperar milagros).

  • Photoshop Touch: Adobe finalmente entendió la importancia de tener sus aplicaciones más conocidas en formato móvil. Si bien Photoshop Touch es completamente aprovechable en el mercado de las tablets, también puede usarse en un smartphone. Hay que tener en cuenta que no tiene todas las funcionalidades que encontramos en la versión de escritorio, pero podemos hacer ajustes básicos como recortes, brillo, contraste, y también trabajar en capas. Para aquellos que tengan móviles con pantallas considerables, es una excelente opción.

  • PicsArt: esta aplicación es uno de los editores de imágenes para Android más sencillos de usar. Su verdadero valor reside, en realidad, en la cantidad de efectos que podemos sumarle a nuestras fotografías. Viene en dos versiones, una gratuita, con funcionalidades limitadas, y una de pago, donde además podemos sumar más fuentes y más efectos para ponerle a las fotos. Con esta aplicación, hasta podemos crear protectores de pantalla para usar en el móvil.

  • Pixlr-o-matic: en la era pre-Instagram, esta aplicación era una de las mejores alternativas. Ya nos podemos ir imaginando que el poder de Pixlr-o-matic reside en los filtros fotográficos, que nos permiten hacer que nuestras imágenes tengan un look más vintage. Si no queremos participar de Instagram, que como sabemos tiene toda una red social detrás, es una buena alternativa. Los filtros no dejan nada que desear y de hecho son una propuesta diferente a las alternativas conocidas por los usuarios más entusiastas de Instagram.

  • TouchRetouch: si buscamos un acercamiento mucho más profesional, lo que podemos hacer es optar por TouchRetouch, uno de los más interesantes editores de imágenes para Android que también viene en dos versiones, con una alternativa gratuita con algunas funcionalidades ausentes. Podemos hasta eliminar personas de una foto, y también tenemos la posibilidad de usar una especie de tampón de clonar. Hasta nos permite guardar los datos EXIF de una foto cuando terminamos de editarla.

  • PicSay: si lo que queremos es una alternativa un poco más lúdica, entonces esto puede ser lo que estábamos buscando. También disponible en una versión gratuita y otra de pago, y su valor diferencial no reside en la posibilidad de usar capas o herramientas de edición, sino de hacer cosas divertidas con las imágenes. Ya sea editando fotografías para que todos tengan un bigote, o armando un collage gracioso, PicSay tiene de todo. Se puede cuestionar su utilidad a largo plazo, pero estamos hablando de editores de imágenes para Android y lo que hace PicSay tiene un estilo único.

  • PicsPlay: si estamos trabajando con imágenes de alta resolución, esta es una de las mejores alternativas. Como muchas de las aplicaciones de la lista, nos permite trabajar con filtros, pero con una impresionante cantidad: más de 200 filtros para sumar a las fotos, separados en diferentes categorías. Además, también nos deja recortar las imágenes de acuerdo con la mirada que queremos tener, y también podemos sumar otras cosas a la foto como viñetas, texturas, marcos, y más.

  • AfterFocus: si todavía no sabemos cómo configurar nuestra cámara del móvil para poder tomar fotografías decentes, AfterFocus nos da una mano. A través de la edición del enfoque de una foto, permite que tengamos fotografías parecidas a las tomadas con una cámara semi profesional. Claro está, no puede hacer milagros, pero si tenemos una foto con potencial, realmente puede sacarlo a la luz. Además, no es demasiado complicado de usar y nos ayuda a rápidamente editar nuestras imágenes sin problemas.

  • BeFunky: nuevamente, volvemos a una de las cualidades más buscadas en los editores de imágenes para Android, los efectos especiales. BeFunky es una herramienta que se especializa en ellos, y nos ofrece más de 20 efectos que permiten emular fotografías antiguas. Pero va más allá y nos ofrece también algunas cuestiones que son importantes para “obtener” la foto, como por ejemplo, el recorte y la rotación. Es muy sencilla de usar.

  • Little Photo: finalmente, cerramos nuestra lista de editores de imágenes para Android con Little Photo, que si bien no tiene mucho para ofrecer, lo que tiene puede ser más que suficiente como para tenerla de aplicación de cabecera. Tiene muchos efectos diseñados para emular la fotografía analógica, muchos filtros, y algunas cuestiones básicas de edición fotográfica. Además, es completamente gratuito y no nos estaremos perdiendo de funciones extra.