Una de las cosas que caracteriza a Google y a todos sus productos es el minimalismo, es decir, mostrar lo menos posible para realizar una acción de la forma más simple posible, en vez de atosigar al usuario con un montón de botones y menús que muchas veces ni miramos. En este sentido, las mejores herramientas de productividad siguen la misma filosofía, ofreciendo la mínima cantidad de funciones posible para que organices tu trabajo lo más rápido posible y dediques más tiempo a trabajar que a aprender a usar la herramienta de productividad. Una de las más recientes es GQueues, un gestor de tareas online inspirado en Google y que utiliza parte de sus servicios para que estés al día en tus obligaciones y organices tu tiempo de la mejor manera posible.

gestor de tareas online

GQueues está disponible principalmente para ser usado a través del navegador web, pero también cuenta con su propio cliente iOS y Android para usar desde iPhone, iPad y dispositivos Android. En cualquier, para usar este gestor de tareas online puedes aprovechar tus credenciales de Google. Por defecto, GQueues es gratuito, si bien para incluir ciertas funciones adicionales necesitarás hacerte con una cuenta de pago (25$ al año, poco más de 2$ al mes) con dos semanas de prueba gratuitas. La cuenta de pago añade, por ejemplo, integración con Google Calendar, recordatorios, compartir con otros usuarios, usar la extensión de Google Chrome y las aplicaciones móviles.

Al abrir GQueues por primera vez, verás un entorno que te recordará mucho a Gmail, con una barra lateral izquierda con etiquetas o carpetas de de colores. Esas etiquetas o categorías te permiten clasificar las tareas que creas, para tu uso personal ("Home") como profesional ("Work"). Además, dispones de las categorías "Smart Queues", pensadas para colocar tareas nuevas ("Inbox"), y clasificarlas en función de cuándo tienen que estar terminadas (Overdue, Due Today, Due in a Week, All Tasks). Por otro lado, en caso que compartas tareas con otro usuario de GQueues, verás las carpetas en su correspondiente apartado.

Crear una tarea nueva es tan fácil como pulsar en el botón "Add Task", bien visible en la parte superior de la pantalla. En cada tarea puedes indicar una frase que resuma la tarea, añadir texto plano como soporte para la tarea e incluir etiquetas para organizar mejor tareas afines. Al colocar el ratón encima de la tarea, verás que en la parte derecha aparecen opciones, como añadir etiquetas, crear un recordatorio, asignar la tarea a alguien o duplicarla, muy útil para generar tareas idénticas que se repiten periódicamente.

Por otro lado, tienes varias opciones para filtrar las tareas mostradas en pantalla, como ordenarlas por fecha, nombre, orden o etiqueta, agruparlas, mostrar u ocultar ciertas tareas y ver las tareas pendientes de finalizar y las tareas archivadas. Además, siguiendo con el paralelismod de GQueues con Google, este gestor de tareas online ofrece una selección de atajos de teclado, además de un modo a pantalla completa para evitar distracciones y que es muy útil en caso que tengas dos o más pantallas para dedicar una específicamente para GQueues.

gestor de tareas online

Hasta aquí lo que tiene este gestor de tareas, pero ¿qué le falta? Al querer ser un gestor minimalista, es obvio que se han tenido que eliminar ciertas funciones, que tal vez eches en falta, algo que a mí me ha ocurrido, como por ejemplo, incluir texto enriquecido en las notas, como hiperenlaces, listas, negritas o cursivas. Otro detalle es que no permite insertar imágenes u otros documentos que sirvan como ayuda a la consecución de esa tarea.

En cualquier caso, como gestor de tareas online minimalista cumple con creces. Si necesitas opciones más avanzadas, puedes combinar GQueues con otras herramientas, como por ejemplo los servicios de Google por separado.