Programar una nueva aplicación o programa de ordenador es un proceso complicado. Requiere aprender un lenguaje de programación, tener una idea clara de qué quieres que haga tu programa, diseñar una interfaz si quieres que sea accesible a todo el público... Esto era así hasta hace poco, pues en la actualidad están surgiendo proyectos muy interesantes para crear tus propias aplicaciones sin conocimientos de programación. El único requisito, saber qué tipo de aplicación quieres. En el pasado hemos visto ejemplos como AppsBuilder y otros servicios similares, enfocados sobre todo a plataformas móviles, que son las que más popularidad tienen en hoy en día. Microsoft propone su propio servicio, Windows Phone App Studio, que te ayuda a crear aplicaciones para Windows Phone en cuatro sencillos pasos. Veamos cómo funciona.

crear aplicaciones para Windows Phone

Windows Phone se está consolidando como tercera plataforma móvil, detrás de Android y iOS. Y para acortar distancias, qué mejor que ofrecer miles de aplicaciones y juegos, de la mayor calidad posible. Para ello, si facilitas el trabajo de los programadores, mejor que mejor. En este sentido, Microsoft ha optado por ofrecer el mayor número de recursos y opciones para crear una aplicación Windows Phone, y el mejor ejemplo es Windows Phone App Studio, por ahora en fase Beta y accesible vía código de invitación, que puedes solicitar a la dirección de correo electrónico habilitada para la ocasión.

Tras iniciar sesión con una cuenta compatible, como Hotmail u otra de Microsoft, e introducir el código de invitación correspondiente, ya podemos empezar a crear aplicaciones para Windows Phone. Olvídate de complicados códigos o de la línea de comandos. Con el ratón y tu imaginación, tendrás tu propia app en pocos minutos.

Lo primero que hay que hacer es seleccionar una plantilla preconfigurada que se parezca a la aplicación que quieres crear, como una galería de imágenes, la aplicación oficial de tu restaurante, una app de crítica cinematográfica, una lista de resultados deportivos, la app de tu pequeño negocio... La idea es aproximarse al concepto más básico, que aunque no sea 100% lo que andas buscando, ya lo personalizarás más adelante.

A partir de aquí, Windows Phone App Studio se organiza en cuatro apartados o pasos a seguir. El primero, "App Information", consiste en asignar un nombre a la aplicación, una descripción que aparecerá en la Tienda Windows Phone, y una imagen que diferencie a tu aplicación de las demás, en formato PNG y con un tamaño de 160x160 píxeles.

crear aplicaciones para Windows Phone

El segundo apartado, "Configure App Content", es uno de los más importantes, ya que consiste en configurar el contenido de la aplicación, un elemento imprescindible para hacerla útil. En función de la plantilla elegida, aparecerán unos campos u otros, aunque podrás añadir más por tu cuenta. Básicamente, hay fuentes de texto, de imágenes, de vídeo importado de YouTube, de fuentes RSS y código HTML, para importar una fuente propia usando el código original. Al principio cuesta entender cada elemento, pero probando a quitar y añadir elementos, y observando los cambios en la vista previa de la derecha, aprenderás cómo funciona.

El tercer paso consiste en dar a tu aplicación un buen aspecto, seleccionando colores, imágenes de fondo y cómo se verá en la pantalla principal de Windows Phone. Combinando colores y fondos puedes lograr un resultado muy vistoso. Tómate tu tiempo en este apartado, pues muchas veces una aplicación entra primero por los ojos antes incluso de que el usuario la haya probado.

Para terminar, una vez diseñada la aplicación, el último paso es crearla. Windows Phone App Studio te avisa de que el proceso requiere tiempo, por lo que te avisará por correo electrónico cuando esté listo. Al terminar, obtendrás el código fuente, el instalador XAP y un código QR por si quieres instalar la aplicación. En caso que quieras publicar la aplicación en la Tienda Windows Phone, tendrás que seguir unos pasos independientes de Windows Phone App Studio.

Tras probar Windows Phone App Studio y otros servicios online similares, el resultado ha sido satisfactorio. Reconozco que no sé programar, por lo que crear una aplicación desde cero usando plantillas es algo que me ha parecido muy útil. Evidentemente, para quienes saben usar código HTML echarán en falta un apartado dedicado, pero Microsoft ha preferido ofrecer una herramienta lo más simple posible, ya que para el resto de desarrolladores hay disponibles utilidades más avanzadas. Pero para empezar a trastear con la plataforma Windows Phone o para crear una app en poco tiempo, Windows Phone App Studio es una buena opción a tener en cuenta, rápida, sencilla y que da buenos resultados.