Al principio de los tiempos, para encontrar un archivo o documento en Windows, tenías que surfear por cientos de carpetas y subcarpetas hasta dar con la ruta correcta. Para ello tenías que conocer bien dónde habías guardado ese fichero y mantener un mínimo de orden en tus subcarpetas. Eso era antes, pues en la actualidad es muy común acudir al buscador del Explorador de Windows para encontrar cualquier cosa, al igual que hacemos con Google para encontrar respuesta a cualquier cosa que nos pasa por la cabeza. Otra solución cada vez más popular es hacer uso de exploradores de archivos innovadores como Filemind o de lanzadores de archivos. Hoy hablaremos de uno de ellos, Listary, un buscador para Windows que destaca por su aspecto minimalista y por su rapidez.

buscador para Windows

Un lanzador de archivos, o lanzador de aplicaciones, como se les conoce más popularmente, es un programa que se activa con un atajo de teclado y permite encontrar cualquier tipo de contenido de tu disco duro, o incluso de Internet, tecleando su nombre. Los más avanzados muestran los resultados en tiempo real a medida que escribes. En OS X los hay muy populares, como Alfred, y en Windows también los hay de calidad, como Launchy. Uno de los más interesantes es Listary, gratuito para uso personal y que se activa desde cualquier programa o servicio de Windows para que encuentres algo sin necesidad de acudir a su carpeta original.

El funcionamiento de Listary es muy simple. Por un lado, puedes activarlo con la combinación de teclas Windows + S, pero por defecto también se activa al escribir algo, estés donde estés: Explorador de Windows, escritorio, 7-Zip, XnView, Total Commander... Los resultados corresponden a carpetas y archivos de todo tipo. A medida que vayas escribiendo, se irán mostrando sugerencias acordes a tu búsqueda, destacando su rapidez y exactitud de los resultados.

En caso que Listary te moleste al teclear en un programa concreto, haciendo clic en el símbolo de rayo puedes desactivarlo desde "Deshabilitar Listary para esta aplicación". Seguirá activo al teclear desde otros programas pero no desde ése. Otras opciones disponibles desde ese menú te permiten abrir la línea de comandos, copiar al Portapapeles la ruta de donde se encuentra el archivo, mostrar archivos ocultos, etc. Además, cuenta con un espacio de rutas y archivos favoritos, que puedes marcar colocando el ratón encima del resultado y marcando el corazón mostrado, y tiene un historial de búsquedas anteriores.

Un apartado que puede serte muy útil es el de "Comandos", accesible desde Opciones de Listary, y que permite configurar comandos a partir de una palabra clave. Por defecto, escribiendo dos puntos, subes a la carpeta superior a la ruta en la que te encuentres. Ten cuidado cuando crees un nuevo comando, pues en función de la palabra clave se puede solapar con búsquedas que hagas posteriormente.

Por lo demás, Listary es muy simple, apenas ocupa un recuadro en pantalla, se integra bien con el Explorador de Windows y los resultados suelen ser precisos. Si prefieres buscar lo que necesitas tecleando su nombre en vez de acudir a la carpeta correspondiente, Listary es una buena opción, discreta y rápida.