¡No te pierdas nuestro contenido!

Hace tiempo que el software libre dejó de ser algo reservado solamente a "gente geek" y proyectos como LibreOffice se han convertido en aplicaciones de gran solvencia que pueden competir directamente con pesos pesados como Microsoft Office. Cada vez son más las empresas y administraciones públicas que apuestan por las migraciones a software libre de sus aplicaciones corporativas o, directamente, de los equipos que usan sus empleados en su puesto de trabajo (adoptando sistemas operativos basados en Linux). La verdad es que, hoy en día, podemos encontrar un buen número de alternativas en software libre a aplicaciones que normalmente utilizamos y, además de ahorrarnos alguna que otra licencia, su adopción nos puede servir como base sobre la que desarrollar procesos de migración mucho más profundos.

5 alternativas en software libre a aplicaciones que usamos a diario (IV)

Para gestionar mejor los cambios, muchas organizaciones se plantean procesos de migración suaves en los que van adoptando aplicaciones libres en sustitución de las privativas que usan habitualmente, una especie de preparación del terreno que termina en un cambio de sistema operativo abandonando Windows y adoptando alguna distribución GNU/Linux. A pequeña escala, quizás, no le veamos el beneficio del cambio pero si multiplicamos el coste de una licencia por el número de puestos de trabajo que hay en una empresa o en un organismo público, el cambio puede suponer un buen ahorro y, por tanto, un buen ejercicio de eficiencia en la gestión.

En Bitelia hemos hablado en alguna que otra ocasión de aplicaciones en software libre que se postulan como buenas alternativas a las que usamos habitualmente, una senda que vamos a seguir explorando con algunas alternativas más con las que "hacer más libre" nuestro entorno de trabajo:

Virtualdub

Reconozco que Virtualdub es una aplicación de lo más austera y no presenta un interfaz extremadamente bonito que pueda competir, por ejemplo, con Nero pero es una interesante aplicación con la que poder editar y convertir vídeos.

Con esta aplicación podremos capturar vídeo, combinar un vídeo y una fuente de audio, cambiar la codificación, eliminar fotogramas (sin tener que volver a recodificar el vídeo completo) y, lo mejor de todo, no requiere un equipo nada potente para poder trabajar con la aplicación (un detalle que es de agradecer).

Si bien es cierto que no es la mejor aplicación para realizar trabajos profesionales, seguro que en alguna ocasión has necesitado hacer un pequeño ajuste en un vídeo y no sabías qué aplicación usar sin tener que recurrir a grandes paquetes de software y, en este segmento, Virtualdub tiene mucho que decir.

Audacity

Siguiendo por la senda del audio y el vídeo, Audacity es otra aplicación que debemos tener en cuenta. Esta aplicación en software libre está disponible tanto para Windows como para sistemas GNU/Linux y también para OS X; un paquete de software que nos ofrece una completa "grabadora de sonido" para nuestro equipo con la posibilidad de realizar la edición del audio de una manera muy sencilla.

Cortar, mezclar, grabar o recodificar son algunas de las tareas que podremos ejecutar con Audacity bajo un interfaz simple e intuitivo que es idéntico en las 3 plataformas en la que está presente la aplicación, una coherencia necesaria que no siempre llegamos a encontrar.

Clonezilla

Aplicaciones como Norton Ghost o Acronis son muy conocidas por los usuarios algo más avanzados y, especialmente, aquellos que trabajan en tareas vinculadas a la gestión de servicios IT. Con ambas aplicaciones podemos sacar una imagen de un disco duro con la idea de poder clonarlo en otro equipo o bien usarlo como copia de respaldo en caso que tengamos que restaurar nuestro sistema.

Clonezilla es una interesante alternativa a Norton Ghost y Acronis, una distribución GNU/Linux que nos ofrece un live CD o la posibilidad de montar un stick USB con este sistema y poder usarlo para clonar el disco duro de un equipo (tanto Windows como Linux) o bien restaurar una imagen que previamente hayamos creado.

Virtual Box

Cuando hablamos de virtualización se tiende a pensar en VMware como plataforma sobre la que virtualizar un sistema y, por ejemplo, desplegar un entorno de pruebas o bien probar la preview de Windows 8.1. VMware es una solución propietaria aunque, eso sí, nos ofrece una versión gratuita que para despliegues modestos puede funcionar bien pero si queremos apostar por soluciones libres podemos encontrar en Proxmox y en VirtualBox dos buenos recursos a considerar.

Proxmox es uno de mis favoritos pero, en mi opinión, está mucho más orientado a servidores que a escritorio y, quizás, no sea la mejor solución para probar sistemas operativos sin tener que realizar una instalación limpia en nuestro sistema. En este sentido, VirtualBox nos ofrece un buen sistema para ejecutar máquinas virtuales y hacer todas las pruebas y experimentos que queramos sin comprometer nuestro entorno de trabajo.

PhotoRec

PhotoRec es un recurso que, en mi opinión, todo el mundo debería tener a mano o, como mínimo, con un enlace guardado dentro de los favoritos del navegador. Esta aplicación en software libre nos ofrece una utilidad para recuperar imágenes y archivos que hayamos borrado accidentalmente de la tarjeta de memoria de nuestra cámara o del disco duro.

Esta aplicación está disponible tanto en OS X como en Windows, en Linux e incluso en los NAS de Synology (que están basados también en Linux) y nos permite escudriñar nuestros discos duros, tarjetas de memoria y cámaras de fotos en busca de archivos perdidos de un buen número de formatos con la idea de poder recuperarlos y minimizar la pérdida de información.