¡No te pierdas nuestro contenido!

La seguridad de tu ordenador es importante, pues en él confías todos tus archivos, y aunque Internet ofrece muchas oportunidades, también esconde algún que otro peligro. La principal medida de seguridad es tu sentido común, es decir, no aceptar archivos de desconocidos, no instalar programas de dudosa fuente, no acceder a conexiones WiFi abiertas... En segundo lugar, puedes ayudarte con programas de seguridad, como el ya popular antivirus o los tan utilizados cortafuegos. Algunos routers ya incluyen protección cortafuegos o firewall, pero no está de más incluir algún que otro cortafuegos para Windows y así asegurarte del todo que no hay conexiones entrantes a tu ordenador sin tu permiso.

cortafuegos para windows

La función del cortafuegos es, como en la vida real, parar el fuego. En el caso de tu ordenador, el fuego serían las conexiones entrantes y salientes a través de la red, ya sea interna o Internet. Si por un casual Windows se infectó con un programa malicioso, éste seguramente intente acceder a su servidor para transmitir tus datos o para descargar programas más peligrosos. Para mantener a raya las posibles entradas no autorizadas a tu ordenador, lo mejor es contar con un cortafuegos para Windows que vele por ti y que añada un plus de seguridad a la que proporciona el cortafuegos por defecto de Windows.

ZoneAlarm Free Firewall

Empezamos por el cortafuegos para Windows por excelencia, un programa que lleva años en el mercado y que ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos. Disponible en varias versiones, algunas de pago que incluyen también antivirus, en su versión gratuita, ZoneAlarm Free Firewall ofrece protección bloqueando el acceso a Internet de los programas a los que no des permiso. Podrás controlar procesos, programas y puertos, ver las conexiones entrantes y salientes y guardar un historial de todo lo ocurrido. En su versión más reciente incluye funciones que escapan de un cortafuegos, como una barra para integrar en tu navegador que te avisará de páginas potencialmente dañinas y la posibilidad de analizar los archivos descargados en busca de peligros.

Comodo Firewall Free

Cerca de ZoneAlarm, en cuanto a calidad se refiere, encontramos Comodo Firewall Free. Como carta de presentación, la gente de Comodo es responsable de programas de gran calidad como antivirus, programas de mantenimiento y de copias de seguridad, entre otros. A esa lista se une este cortafuegos, muy amigable pero implacable contra las entradas no permitidas. Como en el caso anterior, oculta los puertos para que no sean visibles desde fuera, permite crear y editar reglas para afinar su funcionamiento y mantener una lista de aplicaciones y archivos seguros. Los demás no podrán acceder a Internet sin permiso.

Ashampoo Firewall

En tercer lugar, tenemos Ashampoo Firewall, con un estilo parecido al del cortafuegos de Windows pero con muchas más opciones, como el historial de acciones, las estadísticas de entradas y salidas y, como en el caso de Comodo Firewall, reglas para permitir o denegar el acceso a una determinada aplicación o puerto.

Online Armor Free

Este cortafuegos para Windows nada tiene que envidiar a los que hemos visto antes, pues Online Armor Free reúne lo mejor de un cortafuegos y añade funciones de seguridad adicionales, como detección y prevención de spyware y de keyloggers. Respecto a sus funciones como cortafuegos, ofrece los elementos que ya hemos visto, como historial, reglas para bloquear o permitir el acceso a la red de cada programa, etc.

Windows Firewall Control

Para terminar, no recomiendo un cortafuegos pal uso, si no un programa que sirve para controlar el propio cortafuegos de Windows. ¿Sus ventajas? Básicamente te permite configurar aspectos que quedan ocultos en la excesivamente simplificada interfaz del cortafuegos por defecto. En concreto, con Windows Firewall Controlverás una completa lista de notificaciones a modo de historial con los accesos previos. Además, las ventanas que te avisan de una conexión, muestran información más completa de la que ves por defecto, como IP de origen, puerto usado y si tiene o no una firma que garantiza su fiabilidad.