¡No te pierdas nuestro contenido!

Cuando era niño, y en el colegio me mandaban un trabajo de clase, tenía dos opciones: ir a la biblioteca a consultar la enciclopedia de turno, peleándome con cientos de páginas en busca de la información que necesitaba y luego transcribiéndola a mano, o acudir a Encarta, la enciclopedia electrónica de Microsoft que te permitía encontrar lo que buscabas tecleando las palabras adecuadas y haciendo clic en "Imprimir" para tener todo el trabajo hecho en minutos. Dejando de lado las implicaciones éticas de imprimir un texto sin haberlo escrito ni leído, la enciclopedia Encarta era todo un avance para el estudiante, ya que en un disco CD cabían millones de palabras de información. Ha llovido mucho desde entonces, y en la actualidad, cuando a un estudiante le piden escribir un trabajo de clase, su fuente principal es Wikipedia, la enciclopedia online que crece a diario con aportaciones de usuarios de todo el momento, expertos en sus propios temas, y que son corregidos por otros usuarios. Hoy vamos a ver algunas alternativas a Wikipedia.

alternativas a Wikipedia

No quiero iniciar un debate sobre si son mejores las enciclopedias en papel o las enciclopedias electrónicas. Las dos pueden convivir perfectamente, vigilarse entre sí en busca de errores y complementarse al realizar un trabajo de clase, eso sí, leyendo el contenido y adaptándolo sin copiarlo descaradamente. Al igual que Google se ha convertido en el buscador más popular en la mayoría de países, lo mismo ha ocurrido con la Wikipedia en el caso de las enciclopedias. Pero existen muchas alternativas a Wikipedia, algunas surgidas a partir de ella misma y otras inspiradas pero adaptadas a su manera. Veamos las más interesantes.

Enciclopedia Libre Universal en Español

Al entrar a la página principal de la Enciclopedia Libre Universal en Español cuesta diferenciarla de Wikipedia, y es que este proyecto español surgió a partir de la Wikipedia, pero con material exclusivamente en español y promovido por un grupo más reducido de usuarios. Poco tiene que envidiar esta enciclopedia a su fuente madre, si bien es evidente que la cantidad de contenido es menor. Actualmente tiene más de 48.000 artículos y 14.500 imágenes, que crecen cada día con nuevas aportaciones. Como en el caso de la Wikipedia, cuenta con fechas importantes, noticias y obituarios.

Wikilengua

Tan importante es disponer de la información adecuada como escribirla bien, sin errores gramaticales ni ortográficos. En este sentido, para resolver cualquier duda sobre cómo escribir en castellano, existe la Wikilengua, una enciclopedia con el respaldo de la Fundéu (Fundación del Español Urgente), y que ofrece respuestas a cualquier problema lingüístico que puedas encontrar en el día a día. Tiene secciones propias para ortografía, léxico, gramática, toponimia, dudas más frecuentes...

Vikidia

Aunque la Wikipedia ofrece información muy interesante, en algunos casos, la redacción de los artículos es demasiado compleja para niños y jóvenes. Como respuesta, existe Vikidia, una enciclopedia adaptada a los más jóvenes con contenido igual de valioso. Cuenta con casi 3.000 artículos organizados en seis categorías: Ciencias naturales, Ciencias sociales, Matemáticas, Lengua y literatura, Informática y tecnología y Artes y entretenimiento.

La Frikipedia

Mención aparte merece la Frikipedia, una enciclopedia para amantes del humor absurdo. No esperes encontrar conocimiento en sus entradas, ya que la característica de esta enciclopedia es que cada entrada te sorprenderá con datos absurdos y surrealistas. Lo mismo ocurre con las noticias, propias de El Mundo Today, o los eventos importantes. Entre las particularidades de la Frikipedia, destaca su amplia categorización de artículos, que nada tiene que envidiar a la Wikipedia, y la selección de imágenes, fotomontajes en muchos casos, de gran calidad artística.

Enciclopedias comerciales

En este artículo me he querido centrar en alternativas a Wikipedia en el sentido estricto, es decir, están disponibles en Internet y están elaboradas por colaboradores de todo el mundo sin ánimo de lucro. Pero es inevitable hablar de las enciclopedias comerciales, es decir, las que están elaboradas por editoriales con el propósito de comercializarlas. No puedes editarlas, pero sí consultarlas. Destaco dos, principalmente:

  • Enciclopedia Espasa: En papel, esta enciclopedia ha sido durante años muy importante, junto con la enciclopedia Larousse. Su portal web te permite consultar gran parte de su contenido, organizado no sólo por categorías sino también por curso escolar, ideal para estudiantes de cualquier edad. Además del habitual contenido escrito y de imágenes, ofrece vídeos explicativos y temas de actualidad.
  • Kalipedia: El grupo Santillana ha creado esta enciclopedia online, también organizada por temáticas y cursos escolares. El contenido es de gran calidad, teniendo en cuenta que la editorial responsable está especializada en libros escolares. Además, ofrece imágenes y vídeos explicativos.

Otras alternativas a Wikipedia

Las alternativas a Wikipedia que hemos visto son genéricas, es decir, tratan todos los temas posibles. Aparte, hay otras enciclopedias enfocadas a temas específicos, como las que listamos a continuación:

  • Urbipedia: Una enciclopedia especializada en arquitectura y diseño urbanístico. Repleta de palabras técnicas y biografías de grandes arquitectos. Cuenta con 14.000 artículos y más de 34.000 imágenes.
  • Wikitravel: Una enciclopedia para viajeros. Si has visitado un lugar, escribe ahí sobre él, y si quieres visitarlo en el futuro, infórmate en Wikitravel. Encontrarás noticias, información útil, consejos...
  • Venciclopedia: Una enciclopedia con contenido venezolano. Ofrece más de 2.000 artículos y casi 5.000 imágenes con información sobre Venezuela organizada por categorías, como la Wikipedia.