¡No te pierdas nuestro contenido!

En varias oportunidades hemos hablado sobre Markdown, diferentes herramientas para utilizarlo, y más. Para quienes están acostumbrados a escribir en internet, el markdown es una propuesta interesante, rápida y eficiente, así como también es un recurso que se puede ampliar a otros aspectos de la vida digital. Entendemos que no hemos hablado en detalle del lenguaje, por lo que hoy hablaremos sobre qué es markdown y para qué sirve, en qué situaciones podemos implementarlo, y cuáles son los mejores editores para aprovecharlo al máximo.

markdown

Qué es Markdown

Markdown es una forma sencilla de agregar formato a textos web. Con formato nos referimos a itálicas, negritas, listas, y más, en texto plano –por ejemplo, el texto que nos encontramos en el visor de HTML de los editores de blogs, o en el Bloc de Notas de Windows, para hacer el concepto más asequible-. Markdown fue creado originalmente por John Gruber, con ayuda de Aaron Swartz, con el propósito de crear un texto plano fácil de escribir y fácil de leer, y que pudiera convertirse de forma sencilla y válida a XHTML.

En un principio, la idea de sus creadores era fundar una alternativa a HTML, pero termino mutando. Qué es Markdown, entonces: una forma de crear páginas web sin tener experiencia en HTML, por ejemplo. Pero avanzaremos un poco más en la siguiente sección. Markdown nos permite aprovechar las ventajas del texto plano, sin tener que renunciar al formato, pero sí a todas las complicaciones derivadas del mismo que pueden surgir cuando lo trasladamos a la web.

Qué es Markdown, también: un sistema de procesado de textos sencillo y minimalista que nos permite escribir rápido sin prestar demasiada atención al formato. Funciona a través de determinadas porciones de texto que tenemos que insertar para que se pueda leer bien en HTML. Por ejemplo, si queremos hacer énfasis en un texto, en Word usaríamos la gran B de la tabla de formatos para hacer que esté en negritas. Con Markdown, lo que hacemos es usar dos asteriscos para marcarlo.

Para obtener una lista completa de todas las alternativas posibles para formatear un texto a través de Markdown, pueden ingresar en la página oficial del proyecto de Gruber, donde encontrarán todo el abanico de posibilidades que se tiene para hacer un texto más bonito en la web sin perder de vista lo importante, que es escribir sin distracciones, y sin poner en riesgo la integridad del texto como todo por problemas de adaptación de formato.

Para qué sirve

Ahora que ya hemos hablado de qué es Markdown, tenemos que ver para qué sirve. El énfasis que pondremos es, claramente, web, pero hay otras cosas que se pueden hacer con Markdown. Por ejemplo, listas de tareas que se pueden pasar y que son más sencillas de hacer que teniendo que usar las viñetas de Word. De hecho, después de aprender Markdown seguramente terminemos pensando que Word es un monstruo malévolo –por exagerar nomás-. Ahora repasaremos algunos de los usos más interesantes que pueden dársele a Markdown.

Por otro lado, también podemos usarlo con una flexibilidad inusitada. No tenemos que preocuparnos por compatibilidad de formatos porque este tipo de textos se pueden leer sin importar el programa que usemos para abrirlos. Por otro lado, se pueden guardar en diferentes formatos para hacer diferentes cosas.

Cuando estamos escribiendo en HTML, para evitar los errores de código de los editores WYSIWYG, muchas veces nos encontramos cometiendo algunos errores básicos que no podemos remediar si estamos apurados. Si nos olvidamos de cerrar una etiqueta, si escribimos mal un enlace, puede estar todo equivocado y nuestra página no se verá bien, en el peor de los casos. HTML puede convivir con algunos errores mínimos, pero no es la idea. Markdown soluciona todo esto.

markdownpad2

Por otro lado, volviendo a los editores visuales de los blogs, muchas veces generan un HTML engorroso y espantoso que tenemos que evitar. Markdown, por otro lado, nos permite escribir en cualquier lado, en cualquier formato. No tenemos que preocuparnos por equivocarnos por el código, pues escribirlo es simple e intuitivo, y se puede hacer en cualquier parte. Nos permite muchas opciones para personalizar nuestro texto, sin tener que necesariamente visualizarlo. Se puede compartir en cualquier formato y aún así funcionar, y no crear problemas en nuestra web.

Cómo aprovecharlo

Una de las mejores formas de aprovechar el lenguaje es usarlo. Tomará algo de acostumbramiento los primeros días, durante los cuales nos vamos a preguntar si realmente es útil, pero una vez que ya le agarremos la mano, no vamos a querer volver a la forma tradicional de aplicar formatos. Esto es excepcionalmente válido para los bloggers, que cuentan con, tanto en Blogger como en WordPress, un editor visual WYSIWYG y un editor HTML, el primero de los cuales puede ser (muy) engañoso en lo que se refiere a formatos. Además de aprenderlo, lo que también podemos hacer es buscar una serie de herramientas para facilitar nuestra transición a Markdown. Ellas son:

  • Writemonkey: para los usuarios de Windows, Writemonkey puede ser una excelente alternativa. Cuenta con pantalla completa y soporte para Markdown, una interfaz completamente despojada para poder concentrarnos en la escritura. Es gratuito, aunque acepta donaciones de sus fanáticos. Pero, además de ser el editor más “zen” de la lista, tiene algunas funciones avanzadas, si nos damos el tiempo para descubrirlas.

  • MdCharm: mencionamos MdCharm hace algunos meses destacando la forma que tiene de hacerlos ganar agilidad a la hora de escribir. Es ideal para trabajar de manera cómoda en texto plano y sin estilos, que se aplicarán gracias a Markdown.

  • MarkdownPad: también para Windows, MarkdownPad cuenta con una funcionalidad interesante. Nos permite ver una previsualización de nuestra escritura, con su formato completo tal y como se verá una vez que esté cargado en la página web.

  • nvALT: para los que quieren usar un editor no solamente para escribir sino también para tomar notas, nvALT es una gran forma de hacerlo en Mac. tiene muchas funciones interesantes pero su núcleo reside en un aprovechamiento extremo del MultiMarkdown, y no tiene desperdicio.

  • Notepad: para los usuarios de Windows, el Notepad que viene por defecto puede ser ideal para comenzar a trabajar con Markdown. Nos ofrece un entorno con texto plano, no tenemos que descargar nada adicional, y funcionará de la misma manera que los demás.