Puesto que cada vez hay más, hemos decidido recopilar los mejores servicios de música en streaming a día de hoy. Es muy interesante que tengamos que hacer una selección, porque demuestra en qué estado se encuentra este sector, que todavía no logra el visto bueno de la industria discográfica. Es comprensible que haya reticencias pero, como veremos, los datos de crecimiento de estos servicios deberían ser ya, a estas alturas, suficientes valedores para confiar en el streaming como el heredero del modelo de negocio tradicional.

Mejores servicios de streaming musical 2013

SpotifySpotify logo 2013

Por presencia mundial, por catálogo musical, por disponibilidad en distintas plataformas y por aportar valor añadido a los usuarios, Spotify es, actualmente, el rey del streaming musical. Puedes escuchar las más de 20 millones de canciones de su repertorio sin necesidad de pagar, aunque la compañía se está centrando en ofrecer los suficientes extras como para que los usuarios se pasen a premium.

Su suculento mundo de aplicaciones hace que escuchar música sea una actividad mucho más enriquecedora. Mientras reproduces el disco de tu grupo favorito, puedes consultar las letras, mirar si hay conciertos cerca de tu casa, comprar entradas o encontrar personas con tus mismos gustos, todo ello sin salir de la aplicación -que próximamente también estará disponible en versión web-. Uno de sus puntos más interesantes se encuentra en la recomendación musical, que puede ser social o basada en tus intereses personales.

Plataforma: escritorio (Windows, Mac y Linux), web, móvil (Android, iOS, BlackBerry, Windows Phone) y otras
Precio: Gratis o de pago (Unlimited 4,99 euros/dólares por mes y Premium 9,99 euros/dólares por mes)
Usuarios: 24 millones de usuarios activos, 6 de esos millones son de pago
Países: Alemania, Australia, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Estados Unidos, Estonia, Finlandia, Francia, Holanda, Hong Kong, Irlanda, Islandia, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malasia, México, Nueva Zelanda, Noruega, Polonia, Portugal, Reino Unido, Singapur, Suecia, Suiza
Catálogo: 20 millones de canciones

Deezerdeezer logo--

Desde Francia a todo el mundo, este servicio compite con Spotify en el trono del streaming. Su expansión mundial ha sido mucho más 'bruta' (está presente en 215 países) que la de la compañía sueca, pero no tiene ninguna cualidad propia que lo haga diferenciarse lo suficiente. Si miramos con lupa, son detalles como que las aplicaciones de terceros -apps en Spotify- sí puedan utilizarse en este caso en la versión móvil o poder registrarse vía Facebook con un solo clic, los que podrían aportar alguna ventaja competitiva.

Sin embargo, da la impresión de que falta una estrategia de futuro en Deezer. Parte de la base de que llega más tarde que Spotify y, por tanto, es considerado como el LINE para WhatsApp. Aun así, no ofrece nada rompedor. Ni el precio, ni el catálogo ni una calidad superior. De hecho, si eres usuario Discovery -gratis-, la limitación de 2 horas de música al mes es completamente insuficiente -Spotify limita a 10 horas-. Y sí, aunque Deezer ofrezca ahora escucha ilimitada durante los 12 primeros meses, no parece que sea una apuesta para conquistar al usuario a medio y largo plazo.

Plataforma: web (Chrome, Firefox, Internet Explorer, Safari), móvil (Android, iOS, BlackBerry, Windows Phone), tablet y otras
Precio: Gratis o de pago (Premium 4,99 euros/dólares por mes y Premium+ 9,99 euros/dólares por mes)
Usuarios: 26 millones de usuarios activos, 3 de esos millones son de pago
Países: 215 países de todos los continentes
Catálogo: 20 millones de canciones

RdioRdio logo

Rdio es de pago, si no estás dispuesto a pagar por el streaming, este servicio no es para ti. No hay opción de usar el servicio gratis, más allá del periodo de prueba. Si pagas, te enfrentarás a una plataforma que le da especial énfasis al concepto social. En todo momento puedes saber qué grupos le gustan a tus amigos o los gustos que compartes con tus followers. No obstante, aparte del aspecto 'red social', Rdio no aporta nada diferente. Funciona bien, puedes crear playlists o hacer que se generen automáticamente según tus gustos, pero teniendo en cuenta que no tiene un catálogo tan grande como sus competidores, debería plantearse lo de implantar un modelo gratuito. Eso, u ofrecer un valor diferencial que justifique el pago.

Plataforma: escritorio (Windows y Mac), web (Chrome, Firefox, Internet Explorer, Safari), móvil (Android, iOS, BlackBerry, Windows Phone), iPad y otras
Precio: De pago (Web 4,99 euros/dólares por mes e Ilimitado 9,99 euros/dólares por mes)
Usuarios: nunca se han hecho públicas las cifras
Países: Alemania, Australia, Austria, Bélgica, Brasil, Canadá, Dinamarca, España, Estados Unidos, Estonia, Finlandia, Francia, Irlanda, Islandia, Italia, Letonia, Lituania, México, Noruega, Nueva Zelanda, Países Bajos, Portugal, Reino Unido, Suecia
Catálogo: 18 millones de canciones

MOGMOG logo

En un principio, MOG era el que mejor calidad de audio ofrecía: 320 Kbps. Con el paso del tiempo, los principales competidores han ido apostando también por la calidad más alta del MP3, pero en todos ellos hay que pasar por caja. Con MOG no es necesario. Aunque en teoría solo puedes usar 60 días gratis el servicio, la plataforma propone algunas acciones a los usuarios para que las horas de música gratis no se agoten: publicar algo en concreto en Facebook o Twitter, crear una playlist, atraer amigos...

¿Cuál es la pega entonces? Que solo está disponible en Estados Unidos -aunque ya conocemos algún que otro método para hacernos pasar por estadounidenses-. Quién sabe cómo funcionaría su propuesta high quality en el resto del mundo.

Plataforma: web (Chrome, Firefox, Internet Explorer, Safari), móvil (Android, iOS) y otras
Precio: Gratis o de pago (Basic 4,99 dólares al mes o Primo 9,99 dólares al mes)
Usuarios: no se han hecho públicos
Países: Estados Unidos
Catálogo: 16 millones de canciones

PandoraPandora logo

Pandora es todo un fenómeno en Estados Unidos. Tanto es así que, según un reciente estudio, los estadounidenses de entre 13 y 35 años escuchan música de dos maneras fundamentalmente: a través de la radio tradicional y en streaming. Y el 39% de los que escuchan música en streaming, usan Pandora. iHeart Radio es la segunda opción, con un 11%, y Spotify la tercera, con un 9%.

¿Qué tiene Pandora para ser el rey del streaming en Estados Unidos? Es una radio personalizada y predictiva. La idea es que el usuario no tenga que preocuparse de qué escuchar. Teniendo en cuenta el grupo, el artista o la época de la canción que indicamos al iniciar sesión, Pandora genera automáticamente una estación de radio. Con un mecanismo de pulgar arriba o pulgar abajo, podemos indicarle al sistema lo que nos gusta y lo que no, para que aprenda de nosotros y perfeccione la selección. La gran desventaja -o la gran virtud, según se mire- es que el usuario no puede decidir qué artista o canción suena. Por una cuestión de licencia, solo podemos pasar de canción pulsando en el botón de pulgar hacia abajo -con un límite de 10 saltos por hora-.

En resumen, Pandora se trata de la solución para aquellos que no quieren decidir lo que escuchar. Es un concepto de streaming musical basado en la radio tradicional, y, curiosamente, a pesar de la falta de libertad en comparación con Spotify, por ejemplo, la gente lo usa. La compañía se enfocó en otro tipo de usuario y ganó. La cuestión ahora es cuándo se decidirá a expandirse más allá de Estados Unidos y, por supuesto, si lograría tal aceptación en escenarios donde ya hay otros servicios de streaming que ofrecen la posibilidad de generar radios de manera automática.

Plataforma: web (Chrome, Firefox, Internet Explorer, Safari), móvil (Android, iOS, BlackBerry, Windows Phone) y otras
Precio: Gratis o de pago (Pandora One 3,99 dólares por mes)
Usuarios: 69,5 millones de usuarios activos al mes
Países: Estados Unidos
Catálogo: desconocido (los últimos números hablan de 200 millones de canciones reproducidas cada día, aunque suponemos que no serán distintas)

YouTubeyoutube

Es la gran plataforma multimedia de Internet. Podemos encontrar desde discos enteros a canciones que no están en otros servicios de streaming. Rara es la vez que, si buscas algo en concreto que escuchar, no lo encuentres en YouTube. Las listas de reproducción nacieron para facilitar que el usuario consuma música -sea con solo sonido o acompañada de vídeo- desde la plataforma, pero, aun así, no está optimizado para 'escuchar'. Y eso que bastarían unos ajustes -o un 'YouMusic', un esqueje musical- para convertirse en un verdadero gigante del streaming musical. Imaginemos de lo que sería capaz Google con todos los datos que tiene de nosotros. El potencial comercial y la capacidad de recomendación musical son enormes.

Plataforma: web, móvil y tablets
Precio: Gratis
Usuarios: 1000 millones de usuarios únicos al mes
Países: todo el mundo (hay países en los que se censura)
Catálogo: más de 4000 horas de vídeo (y audio) subidas al mes

Los hermanos menores

Aunque a día de hoy no tienen la suficiente fuerza para competir con los servicios arriba citados, estos 'hermanos menores' tienen bastantes posibilidades de crecimiento en el mercado del streaming:

  • AUPEO!. Basado en el concepto de radio automática de Pandora, esta compañía alemana ofrece una lista de reproducción infinita que se genera en torno a nuestro estado de ánimo: feliz, relajado, con ganas de bailar, divertido, melancólico o agresivo son solo algunas variables. Sus más de 900.000 canciones no son una mala opción si solo tenemos claro qué estilo queremos escuchar y cómo nos encontramos.
  • BandCamp. Se trata de una plataforma desde la que los artistas, tras unos sencillos pasos, pueden no solo exponer su música, sino venderla. Bandcamp se queda con el 10 o el 15% de tus beneficios -depende de lo que vendas- y todo lo demás es gratuito. Si alguien se preguntaba si las discográficas tenían razón de ser en el entorno digital, esta compañía puede aportar una buena respuesta; buena para los músicos, buena para los oyentes.
  • SoundCloud. Con más de 20 millones de usuarios registrados -y creciendo-, SoundCloud se está convirtiendo en algo así como el nuevo MySpace. A pesar de que la política de subir versiones de otros artistas es bastante estricta -si no pagas, no puedes subir tu maravilloso cover de "Smoke On The Water"-, es una buena plataforma para descubrir grupos que ni siquiera han grabado un disco. Gracias a su peculiar método de comentarios -que se pueden colocar en un momento concreto de la canción-, bandas reconocidas también están usando este servicio. Ojo con SoundCloud.

Nota: A pesar de que Grooveshark es uno de los servicios de música en streaming más populares, no consideramos su propuesta por ser ilegal. Se trata de encontrar alternativas y construir un nuevo modelo de negocio en el que todas las partes ganen. Y con Grooveshark eso no sucede.