En el día de ayer, Google nos presentó el Administrador de cuentas inactivas, una utilidad que tiene por objetivo ofrecer a los usuarios la posibilidad de fijar su "testamento digital" y programar qué debe hacer Google con su cuenta en caso de una inactividad extremadamente prolongada, es decir, ante casos de fallecimiento. Este recurso es especialmente interesante porque nos permite fijar por adelantado qué debe hacer Google con nuestra cuenta o a quién debe enviar un acceso a nuestros datos antes de proceder a la baja de la cuenta, un proceso que normalmente es bastante tedioso, burocrático y complicado que no todo el mundo conoce. ¿Cómo podemos dar de baja los perfiles en redes sociales de un fallecido?

dar de baja los perfiles en redes sociales de un fallecido

Es una pregunta que uno solamente se plantea si se ve en inmerso en una situación que lo requiere pero, la verdad, no viene mal conocer cómo se debe actuar ante estos casos con la idea de que la información de carácter personal de la persona que ha fallecido se "quede en el aire" o la expensas que el servicio de turno decida que la cuenta ha estado inactiva un tiempo determinado y proceda a su baja automáticamente. Si echamos un vistazo a redes sociales como Twitter o Instagram, este tipo de información no es algo que podamos encontrar fácilmente y anda bastante dispersa entre páginas de ayuda y términos de servicio, así que vamos a intentar resumirla para que tengamos claro lo que debemos hacer.

De todas formas, salvo que Facebook, Instagram, LinkedIn o Twitter decidan adoptar una medida similar al Administrador de cuentas inactivas de Google y, claro está, los usuarios dediquen tiempo a configurar su "testamento digital", para llevar a cabo la baja necesitaremos disponer del certificado de defunción de la persona a la que queremos dar de baja y también tendremos que armarnos de paciencia porque, a pesar de vivir en un mundo digital, estos procedimientos para dar de baja los perfiles en redes sociales de un fallecido acaban terminando en en el intercambio de documentos por correo postal.

Yahoo! y sus servicios

Yahoo! es mucho más estricto y dentro de sus términos de servicio recoge que nuestra cuenta es de uso personal e intransferible hasta el momento de nuestra muerte. Con esto quiere decir que no cederá nuestras credenciales a un tercero y, en caso de fallecimiento, habrá que enviar formalmente una solicitud para la baja o para que un familiar directo reciba las credenciales de acceso a nuestra cuenta para revisar asuntos pendientes.

Esta norma afecta a Flickr, por tanto, será necesario el envío por correo postal de la solicitud junto al parte oficial de defunción.

LinkedIn

En el caso de LinkedIn tendremos que contactar con el servicio a través de un formulario que requerirá nuestra firma y que servirá para notificar a esta red social profesional que hemos visto activo un perfil de una persona ya fallecida y, por tanto, informamos de que es necesario retirar el perfil.

Planteado así, cualquiera podría cursar la solicitud de cualquiera pero, por seguridad, se requerirá conocer la dirección de correo electrónico con la que se registró la persona que supuestamente ha fallecido y cuyo perfil estamos notificando.

Facebook

Tal y como comentábamos ayer, Facebook pone a disposición de los usuarios un formulario que permite suspender la actividad de una cuenta en caso que su titular haya fallecido. El procedimiento es muy simple y Facebook nos solicitará nuestro grado de filiación al titular de la cuenta (familiar, amigo, etc) y alguna referencia que certifique que la persona ha fallecido (por ejemplo un enlace a una esquela o a un archivo con el parte defunción).

Facebook - dar de baja los perfiles en redes sociales de un fallecido

Si el equipo de Facebook estima la solicitud, la cuenta se suspenderá y se convertirá en una "cuenta conmemorativa", algo así como un muro-homenaje a dicho usuario.

Twitter

En el caso de querer dar de baja el perfil de Twitter de una persona que ha fallecido tendremos dos opciones posibles. Por un lado, esperar a que se declare la cuenta como inactiva o bien hacerlo de manera proactiva siguiendo el procedimiento que Twitter describe en el que, básicamente, tendremos que enviar por correo postal o por fax documentos e información a las oficinas de Twitter en San Francisco.

Una vez remitida la documentación, Twitter se encargará de revisarla y decidirá si procede o no a la baja del perfil o a enviarnos las credenciales de acceso al mismo.

Instagram

El procedimiento de baja de Instagram de un usuario fallecido es, a simple vista, algo más simple puesto que requiere un primer contacto a través de correo electrónico (a support@instagram.com) y, a partir de ahí, el servicio se pondrá en contacto con el solicitante para pedirle los datos y documentos necesarios para dar las credenciales de acceso a la cuenta o cursar la baja.

Google

En el caso que el usuario no haya utilizado el Administrador de cuentas inactivas de Google, el procedimiento de gestión de la cuenta se complica bastante. Si bien está tipificado para el acceso a Gmail, es decir, solicitar las credenciales de acceso al buzón de correo de la persona fallecida, en general, se puede extrapolar para el acceso a la cuenta y, si le echamos un vistazo, veremos que enviemos por fax o por correo postal (a la sede de Mountain View, California) los documentos y datos que se indican.

Tras el envío, Google procederá a estudiar la petición y determinará si nos brinda o no el acceso a la cuenta de correo que hemos solicitado.