¡No te pierdas nuestro contenido!

Muchos se están refiriendo a Google Keep como “la respuesta” de Google a Evernote, el popular anotador en la nube que tiene tantos fanáticos alrededor del globo. Por eso, y para eliminar las dudas que comienzan a surgir, decidimos hacer una comparativa entre Google Keep y Evernote, y mostrarles cinco motivos por los que Evernote es mejor que Google Keep. Claro está, tenemos más tiempo de uso de Evernote que del flamante anotador del gigante de los buscadores, pero sí podemos decir que hay cosas de Evernote que nos encantan y que simplemente no están replicadas en Keep.

Google Keep

Y también hay que considerar un punto importante: Evernote cuenta con una comunidad de usuarios fanatizada, no porque les hayan pagado sino porque el uso de la herramienta realmente les ha revolucionado la vida, que vienen gestionando desde hace alrededor de cinco años. Google es una compañía que recién se mete en el juego, y que es capaz de generar tanto amor como odio por los mismos motivos. En esencia, los dos servicios hacen lo mismo, pero la diferencia está en los detalles, y eso es lo que vamos a revisar ahora.

1. Evernote no desaparecerá

Me parece importante arrancar por este punto. Hace algunas semanas, en su famosa “limpieza de primavera”, Google desenchufó uno de sus proyectos más amados por los usuarios, Reader, el lector de feeds RSS por excelencia. Con el correr de los años, fueron varias las divisiones y proyectos que llegaron al final de sus días no solamente por un rendimiento que no cumplió las expectativas, sino además por una reorganización de recursos hacia áreas que Google considera más relevantes. Esto, por supuesto, también le puede ocurrir a Google Keep.

Hace algunos años, la compañía del buscador tenía un producto similar que se llamaba Google Notebook y también este sufrió bajo el hachazo de primavera. ¿Qué tipo de seguridad tenemos con Google Keep? Bueno, si somos sinceros, en realidad no tenemos demasiada, y más si consideramos el historial de Google con productos de este estilo. Con Evernote, la situación es completamente distinta.

Evernote es una compañía dedicada a un producto en particular, no como Google. Y como tal, están constantemente mejorándose, sumando funcionalidades y mejorías para los usuarios. Hace cinco años que arrancaron y lograron posicionarse prácticamente como los líderes del mercado, brindando un producto de calidad sin necesidad de tener que imponerse a usuarios de otros servicios (como podría llegar a hacerlo Google con los usuarios de Drive). Por ponerlo en términos más simples: considerando el comportamiento pasado de Google, hay más chances de que cierre Keep, de que cierre Evernote. Esa es la realidad.

2. Evernote cuenta con más funcionalidades

Puede que este argumento ya no sea válido dentro de algunos meses, pero hoy en día, Evernote es ciertamente una aplicación más completa que Google Keep. Han tenido años para desarrollar e implementar funcionalidades que se terminaron convirtiendo en favoritas del público, y si bien esencialmente Keep hace lo mismo, la diferencia está en detalles cruciales que evaluaremos a continuación.

Evernote

Por un lado, la edición de texto en Keep es en texto plano, mientras que Evernote nos permite agregar formato a nuestras notas. Las listas o checklists, que en Evernote podemos agregar dentro de una nota, son consideradas como un formato completamente diferente en Keep. Y esto, creo, puede llegar a ser problemático. Por otro lado, no podemos agregar capturas de páginas web como en Evernote, no se pueden adjuntar documentos realizados en Word y Excel, no tiene integración con Google Tasks, y el trabajo colaborativo en la plataforma es un parto. En lo que se refiere a funciones, Evernote es claramente más rico y diverso.

Los de Google irán sumando funcionalidades, eso es obvio, pero en un primer momento, Evernote es líder. Hablando solamente de las cosas que podemos hacer, están en ligas completamente diferentes, Keep nos permite hacer otras cosas pero básicamente, es una función más de Google Drive –y es algo que veremos en algunas líneas-.

3. La batería de aplicaciones es más completa en Evernote

Es obvio que, al ser un producto de Google, Keep está disponible primero para Android. Seguramente lanzarán versiones aptas para iOS pronto, pero no es el punto. ¿Qué tan buenas serán esas aplicaciones? En mi caso, por ejemplo, soy usuaria tanto de iOS y Mac tanto como de Windows e iOS. Y sé que con Keep no podré tener una experiencia completa en todos mis dispositivos. Para obtener una versión decente de Gmail para iPad tuvimos que esperar años. No está mal sospechar que sucederá lo mismo con Keep.

Una comparativa entre Google Keep y Evernote tiene que considerar además todo el ecosistema que se puede generar a su alrededor. En este sentido, Evernote tiene todas las cartas a su favor. Tiene aplicaciones para básicamente cualquier sistema operativo vigente, y son aplicaciones que valen la pena, que funcionan muy bien, y que están adaptadas para los diferentes dispositivos. Su aplicación de iPad está perfectamente adaptada, así como también la de Android. Y todas se sincronizan sin problemas con su aplicación de escritorio, disponible tanto para Windows como para Mac.

Google Keep, por otra parte, no tiene aplicaciones de escritorio y se debe acceder directamente desde Drive, lo que simboliza, por parte de la empresa, otro empuje a su suite de aplicaciones y almacenamiento en la nube. Nuestras notas consumirán nuestro espacio en Google Drive, pero nos estamos adelantando. Evernote simplemente cubre más aristas en un entorno cada vez más complicado, donde se mezclan diferentes sistemas operativos en las costumbres de un único usuario.

4. No conviene tener todo centralizado

Mencionamos ya varias veces el hecho de Google Keep como parte íntegra de Drive. Lo cierto es que Google Drive es una excelente forma de guardar nuestros archivos en la nube, además de poder disfrutar de diferentes aplicaciones desde cualquier lugar, solamente ingresando con nuestra cuenta de Google. ¿Pero realmente queremos tener todo tan centralizado?

Google Keep

Si consideramos realmente a Keep como un reemplazo de Evernote –que no lo es, al menos no aún- ¿dónde podremos guardar nuestros backups de Google Docs? ¿Cómo haremos para paliar la ausencia de aplicaciones? Pero, y lo más importantes de todo, ¿qué hacemos si algún día Google decide borrar nuestra cuenta por error? (Ha pasado). ¿Qué pasa si ya tenemos casi al máximo nuestra capacidad de almacenamiento en Drive, dado que lo usamos con otro propósito? Siempre tenemos la posibilidad de comprar espacio, pero cabe que no queramos hacerlo. También existen riesgos de seguridad. Simplemente, tener todo centralizado suena a mala idea, pero es justamente lo que se hará, dado que Keep forma parte de Drive y no podemos acceder a él de forma independiente.

5. Evernote tiene una mejor interfaz web

Cerramos nuestra comparativa entre Google Keep y Evernote con un vistazo a las interfaces web que tienen los dos. En estos momentos, Keep se puede acceder tanto desde la web (entrado por Drive) o desde la aplicación de Android, que si bien puede ser retocada un poco, es funcional. La interfaz web, por otro lado, es tan minimalista que francamente parece un boceto, y que no puede ni llegar a los talones de la más desarrollada Evernote. Como dijimos, están jugando en ligas diferentes.

Si es que optamos por usar la versión web de Evernote, aunque tenemos toda una serie de aplicaciones para hacerlo hasta desde la heladera, no nos encontraremos con algo tan básico como Keep. Y los de Google ciertamente no buscarán mejorarlo, dado que en lo que se refiere a tendencias de diseño, están buscando mantener todo muy sobrio y simplista, aún corriendo el riesgo, caso demostrado con Keep, de hacer una plataforma para nada funcional.

¿Nos gusta Google Keep? Pues , es una plataforma interesante que puede tener mucho potencial. ¿Es mejor que Evernote? Después de nuestra comparativa entre Google Keep y Evernote, podemos decir que al flamante producto del buscador le faltan algunos años de maduración para poder jugar de igual a igual con Evernote.