Razones para tener blogs hay muchas. Podemos querer comunicar información empresarial, convertirnos en un medio independiente, hacer un diario de viaje para que lean nuestra familia y amigos. Pero hay algo que tiene que ser una constante, sin importar la temática de nuestra publicación: tenemos que hacer respaldos periódicos para proteger el contenido que publicamos. Por eso, en el día de hoy hablaremos sobre de cómo hacer un backup de un blog de diferentes maneras.

Blog

Todo puede suceder, sobre todo sin consideramos que, en caso de un desperfecto, podemos perder todo nuestro contenido. Hacer un backup de un blog es de hecho bastante simple, y la asiduidad de cómo lo hagamos dependerá del uso que tengamos de nuestro blog. Por ejemplo, si hacemos actualizaciones diarias, entonces nos va a convenir hacer también un respaldo diario de nuestro contenido. Esto dependerá, por supuesto, de las necesidades que tengamos nosotros, y del tipo de blog que tengamos. Pero avancemos con una guía sobre cómo hacer un backup de un blog.

En primer lugar, lo podemos hacer desde la misma plataforma de blogging que estemos utilizando, al menos, si se trata de WordPress y Blogger que son las más comunes. En el caso de WordPress, lo que podemos hacer es activar directamente la opción desde el dashboard de la plataforma, una vez que nos hemos registrado con nuestro nombre de usuario. En nuestro panel, en la sección de Herramientas, seleccionamos “Exportar” para poder hacer un respaldo de nuestro contenido. Ahora bien, existe otra posibilidad, y es que tengamos un blog con un theme propio, además de estar hosteado en un lugar diferente. Para hacer un respaldo de este blog, lo que tendremos que hacer es iniciar sesión en nuestra cuenta de hosting, y esto dependerá de cada proveedor. Usualmente, en el panel de control vamos a encontrar alguna forma de hacer backup que también es bastante clara.

En el caso de Blogger, las cosas son aún más simples. Para poder hacer un respaldo de nuestro contenido, tendremos que acceder desde nuestro panel de control, hacer clic en la configuración, en las herramientas del Blog, y luego también en Exportar. Si estamos experimentando algunas dificultades, a no desesperar: los de Blogger también cuentan con una guía práctica que se puede consultar en caso de quedarnos trabados en una parte del procedimiento. También los de WordPress cuentan con una guía para los blogs hosteados en un servidor independiente en su Codex.

Estas son las formas más fáciles y simples de hacerlo. Ahora quedan las dudas sobre dónde guardar el backup de nuestro blog. Es también simple y tenemos varias alternativas. Por un lado, tenemos las tan promocionadas opciones en la nube, como Dropbox, Google Drive y Skydrive de Microsoft. Esta es una buena idea si estamos siempre en movimiento y queremos guardarlo en un lugar bien accesible en caso de catástrofe (para bloggers). También se pueden guardar en diferentes dispositivos que se pueden llevar con nosotros, dependiendo, por supuesto, de la cantidad de posts que estemos respaldando.