Hace algún tiempo dedicamos algunas notas a hablar de los procesos de migración a software libre y los factores que debíamos tener en cuenta a la hora de apostar por la implantación de software libre en nuestra empresa, ya fuese de una manera integral o sustituyendo aplicaciones concretas. Migrar de manera gradual, buscando alternativas en software libre a las aplicaciones que utilizamos, puede ser un buen punto de partida para este tipo de procesos puesto que, entre otras cosas, tienen un impacto mucho más pequeño y, por ejemplo, grandes organizaciones (como el Gobierno de Francia por ejemplo) suelen optar por este camino porque les permite cierto margen de flexibilidad al combinar software privativo y libre en un mismo escenario.

5 alternativas en software libre a aplicaciones que usamos a diario

¿Y qué aplicaciones podríamos sustituir? ¿Qué alternativas en software libre podemos encontrar? Gracias a la comunidad que trabaja en proyectos de software libre, cada vez son más las opciones que podemos encontrar que nos permiten sustituir, con bastante solvencia, aplicaciones privativas que, en muchos casos, suponen importantes desembolsos económicos en la compra/renovación de licencias.

Quizás, a primera vista, el coste de una licencia no nos parezca un coste muy elevado pero si multiplicamos el coste de cada puesto de trabajo (sistema operativo, aplicaciones de ofimática, licencias de antivirus, herramientas de gestión de proyectos, etc) por el número de puestos de trabajo de una compañía estaríamos hablando de un coste importante. Y si nos planteamos sustituir una aplicación solamente, en conjunto nos enfrentaríamos a un ahorro muy interesante (máxime en los tiempos en los que nos movemos).

Sobre alternativas en software libre de aplicaciones que usamos a diario hemos hablado en un par de ocasiones y, siguiendo por la misma senda, vamos a dedicar unos minutos a conocer algunas alternativas en software libre más que, quizás, podrían sernos de utilidad para sustituir algunas de las aplicaciones que utilizamos:

Scilab

Scilab es una aplicación orientada a la realización de cálculos matemáticos y la programación de alto nivel para cálculos y simulaciones científicas; una aplicación libre que tuvo su origen en el Institut National de Recherche en Informatique et Automatique y École Nationale des Ponts et Chaussées de Francia en 1990 y desde julio de 2012 se desarrolla en el seno de una compañía, Scilab Enterprises.

¿Simulaciones y cálculos matemáticos? Efectivamente, con una definición así Scilab puede ser una curiosa alternativa a una de las aplicaciones "clásicas" dentro del mundo de la ingeniería y de otras muchas disciplinas: Matlab. Grafos, álgebra lineal, representaciones gráficas en 2D y 3D, ecuaciones diferenciales o tratamiento de señales son algunos de los cálculos y funciones que incluye Scilab y, para un amplio espectro de escenarios, puede evitar que tengamos que recurrir a Matlab.

FreeMind

FreeMind es una aplicación desarrollada en Java que nos ofrece la posibilidad de realizar mapas mentales y esquemas, un recurso interesante para plasmar las conclusiones e ideas generadas durante una reunión, una toma de requisitos o una sesión de brainstorming.

Este tipo de esquemas, normalmente, terminan haciéndose con diapositivas de Power Point o con Visio, sin embargo FreeMind nos ofrece una alternativa plenamente funcional y gratuita para plasmar ideas, esquemas y todo lo que podemos llegar a revisar en una reunión de una manera muy cómoda y simple.

Open Workbench

Open Workbench es una aplicación de escritorio orientada hacia la gestión y planificación de proyectos. Cuando hablamos de gestión de proyectos, uno de los primeros nombres que nos viene a la cabeza es Microsoft Project, la herramienta de Microsoft que tan extendida está en el sector empresarial.

Si bien hay que reconocer que Microsoft Project es una aplicación muy potente, no siempre es la más idónea para realizar, simplemente, una planificación mediante un diagrama de Gantt o una descomposición del proyecto en paquetes de trabajo mediante un esquema WBS. Con esto no quiero decir que Microsoft Project no sirva para realizar este cometido sino que, quizás, es una herramienta muy potente y amplia como para usarla únicamente para dichos menesteres y, por tanto, puede ser interesante buscar alternativas como Workbench.

Si bien la aplicación lleva tiempo estancada y sin actualizarse, nos permite realizar la planificación de un proyecto, establecer la dependencia entre tareas y realizar el seguimiento de las mismas.

OpenProj

OpenProj es otra alternativa a Microsoft Project que se centra en la planificación de proyectos mediante la representación en Diagrama de Gantt. Con OpenProj podremos realizar la definición de las tareas, ajustar el calendario del proyecto, definir la dependencia entre las tareas y calcular el camino crítico del proyecto.

También podremos obtener un diagrama de red con las tareas y realizar asignaciones de recursos a las tareas para realizar una planificación lo más completa posible a un coste más que razonable.

NeoOffice

NeoOffice es una curiosa alternativa a Microsoft Office para Mac OS X aunque para este sistema operativo encontremos versiones de OpenOffice y LibreOffice disponibles. Cuando este proyecto arrancó en el año 2003, la situación era muy distinta y en Mac no existían aplicaciones de ofimática libres.

Esta alternativa nos ofrece una suite ofimática orientada al 100% al usuario de Mac y, por tanto, mejora algunos detalles de OpenOffice y LibreOffice en esta plataforma, por ejemplo, nos permitirá ejecutar las aplicaciones pantalla completa o usar algunas funciones y recursos nativos del sistema.