Siendo el navegador más utilizado -parece mentira que el reinado de Internet Explorer haya llegado a su fin- de la actualidad, Google Chrome cuenta además con una comunidad de desarrolladores que fue capaz de plantarle cara y superar también a Firefox y a una de sus mayores armas: Las extensiones. Muchos complementos de Chrome hemos analizado y probado en Bitelia, el último, Papercuts, otra utilidad para tomar notas sin salir del navegador.

Papercuts

Papercuts siempre está visible, en forma de icono que se coloca con el resto de extensiones y en el que tras acceder podemos añadir nuevas notas. Otra posibilidad es utilizar el menú contextual tras seleccionar cualquier texto en el navegador. Las notas pueden tener etiquetas y en todo momento podemos copiarlas de nuevo al portapapeles, con el objetivo de retomar términos guardados anteriormente que tal vez queramos buscar en Internet.

De hecho, esa es la forma de trabajar de Papercuts y su filosofía: Tener un sitio donde guardar todos esos términos que tal vez no tenemos para ver en un momento determinado pero que no nos gustaría perder. Si esto pasa, basta con guardarlo mediante el menú contextual. En nuestro descanso del trabajo o por ejemplo cuando hemos llegado a casa, basta con acceder a las notas y copiarlas de vuelta al portapapeles. Efectivamente, cuando hemos llegado a casa, ya que lo que realmente destaca en la aplicación es que podemos utilizar la opción de sincronización nativa en Chrome para no perder nunca los contenidos.

En cuanto a las opciones, son meramente de personalización. Accediendo a las mismas nos encontramos con la posibilidad de activar y desactivar los tooltips o de hacer que el popup se cierre de forma automática cuando hemos realizado una copia (algo muy útil y activado por defecto) además de poder cambiar el ancho de letra y el color de fondo entre los tonos básicos o personalizados gracias a código hexadecimal.