¡No te pierdas nuestro contenido!

En varias oportunidades les hemos contado cuáles son las mejores formas de leer libros electrónicos desde una infinidad de dispositivos. La forma más cómoda y popular es a través de un ebook reader o lector de libros electrónicos, como puede ser por ejemplo el Kindle o el Nook, entre otros aparatos. Pero además, podemos leer a través de aplicaciones que se encuentran en varios dispositivos diferentes: el iPad hasta tiene su propia tienda de ebooks, que se puede leer con una bella interfaz, y Amazon tiene aplicaciones multiplataforma para poder sincronizar nuestras lecturas entre nuestros smartphones, PC y otros dispositivos. Ahora bien, ¿qué sucede cuando tenemos Android y, claramente, no hacemos compras a través de Amazon? Una potente nueva opción es la aplicación Fabrik, que nos brinda una propuesta interesante.

Esta aplicación para los móviles con Android a partir de 2.2 dice ser la opción más hermosa y elegante app para leer ebooks desde tu nube de Dropbox. Existen muchas formas en las que podemos usar el popular servicio de almacenamiento en la nube para hacer un backup de nuestros libros, pero con esta app podemos guardarlos y accederlos directamente desde nuestro móvil para leer mientras estamos viajando hacia la oficina o la universidad, por ejemplo, usando un dispositivo de todos los días y no un aparato especial –si es que no queremos tener muchos gadgets dando vueltas-.

Con un pensamiento que, estamos de acuerdo, nos permite salir de la “caja” tradicional con la que nos acercamos a la lectura de los libros electrónicos, Fabrik usa un servicio que probablemente tenemos todos para darle una vuelta de tuerca. Cuenta con una interfaz minimalista y fácil de comprender a los pocos minutos, que no tendremos problemas en utilizar si ya tenemos una experiencia previa con otras aplicaciones de la misma índole, como Aldiko por ejemplo. Y, por supuesto, cuenta con los obvios beneficios de tener una sincronización constante en la nube: si subimos un libro a nuestra cuenta de Dropbox, vamos a poder tener el libro accesible en poco tiempo –dependiendo, obviamente, de la velocidad de nuestra red y del tamaño del archivo, que en caso de los ebooks no suele llegar al megabyte-.

Otro aspecto interesante a destacar es que Fabrik cuenta con soporte para los formatos más populares de ebooks que podemos encontrar en internet. Así, por ejemplo, tenemos la posibilidad de leer ePUB, pero también de leer MOBI, el formato de Amazon que generalmente nos da problemas si estamos en un lector que no es un Kindle. En casos normales, lo que generalmente se hace es recurrir a un programa de conversión, preferentemente Calibre –que, además, nos permite ordenar nuestra biblioteca digital- pero si estamos usando Fabrik, no vamos a tener este problema que, si bien no es tan grave, nos puede consumir algunos minutos debido a la incompatibilidad de dispositivos. La idea de Fabrik es que nosotros tengamos una experiencia sin ningún tipo de baches, y para lograr esto la compatibilidad de los formatos es fundamental.

Además, Fabrik pone en la palestra la importancia de la sincronización de la lectura. ¿A qué nos referimos con esto? Con la posibilidad de tener una experiencia de lectura que vaya más allá de un simple dispositivo, y que nos permita acceder por ejemplo a nuestros marcadores –la página donde dejamos de leer- desde cualquier lugar donde accedamos después. Gracias a la integración con Dropbox, podemos guardar no solamente nuestros libros sino también nuestro progreso de lectura. Así, por ejemplo, podemos leer entre varios dispositivos Android sin tener que estar buscando la página donde nos quedamos. Esto se realiza de forma automática para tener que evitar hacer interrupciones en la lectura. Y hablando de sincronización entre diferentes dispositivos, Fabrik también está optimizada para tablets con Android, a través de una interfaz de lectura de dos columnas que realmente se ve muy bella.

Fabrik también nos permite acceder a varias opciones de personalización que están presentes en casi todas las aplicaciones de este estilo: fuentes, tamaño de texto, espaciado, brillo de la pantalla, modo nocturno, y más. además, de la misma forma que Kobo, tiene algunas funcionalidades sociales que nos permiten compartir nuestro progreso de lectura con nuestros amigos. Y, cuando subimos un libro a Dropbox sin metadatos, Fabrik realiza una búsqueda de internet para obtener algunos detalles como, por ejemplo, la tapa del libro.

En definitiva, Fabrik es una propuesta que podíamos obtener con un poco más de esfuerzo –siempre pudimos almacenar y leer libros desde Dropbox, pero no con este nivel de comodidad- y que ahora está disponible para leer de cualquier forma. Con funcionalidades atractivas que aprenden de las mejores aplicaciones disponibles del mercado, sin ser restrictiva, está disponible de forma gratuita en Google Play.