¡No te pierdas nuestro contenido!

¡Por fin es viernes! Como sabéis, todos los viernes trato de escribir una nota con la que empezar el fin de semana de buena gana: La semana laboral ha terminado y aunque tengamos que atender a otras obligaciones, seguramente podamos sacar un momento para disfrutar de nuestro ordenador y de contenidos como vídeos, textos o música. Y en la música hay actualmente un servicio que destaca respecto al resto: Spotify. Y Equalify trata de cubrir una de las características de las que aún no dispone.

Equalify

Spotify es el más popular de los servicios de música en streaming, y por eso en Bitelia tratamos de hacer un seguimiento de todas las novedades que van surgiendo al respecto. Solemos, por ejemplo, comentar las aplicaciones que van apareciendo dentro del propio ecosistema de Spotify, o hablar de complementos de terceros que nos ayudan a hacer más llevadero su uso. Hoy hablo de una nueva utilidad que puede meterse en ese saco.

Equalify es una utilidad que hará las delicias de los más exigentes, ya que añade un ecualizador de diez bandas con el que controlar el sonido de Spotify y dejarlo a nuestro gusto.

Es importante que a la hora de instalarlo cerremos por completo Spotify para que el setup pueda proseguir sin problemas. La aplicación va totalmente aparte de Spotify, pero se integra perfectamente con el servicio de streaming y su aplicación para Windows una vez lo hemos instalado. Al lanzar Spotify, basta con que comencemos a reproducir para ver como el equalizador se abre. Podemos ver la opción de ecualizador a la derecha de la barra de búsqueda, en la parte superior de la aplicación.

Respecto al funcionamiento, el equalizador se controla igual que cualquier otro, ajustando una a una las diez bandas disponibles de cara a dejar el sonido a nuestro gusto. Equalify permite además guardar configuraciones y recuperarlas para mejorar el sonido dependiendo del estilo musical que estemos escuchando y cambiar entre perfiles si por ejemplo escuchamos rock o dance. La mala noticia es que de momento sólo está disponible para Windows, quedando fuera el resto de sistemas operativos.