¡No te pierdas nuestro contenido!

Hasta hace poco era imposible relizar una copia de seguridad completa en terminales Android a no ser que fueramos root. Vayamos por partes. ¿Qué es ser root? Ser root es la posibilidad de acceder a todos los archivos y configuraciones del sistema como si fueramos un super usuario, un administrador que puede cambiar lo que haga falta. En Android el acceso está limitado por temas de seguridad. Por ejemplo, una aplicación con código malicioso podría aprovecharse de nuestros permisos de super usuario y borrar archivos necesarios para el arranque del mismo.

Android-Ice Cream

Eso, a no ser que instalemos aplicaciones de lugares no seguros, externos a tiendas como Google Play o Amazon, no debería pasar en ningún caso. Habiéndonos quitado el miedo, continuamos. ¿Qué ventajas tiene ser root? Pues precisamente, modificar ciertos aspectos del sistema para dejarlo a nuestro gusto. Si habéis leido algo al respecto, sabréis que hay una comunidad de desarrolladores que ofrecen cientos de ROMs diferentes para cada terminal, versiones modificadas de Android que son posibles gracias a que el código fuente es abierto.

Volviendo al tema principal del artículo, la imposibilidad de realizar copias de seguridad completas, hay que matizar algo. Siempre fue posible realizar copias de seguridad de aplicaciones, pero no de sus datos. Algo tan básico como guardar las aplicaciones que utilizamos y todos los datos de las mismas, tales como usuarios asociados o configuraciones, era imposible hasta ahora. Eso ha cambiado gracias a Simple ADB Backup, uno de los programas más sencillos para hacerlo, pero que necesita sistemas con Android 4.0 o superior.

Fraguado, como no, en los foros de XDA-Developers y disponible para sistemas Windows y Linux, Simple ADB Backup nos permite realizar las siguientes acciones:

  • Copia de seguridad de aplicaciones de usuario
  • Copia de seguridad de aplicaciones de usuario y del sistema
  • Copia de seguridad de los datos de aplicaciones
  • Copia de seguridad de aplicaciones
  • Copia de seguridad de archivos del dispositivo y de la tarjeta SD
  • Copia de seguridad selectiva
  • Restauración

Los archivos copiados se guardarán en un directorio de nuestra elección, uno que sólo debería estar a nuestro alcance debido a que seguramente estémos guardando datos de aplicaciones que además incluyen información de login en servicios web.

Utilizar la aplicación no tiene mucho misterio, aunque hay que tener en cuenta que para hacerlo necesitamos activar previamente la opción de USB Debugging, dentro del menú de opciones de desarrollador en la configuración de Android.

Entonces, será el propio Android el que nos preguntará por una contraseña, para proteger esos datos críticos de los que hablábamos, antes de empezar la copia. Basta con escribirla, y recordarla, por supuesto, para comenzar una operación que durará más o menos dependiendo de la opción seleccionada.