Pese a que muchos hemos adoptado Google Chrome como navegador principal, siendo en parte esos usuarios que ha hecho que llegue a ser líder por encima de Firefox, seguramente antes hayamos utilizado el navegador de Mozilla, cuando Internet Explorer dejaba tanto que desear que comenzó su declive. Google tomó muchos elementos de Mozilla Firefox y los utilizó en un navegador con prácticamente las mismas funcionalidades desde el principio pero que siempre fue más minimalista.

Motores busqueda

Ese minimalismo hizo que las dos barras clásicas de Firefox, la de direcciones y la de búsqueda, se fusionaran en un único elemento que nos permitía tanto encontrar contenidos como explorar páginas de las que ya teníamos dirección URL. Su nombre, la Omnibar, y es en toda regla una de las mejores bazas de Google para vendernos su navegador, aunque de entrada puede ser más complicada de utilizar que las barras de Firefox, según para qué cosas.

Por ejemplo, Firefox nos proporciona una barra de búsqueda en la que podemos seleccionar el motor de búsqueda mediante un desplegable. Chrome permite por supuesto buscar a través del motor que queramos, pero para ello hay que editar la lista de motores y seleccionar manualmente el deseado. ¿O no? Pues no exactamente, ya que Google Chrome nos permite buscar en cualquier buscador de una manera muy cómoda y sencilla: Mediante keywords o palabras clave que activarán uno u otro motor.

El planteamiento es tan sencillo que basta ver cómo funciona internamente para empezar a utilizarlo. Para comprenderlo tenemos que ir a la pantalla de configuración de motores de búsqueda, algo que conseguimos utilizando el menú contextual de la Omnibar y accediendo a la opción administrar motores de búsqueda.

Una vez allí nos encontramos con la sección de motores por defecto y de motores de usuario, además de una tercera adicional donde podremos crear nuevos accesos. Pues bien, las tres secciones se dividen a su vez en tres parámetros por cada entrada o motor:

  • Nombre identificativo del motor de búsqueda. Por ejemplo, Google, o Bitelia.

  • Palabra clave o keyword, el término que queremos utilizar para acceder rápidamente al buscador, como ahora veremos.

  • URL mediante la que se accede al motor de búsqueda, incluyendo %s en el lugar donde introduciremos nestras consultas, por ejemplo, http://bitelia.com/?s=%s

Por defecto, cuando utilizamos un buscador, Chrome añade su dirección a la lista de buscadores, para que podamos acceder al introducir la dirección de la página, pero vamos a crear uno de ejemplo, por ejemplo para buscar los contenidos de este blog. Los parámetros a introducir son los siguientes:

Nombre: Bitelia
Keyword: bitelia
URL: http://bitelia.com/?s=%s

Una vez lo tenemos creado, pulsamos OK. No hace falta que lo marquemos como el buscador por defecto, ya que damos por hecho que vamos a utilizar un motor de búsqueda general como Google o Duck Duck Go.

¿Cómo accedemos al motor de búsqueda recién configurado? Muy fácil. Basta con posicionarnos en la Omnibar e introducir la palabra clave que hemos utilizado, bitelia, seguida de una pulsación a la tecla Tab o Espacio. Automáticamente Chrome nos indicará que estamos buscando en un motor de búsqueda personalizado. Tan sólo falta introducir el término que queremos buscar, y pulsar la tecla Enter. He aquí el resultado:

Motores busqueda 2

Volver a utilizar el buscador por defecto es tan sencillo como ahorrarnos esa keyword o prefijo, y si por ejemplo solemos acceder a 10 páginas en las que habitualmente realizamos búsquedas, nada nos impide crear diez accesos diferentes con sus correspondientes palabras clave para convertirnos en unos power users de la Omnibar y, por supuesto, ganar valiosos minutos diarios que potenciarán nuestra productividad en la web.