Hace unos meses les presentamos nuestra guía para la creación de contenido en redes sociales. Vamos a insistir –creo que lo repetimos en todos los posts, pero es para memorizarlo- que el contenido es clave a la hora de tener un proyecto web exitoso. Ya sea una web o un emprendimiento en redes sociales, nuestro éxito en posicionamiento o engagement con usuarios dependerá del contenido. Por ende, hoy vamos a destacar por qué es tan importante el contenido, y cuáles son los métodos que mejor funcionan.

Si nuestro contenido es bueno, vamos a poder tener un mejor posicionamiento, y más interacción por parte de nuestros usuarios. Si no es tan bueno, o no está correctamente ejecutado –esto es importante- no lograremos crear el impacto deseado. El contenido que publiquemos tiene que estar actualizado y ser apropiado para la audiencia hacia la que nos dirigimos, y cuanto más contenido actual tengamos, mejor estaremos posicionados en motores de búsqueda como por ejemplo  Google. Con buen contenido, además, y en el caso de publicaciones web, podemos obtener los llamados back links de otras publicaciones respetables a través de los cuales Google nos premiará con una mejor posición. Del lado de las redes sociales, tener buen contenido es premiado a través del EdgeRank de Facebook, y además es un catalizador para obtener más engagement por parte de los usuarios.

¿Por qué es tan importante, entonces? Porque tenemos que considerar que nuestro blog, página o canal de red social es una ventana a nuestra marca. Lo que publiquemos reflejará lo que somos. Me concentraré más para el lado de redes sociales, y les recomiendo que revisen nuestro anterior post sobre SEO y SEM y las mejores formas de optimizar nuestras prácticas. En el ámbito de Social Media, el contenido reflejará el éxito de una página. Al menos, en mi opinión: entiendo que otras personas tienen un acercamiento mucho más numérico a las páginas de Facebook o de Twitter, pero lo que es importante destacar es que con nuestro contenido estamos reflejando la imagen de la marca que representamos.

Para poder crear contenido genial que genere engagement, tenemos que tener en cuenta algunas claves. Son mucho más generales que las que hemos mencionado anteriormente, pero pueden ser aplicadas para generar un mejor rendimiento de nuestra estrategia. Estas claves son:

  • Exclusividad: tenemos que tener contenido e información que nuestros seguidores no encuentren en ningún otro lado. Por eso, es fundamental que generemos este contenido en relación cercana con nuestro cliente, además de diseñadores, desarrolladores y todo un equipo de trabajo. Darle al usuario algo que no había visto antes es una de nuestras metas como generadores de contenido.

  • Potenciar las imágenes: en relación al punto anterior, aunque algunos sigan insistiendo en que los posts con texto funcionan, es mejor complementar siempre con una imagen. Más allá del algoritmo de Facebook, tenemos que tener en cuenta que el ojo humano obviamente se siente más atraído por las imágenes. Y más si son completamente atractivas. Para esto tenemos que tener los recursos, pero también podemos usar imágenes con licencias Creative Commons obtenidas de internet.

  • Rapidez: otro aspecto a considerar es que no solamente tenemos que ofrecer contenido único, sino que tenemos que hacerlo de forma rápida. Si somos lentos en informar, sea lo que sea, terminaremos generando una sensación de malestar entre nuestros usuarios. Además, teniendo en cuenta que todo es visible en las redes sociales, tenemos que dar la cara siempre, sin escapar hasta de los comentarios más virulentos.

  • Corrección gramatical: finalmente, uno de los pecados más grandes del Community Manager es escribir mal. Y, aunque parezca una obviedad, es sorprendente cómo se sigue haciendo y viendo horrores de ortografía. Tanto para la redacción de contenido como de respuestas, tenemos que tener perfección gramatical. Menos de esto, no es negociable. Faltas de ortografía nos juegan en contra a la hora de generar más interacción con nuestros usuarios.

Sobre qué vamos a hablar, eso ya depende de la cuenta. Por supuesto, para generar buen contenido tenemos que tener un conocimiento supremo del producto que estamos manejando, porque,  como en cualquier aspecto de la vida, tenemos que saber de lo que estamos hablando. Pero no pretender que sabemos –eso también podemos hacerlo- sino saberlo verdaderamente, porque tarde o temprano se sabrá si nuestros usuarios están hablando con un experto o con un farsante. Y, en lo que se refiere al contenido, nos puede ahorrar un bochorno en redes sociales.

Y también depende del producto que manejemos las cualidades que tendremos de contenido. Las marcas más masivas quizás hasta están un poco más limitadas que las pequeñas, porque pueden tener más complicaciones a la hora de ser más “experimentales”. Pero nunca olvidemos el aspecto lúdico de la generación de contenido: tenemos que divertirnos mientras lo hacemos, para también divertir a quien nos lee. Al final del día, escribir –artículos, poemas y hasta contenido para redes sociales, créase o no- es una actividad que involucra nuestras emociones. Y esto se puede leer en el contenido final.