¡No te pierdas nuestro contenido!

Hace unos días Marilín cantó alabanzas para Pocket,  una herramienta que nos permite almacenar artículos y links que encontramos en la web para leerlos más tarde. De hecho, solía llamarse Read It Later, pero sufrió una transformación –para mejor, claramente- que incluyó el nombre y la dotó de nuevas funcionalidades interesantes. Hoy en día, tenemos una enorme cantidad de información para procesar. Estas herramientas nos ayudan a administrar mejor nuestro tiempo.

Y en el momento en que decimos “mejor administración del tiempo”, también estamos hablando de lo que pudieron intuir gracias al título. Al ser Pocket una herramienta tan práctica, ¿podemos usarla como herramienta laboral? Por supuesto que sí.

Dependerá del tipo de trabajo que tengamos, claro, pero nos pusimos a pensar y se nos ocurrieron algunas cosas para las que podemos usar Pocket en nuestro ambiente de trabajo. Como siempre están más que bienvenidos a dejar sus sugerencias en los comentarios.

  • Relevar información: cuando estamos a punto de hacer un pitch, tenemos que presentar algún informe a nuestros clientes, o cualquier otra cosa que necesite que juntemos una buena cantidad de información, entonces necesitamos una forma de guardarlos mientras los vamos buscando. El clásico Notepad para guardar los links puede funcionar para algunos, pero con Pocket nos ahorramos algunos pasos simplemente haciendo clic en la extensión para el navegador.

  • Reportes: una de las cosas más molestas del universo, al menos en mi opinión, son los reportes de comportamiento de competencia, por ejemplo, en los cuales tenemos que hacer un relevamiento de todas las actividades de la competencia en blogs, sitios, etc.  Lo mismo vale para la propia marca en presencia online, sentimiento en foros, etc. Con Pocket podemos almacenar estas cosas fácilmente.

  • Guardar Videos: ya en la época en la que Pocket se llamaba Read it Later, una gran cantidad de usuarios usaban la aplicación para guardar videos que no se podían ver en un determinado momento. Por ejemplo, cuando estamos en una reunión o tenemos demasiado trabajo. Esto me pasa todo el tiempo y desde que comencé a usar Pocket puedo llegar a casa y pasar una buena media hora mirando todos los videos que almacené durante el día, sin tener que perder tiempo mientras estoy haciendo algo importante.

  • Para generar contenidos: es obvio. Pocket puede servir como una fuente de inspiración cuando estamos curando contenidos para redes sociales o cuando somos bloggers. Podemos buscar y almacenar artículos de referencia o contenidos interesantes para publicar más tarde. También podemos encontrar cosas en redes sociales como Facebook y Twitter y guardarlas en nuestro bolsillo virtual.

  • Eliminar la procrastinación: perder el tiempo es uno de los grandes males –y una de las mejores bondades- que tiene internet en la oficina. Por eso, cuando no tenemos el tiempo necesario para desconectarnos y mirar la infinidad de videos de gatos haciendo, pues bueno, cosas de gatos, en YouTube, o leer artículos que no están relacionados con nuestro trabajo, podemos guardarlos en Pocket para leerlos cuando sí tenemos tiempo.

Foto: Lester Hein