¡No te pierdas nuestro contenido!

Uno de los dispositivos estrellas de las pasadas navidades, al menos en España, fue el Kindle, el lector de libros electrónicos de Amazon. Este dispositivo, como es lógico, nos permite leer libros en formato electrónico de una manera muy cómoda (además de abrirnos las puertas a los servicios de Amazon y la colección de libros disponibles) y, en muchos casos, ha revivido el interés por la lectura. Además de leer libros, con el Kindle podemos hacer muchas cosas como navegar por la red, consultar la Wikipedia o leer contenidos que encontramos en la red, como por ejemplo un blog (enviando contenidos al Kindle).

Kindle

Tanto en la Chrome Web Store de Google como entre las extensiones para Mozilla Firefox, podemos encontrar un buen número de extensiones para enviar, cómodamente, el contenido de páginas web (blogs, prensa digital, manuales, etc) a nuestro lector de libros electrónicos y, por tanto, leerlos en cualquier lugar y cómodamente desde nuestro dispositivo. La variedad de opciones es grande y, con la idea de mejorar lo presente y ofrecer "algo más", Amazon ha lanzado para Chrome y para Firefox (y próximamente también pretende hacerlo para Safari) una extensión propia llamada Send To Kindle.

Este par de extensiones (que por cierto coinciden en nombre con una de similares características) están disponibles para Firefox y para Chrome y, como nos podremos imaginar, la idea es que nos sirvan para enviar contenidos a nuestro Kindle. Imaginemos que, mientras vamos revisando la prensa digital o los blogs que más nos gustan, encontramos contenidos de interés que, quizás, por falta de tiempo no podamos leer tan detenidamente como se merecieran; la solución es simple, seleccionamos parte del texto (o lo enviamos tal cual) y, al pulsar en el botón de la extensión, enviaremos el texto a Amazon y de ahí a nuestro lector de libros electrónicos.

La extensión está muy bien porque nos permite enviar fragmentos de texto (al seleccionarlos) además de incluir una previsualización de los contenidos para que podamos evaluar cómo quedarían en el Kindle (de la misma forma que con Evernote Clearly podemos limpiar una web del contenido que distrae y, además, facilitar su paso a Evernote). Además, todos los contenidos que enviemos al Kindle quedarán almacenados en la nube de Amazon y almacenarlos en nuestra cuenta (como si fuesen un libro más) y acceder a todo desde la aplicación del Kindle para dispositivos móviles y tabletas.