Ya han pasado varios meses desde que Google lanzase Google Drive, su servicio de almacenamiento en la nube como una evolución del espacio de almacenamiento que teníamos en Google Docs con el añadido de disponer de un cliente de escritorio con el que acceder cómodamente a los archivos. Otro detalle importante de este servicio es, sin duda alguna, el API que permite a los desarrolladores crear servicios y aplicaciones que usan Google Drive, propiciando un interesante ecosistema de aplicaciones y extensiones que podemos encontrar en la Chrome Web Store. Teniendo en cuenta que Google Drive es un servicio de almacenamiento, contar con la posibilidad de almacenar los contenidos que descargamos mientras navegamos puede ser una opción interesante, máxime si podemos hacerlo directamente.

Save to Drive

Si usamos Google Chrome y queremos simplificar el proceso de descarga de algunos contenidos (descargarlos en nuestro ordenador para indicar que se almacenen en la carpeta de Google Drive o tener que moverlos desde la carpeta de descargas a la de Drive) recurrir a la extensión Save to Drive quizás pueda servirnos de mucha ayuda.

¿Y qué nos ofrece Save to Drive? Con esta extensión podremos almacenar directamente en Google Drive imágenes, audio y vídeo en HTML5 (en flash no está soportado) y enlaces que vayamos encontrando por la red. De la misma forma que posicionaríamos el puntero del ratón sobre una imagen y pulsaríamos el botón derecho para activar el menú y seleccionar "guardar imagen como", por ejemplo, si tenemos instalada esta extensión observaremos una nueva entrada en el menú denominada "Guardar imagen en Google Drive" que, directamente, la almacenará en el raíz de nuestro espacio de almacenamiento en Google.

Algo parecido también podremos hacer con los enlaces que encontremos aunque, en el caso de un enlace a una página, la extensión almacena el código HTML del destino, sin embargo, si nos encontramos cualquier enlace de descarga (un documento PDF, un archivo comprimido, etc) sí que se almacena directamente en Google Drive.

La extensión no requiere configuración alguna y aunque pudiese parecer un aspecto favorable, no hay opción a definir una carpeta destino de las descargas y todo se deja en el raíz, por lo que tendremos que ir ordenando los archivos de manera manual. Dejando a un lado este detalle, la extensión es bastante interesante y un buen recurso si usas Google Drive de manera activa.