Vamos a hablarles un poco más sobre los eventos a través de Twitter. La semana pasada les contamos un poco sobre cómo seleccionar el mejor hashtag a la hora de cubrir un evento, pero no hablamos demasiado sobre la cobertura en sí. Hoy vamos a solucionar esto con una guía con las mejores prácticas para realizar la cobertura de un evento a través de redes sociales, más en particular Twitter. Como adelantamos hace unos días, lo primero que tenemos que hacer a la hora de encarar un evento depende de si nosotros –o la marca que representamos- somos los organizadores, o es un evento de terceros.

Lo que diferencia las dos cosas, creo, es algo puramente nominal. Quizás nosotros, por ejemplo, no nos veamos involucrados a la hora de seleccionar un hashtag para representar el evento. Pero igualmente  tenemos que hacer una cobertura dedicada –dependiendo de las necesidades de nuestros clientes-. Ahora bien, más allá de la selección de un buen hashtag, a la hora de hacer una cobertura de un evento por Twitter, tenemos que tener en cuenta algunas claves.

  • Datos interesantes y útiles: algo que tenemos que considerar es que, si estamos en un evento multitudinario, muchas personas van a estar tuiteando al mismo tiempo que nosotros. Nuestra ventaja reside en ser una voz oficial. Por eso tenemos que estar informando sobre cosas interesantes y útiles –por ejemplo, curiosidades sobre algunos de los aspectos del evento, horarios de presentaciones, cantidad de asistentes hasta el momento, mejores formas de aprovechar el día, etcétera-. Estos datos son muy importantes para poder fidelizar a los usuarios que nos están siguiendo y que nos eligen por sobre otras formas de informarse.

  • Velocidad: otro aspecto importante de las coberturas a través de Twitter es la velocidad. No somos un periódico, ni un blog. Nuestros tiempos son diferentes. Por eso, tenemos que ir comentando las cosas apenas van sucediendo. Si estamos desde un móvil, probablemente tengamos que tener los dedos más veloces del condado, lo mismo vale si estamos trabajando desde un ordenador conectado a una red WiFi. Otras personas, como dijimos, van a estar diciendo lo mismo, por lo que además vamos a tener que ser…

  • Creativos: hay una sobreabundancia de comentarios sobre los eventos en un mismo hashtag. A algunos les gusta, a otros no, todos van a comentar lo que está sucediendo. La clave en este caso es ser nosotros mismos y tener una opinión creativa –que, obviamente, no puede dejar mal parada a la marca mientras estamos hablando en su nombre-.

  • Imágenes: las imágenes también son fundamentales a la hora de hacer una cobertura por Twitter. Por eso, recomendamos sincronizar con Twitter la cuenta de Instagram de la marca, que nos permite además sumar filtros para que las imágenes tengan otro tipo de estética –por supuesto, si no tenemos Instagram podemos usar cualquier otro tipo de hosting de imágenes para redes sociales, incluso el del mismo Twitter-. Las imágenes no solamente hacen ver a nuestros seguidores que estamos allí, viviendo el evento, sino que además les permiten experimentarlo de forma vicaria si es que no han podido ir, y descubrir otras cosas si es que están allí.

  • Involucra a los usuarios: no solamente tenemos que pensar en los usuarios que nos están leyendo desde casa. Tenemos que hablar también con los que han venido. Una forma genial de hacer sentir a nuestros asistentes involucrados es a través de las mismas herramientas de difusión que nos da Twitter. Si uno de los usuarios hace un comentario con un consejo sobre el evento, o dice algo interesante, podemos hacer ReTweet para que el resto también se entere. Y, además, para que más personas tengan interés en usar el hashtag.

  • Responde las consultas: además del RT, van a haber otras personas que estén –o no- en el evento y que tengan preguntas. Por eso, es fundamental que revisemos las menciones que tenga la cuenta. No tenemos por qué hacerlo todo el tiempo –de hecho, no podemos concentrarnos en tantas cosas a la vez- pero podemos armar un cronograma con 5 minutos cada hora dedicados a responder las consultas de los usuarios, dependiendo de la duración del evento en el que estamos.

  • Ten un móvil extra: aquí no tenemos algo relacionado con el software pero es fundamental. Si estamos haciendo la cobertura de un evento que dura mucho, entonces lo más probable es que, después de un uso intensivo, agotemos la batería del móvil que estamos usando. Esto se puede remediar llevando una batería extra, un móvil de más, un ordenador o una tableta, dependiendo por supuesto de una conexión a internet decente en el predio del evento.

Esta es meramente una guía con las mejores prácticas; cada uno de nosotros puede ir desarrollando su propia voz a la hora de hacer la cobertura de un evento. Pero les garantizo que es una experiencia muy divertida, y una vez que la probamos por primera vez, no vamos a querer dejar de hacerlo.