Estamos acostumbrados a ver muchos servicios que están recién saliendo y que nos presentan la modalidad de almacenar nuestros archivos en la nube. Les hemos hablado en varias oportunidades sobre qué diferentes opciones tenemos, qué tan seguros están nuestros archivos, y más. En el día de hoy vamos a hablar sobre un nuevo servicio llamado MegaCloud –sí, ¿les suena el nombre? No tiene nada que ver con el simpático Kim Dot Com en este caso- que nos ofrece justamente la posibilidad de guardar nuestras cosas en este enigmático y mágico mundo que es la cloud.

Bajo la premisa de “tus archivos donde quiera que estés”, los de MegaCloud nos ofrecen diferentes planes para poder guardar nuestros archivos. Empezamos por aquí porque me parece que lo más destacable que tiene MegaCloud es la enorme cantidad de espacio que tenemos disponible de entrada, sin tener que recurrir a artimañas –como podemos hacer en Dropbox, donde el almacenamiento gratuito inicial es de 2GB- o a un pago. En MegaCloud tenemos un almacenamiento inicial de 16GB, dividido en 8GB de archivos y otros 8GB de backup. Es importante tener esto en cuenta porque otros servicios, léase Google Drive o Skydrive de Microsoft, nos ofrecen mucho menos.

Para los que acostumbran a pagar –siempre hay que tener en cuenta que no está para nada mal pagar por un buen servicio, sobre todo si se refiere a apps- hay dos planes diferentes. Uno de 100GB que sale U$S10 al mes, y otro de 200GB de U$S20. Estos muchachos quieren que comprendamos la cantidad de espacio que tendríamos disponible de una forma muy práctica: indicándonos la cantidad de canciones, fotografías y películas que podríamos almacenar con determinada cantidad de espacio.

Las funcionalidades de MegaCloud no son para nada innovadoras o revolucionarias más allá del espacio inicial, pero son las siguientes:

  • Espacio de almacenamiento con posibilidades de compartir carpetas, con soporte de aplicaciones en múltiples sistemas operativos y diferentes dispositivos móviles. Como no es de extrañar, los archivos que hayamos subido se sincronizarán entre los diferentes dispositivos que tengamos.

  • Cuenta con una interfaz muy simple en la que nada más tenemos que arrastrar los archivos hasta la carpeta de MegaCloud para sincronizar. Hasta ahora, todo muy Dropbox.

  • Una diferencia importante es que con MegaCloud los archivos se actualizan solamente cuando se detectan cambios, y solamente en las partes que han sido cambiadas, para facilitar una actualización más rápida.

  • La velocidad de sincronización se puede regular manualmente a través de un panel, para que podamos controlarlo dependiendo del ancho de banda del lugar donde nos encontremos. Parece un detalle pero puede ser muy útil cuando, por ejemplo, nos encontramos trabajando desde un café.

  • Algo que han aprendido de los “errores” de Dropbox es ser más sutiles. No tienen notificaciones molestas cada vez que un archivo se ha sincronizado, sino que corre en el fondo y nosotros podemos acceder a gusto sin tener que ser molestados mientras estamos trabajando.

  • MegaCloud cuenta con un importante Media Center que facilita la visualización y el almacenamiento de fotografías, que además se pueden ver de forma optimizada en los móviles- y que nos permiten subir las fotografías almacenadas directamente a Facebook sin necesidad de tener que tomar pasos adicionales. En cuanto a la música, podemos crear listas de reproducción directamente en MegaCloud, además de poder escuchar desde todas partes. También tiene un eficiente administrador de archivos musicales. Finalmente, también podemos ver los videos que tengamos almacenados directamente desde la nube.

  • Este servicio ofrece facilidades para compartir los archivos a través de correo electrónico y con las personas que tengamos agregadas como contactos. También cuenta con funcionalidades para compartir –esto, fundamental en el caso de las fotografías- con redes sociales como Facebook y Twitter.

  • El trabajo colaborativo es otro de los puntos donde hacen énfasis: es muy simple compartir archivos con colegas y amigos. Se pueden hacer ediciones directamente desde la nube, además de recuperar versiones anteriores y crear archivos desde el móvil.

Vamos a destacar por último lugar las funcionalidades que tiene para hacer backup de nuestros archivos. Podemos elegir las carpetas que queremos que tengan un backup en la nube de forma muy simple, hacer backups periódicos controlados por la misma app para no perder el tiempo o peor, olvidarnos, y restaurar archivos que hayamos perdido con un sólo clic. También se puede hacer backup de las imágenes que tengamos en Instagram, backup de nuestra cuenta de Google y hasta nuestros tweets.

En definitiva, MegaCloud es un servicio más que interesante con muchas funcionalidades, todas las cuales son útiles. Muchas de esas funcionalidades también las podemos encontrar en otros prestadores, como por ejemplo Dropbox o Drive, pero lo que tiene de bueno es que tenemos más posibilidades de encontrarle una utilidad para archivos más grandes gracias a sus 8GB gratuitos.