uTorrent no sólo es la aplicación de descarga de contenidos BitTorrent más popular en sistemas de escritorio, sino que desde hace algunos meses está disponible en Android, el sistema operativo para dispositivos móviles de Google. Antes, debíamos conformarnos con otras aplicaciones que hacían el trabajo pero que, definitivamente, no eran tan sencillas y elegantes como el programa que nos ocupa.

uTorrent

Desde entonces los usuarios de Android hemos recibido alguna actualización que básicamente arreglaba bugs y mejoraba el rendimiento, aunque no ha sido hasta hace unos días cuando uTorrent se ha actualizado incluyendo una opción de descarga sólo a través de redes WiFi.

Se trata de una muy buena noticia, porque hasta entonces debíamos asegurarnos de no estar bajo redes 3g si no queríamos consumir datos de nuestro operador. La nueva opción nos asegura de que si tenemos algún corte WiFi o nos salimos de su alcance no seguiremos descargando.

Aunque ahora uTorrent soporte descargas sólo bajo WiFi como opción, ¿Qué hacer si no utilizamos uTorrent, o queremos asegurarnos de que nuestra aplicación no descarga datos cuando no debe, para así no llevarnos sustos con la factura o cuota de datos 3g? Bueno, hay algunos trucos.

Antiguamente, cuando las conexiones a Internet comenzaron a introducirse en los teléfonos móviles, era más complejo activarlas o desactivarlas. Seguramente todos nos hayamos llevado en el pasado sustos al ver el logotipo de GPRS en nuestro antiguo móvil, y tras minutos buscando cómo desactivar la conexión, hemos optado por apagar el teléfono y volverlo a encender. Hoy en día activar y desactivar una conexión suele ser tan fácil como desplazar un botón en el menú de configuración.

Dando por hecho que todos sabéis activar y desactivar la conexión de datos, algo que en Android se hace en el menú de Configuración -> Redes móviles -> Activar datos, el mejor remedio para asegurarnos de que no consumiremos datos al utilizar aplicaciones de descarga BitTorrent es desactivar los datos, y dejar tan sólo la conexión WiFi. Si, por ejemplo, se produce una caída de nuestra red local, nos estaremos asegurando de que la aplicación BitTorrent no seguirá descargando vía 3g.

Lo mismo se aplica a otros tipos de aplicaciones que consuman datos. Por ejemplo, si utilizamos Spotify pero sólo queremos hacer streaming musical a través de WiFi, bastará con desactivar los datos 3g.