¡No te pierdas nuestro contenido!

Las nuevas funcionalidades en las redes sociales son moneda corriente. Pero en una plataforma como Twitter, que no es una red social según la definición exacta de la misma, sino una forma de transmitir la información, los cambios muchas veces son bastante rechazados por los usuarios. En el caso de las listas, una funcionalidad implementada con un éxito moderado en un principio, los usuarios de a pie no encontraron mucho uso en un primer momento, más allá de agrupar a ciertos usuarios.

Desde el lado de la administración de Social Media, le podemos encontrar más usos. Algunos eligen usar las listas para evitar seguir a determinados usuarios, como por ejemplo para hacer análisis de competencia –esto, por supuesto, se tiene que hacer a través de listas privadas- o para monitorear a determinados usuarios. También puede ser útil para crear listas con los miembros del equipo. Los usos de las listas para lo que es marketing de redes sociales son muchos, pero hemos compilado unos 5 que nos parecen muy interesantes y que no son difíciles de implementar.

  • Para crear contenidos: podemos crear listas que contienen los usuarios de determinados medios o blogs que siempre tienen cosas interesantes para replicar. Esto se puede hacer de dos formas: o armar una publicación propia siempre dando a conocer las fuentes, o hacer un RT. Las posibilidades de interacción son más grandes si hacemos un “vía”, como me gusta llamar a este tipo de acciones –a mí y al resto de los mortales que las llaman así- además de hacer un branding más importante, al tener la mención de nuestra marca.

  • Para priorizar seguidores y líderes de opinión: es importante que creemos una fidelización de los usuarios más importantes que nos están siguiendo. Por eso, podemos armar listas con los más importantes, con los que siempre interactuamos, para saber si podemos responder a algunos de sus tweets de forma más fácil. Además, podemos armar listas por ejemplo de usuarios con mucha cantidad de seguidores con los cuales hemos armado una campaña –no vamos a negar que estas cosas suceden, y mucho, en redes sociales- para saber si están cumpliendo con su parte del trato.

  • Para facilitar nuestro trabajo: es posible que tengamos que seguir muchas cosas al mismo tiempo. Ser Community Manager no involucra siempre mirar consultas y quejas y responder rápidamente, es un trabajo con muchas facetas. Una de ellas es prestar atención –ahora lo hago sonar como si fuera un colegio pero es un poco más profundo que eso- para poder tener una idea de cuál es el sentimiento de la comunidad. Seguir a usuarios particulares facilita mucho de nuestro trabajo pero cuando seguimos a muchos podemos perder ese hilo. Armar listas nos ayuda a seguirlas y tener una idea más concreta de qué es lo que se viene hablando en la red.

  • Para monitorear medios: otra parte importante de nuestro trabajo involucra seguir a los medios más importantes del rubro en el que nos manejamos, por lo que no está de más crear una lista para tener una información a mano.

  • Para hacer estudios de competencia: ya hemos hablado de los clásicos reportes de competencia. Siempre tenemos que ver qué es lo que está haciendo nuestro vecino. No para imitar, sino para tener una idea. Ey, y hasta quizás ellos son los que nos están imitando. Por eso, hacer una lista privada con las acciones de nuestra competencia nos puede ayudar mucho para saber siempre en qué andan, ahorrándonos tiempo a la hora de crear un análisis de competencia en redes sociales, por ejemplo.

Como dijimos, estos son apenas algunos usos que se le puede dar a la funcionalidad de listas. Depende, por supuesto, de cada cuenta. La verdad que no es nada complicado y puede ser bastante útil. A todos los CMs que andan por ahí afuera, ¿cómo usan ustedes sus listas?