¡No te pierdas nuestro contenido!

Aunque estemos aun lejos de verlo, al menos en los ordenadores de escritorio, que al fin y al cabo son donde mejor se desarrolla nuestra actividad laboral o tareas más complicadas algo alejadas del ocio, últimamente hemos visto como incluso en sistemas tradicionales como Windows el ratón y el teclado pierden protagonismo en favor de las tecnologías táctiles.

Windows 8 es un claro ejemplo, un sistema que pese a conservar todos los elementos de versiones anteriores, ahora dispone de una nueva interfaz pensada para ser manejada únicamente a través de gestos táctiles. Se trata en mi opinión de una muy buena idea, ya que no nos priva de utilizar las herramientas habituales pero además añade una parte en la que podemos disfrutar de contenidos sin necesidad de periféricos, por muy básicos que sean.

Tal vez por ello, y enfocado a ahorrarnos los a veces molestos e innecesarios clics de ratón, durante las últimas semanas ha adquirido protagonismo Click-free Browsing, una extensión para Google Chrome que nos permite navegar la web prescindiendo de los mismos.

La premisa es básicamente esa, aunque hay que aclarar algunas cosas. Sin el objetivo es prescindir del ratón como dispositivo de entrada y particularmente de los clics, ¿Cómo efectuamos las acciones de los mismos? Fácil: Mediante tiempos, basta con posicionar el puntero sobre un vínculo para lanzarlo automáticamente, o tal vez utilizar los botones en pantalla (similar a los famosos teclados en pantalla pero para el ratón) que nos proporciona el complemento.

Tras instalar la extensión una serie de botones en pantalla poblarán nuestro navegador. Sobre los vínculos, un icono de play que nos llevará a los mismos. En la barra de scroll, varios iconos que nos ayudarán a navegar con la misma. El funcionamiento del teclado sigue siendo el mismo, por lo que si por ejemplo deseamos abrir los vínculos en una pestaña nueva, bastará con pulsar la tecla Control y después posicionarnos sobre el icono de apertura del enlace.

¿La pega? Bueno, no una pega, pero por seguridad las funcionalidades se deshabilitan por defecto en páginas que utilicen protocolos HTTPS. Si por ejemplo deseamos utilizar la extensión en nuestro cliente de correo web, bastará con añadir la dirección a la lista segura a través de las opciones del complemento.

Click-free Browsing es una herramienta que recomendamos especialmente a usuarios que pese a no disponer de una pantalla táctil, tampoco tienen un ratón como tal, y se ven obligados a utilizar los a veces incómodos touchpads de sus portátiles.