¡No te pierdas nuestro contenido!

Los estén cercanos al ámbito de la administración de sistemas, seguramente, estarán familiarizados con herramientas como Nagios o Cacti con las que podemos monitorizar el estado de nuestros servidores y los servicios que alojan para recibir alertas en caso de que aparezca algún tipo de problema o se produzca una caída. Gracias a este tipo de herramientas, y a los correos electrónicos o SMS que nos pueden enviar con los avisos, podemos enterarnos rápidamente si nuestra web se ha caído por algún problema en el servidor y, claro está, minimizar el tiempo en el que el servicio no está disponible.

uptime

Sin embargo, este tipo de herramientas solamente nos ofrecen una parte de la realidad puesto que realizamos una monitorización interna (dentro de nuestro firewall) y, por tanto, se nos pueden escapar otros problemas, por ejemplo relacionados con nuestro ISP, que evitan que nuestra web esté accesible aunque el servidor funcione correctamente. Para obtener este tipo de información es conveniente complementar nuestros sistemas de monitorización interna con algún servicio de monitorización externa que emule a nuestros usuarios y, cada cierto tiempo, acceda a nuestra web para verificar que ésta responde y está accesible.

En la red podemos encontrar un buen número de servicios que nos ofrece esta funcionalidad de manera gratuita y con los cuales podemos verificar que la web de nuestra empresa o nuestro blog están accesibles pero, si dependemos de terceros (porque usemos algunas de las APIs que ofrecen servicios como Instagram o Wikipedia) puede ser interesante conocer "la salud" de estos servicios puesto que afectan directamente al desempeño de nuestra web. Hace bastante tiempo que hablamos de servicios como Montastic o HostTracker pero, además, existen algunos otros que vale la pena tener en cuenta y guardar en los favoritos de nuestro navegador:

  • Down for everyone or just me? es un conocido servicio que, aunque no nos envía alertas, nos puede servir para realizar comprobaciones puntuales y verificar que, realmente, un sitio está accesible (o todo lo contrario). La idea es muy simple, accedemos al servicio y escribimos la url que queremos comprobar (supuestamente porque no nos funciona) y si ésta funciona, entonces la respuesta que obtendremos es que solamente nos pasa a nosotros (en una clara referencia a la típica pregunta "¿soy yo o esto no funciona?").

  • FreeSiteStatus es un servicio gratuito con el que podremos realizar una monitorización de nuestra web con pruebas que se realizan cada 60 minutos desde distintas ubicaciones geográficas. Las pruebas se realizan mediante ping y peticiones HTTP y en el caso de detectar algún tipo de problema, el servicio nos notificará mediante un correo electrónico. Quizás una hora pueda parecer un intervalo de tiempo excesivamente amplio (y realmente lo es) pero podemos combinar FreeSiteStatus con algún otro servicio en paralelo y comparar resultados, por ejemplo, mediante la información que se muestra en los informes que se ofrecen. En el caso que estemos interesados en una monitorización mucho más exhaustiva siempre tendremos la oportunidad de contratar funcionalidades adicionales y, claro está, reducir el intervalo de muestreo.

  • API Status es un interesante servicio en el que podremos ver el estado de algunas de las APIs más utilizadas en la red y, por ejemplo, comprobar que éstas funcionan adecuadamente (o sufren algún problema) y descartar (o confirmar) cualquier tipo de problema que afecte a nuestra página web. Gracias a esta web podremos comprobar el estado del API de servicios como Instagram, Box.net, Dropbox, Flickr, Google Maps o Facebook y echar un vistazo al histórico semanal de disponibilidad y respuesta ante peticiones.

  • Site24x7 es otro servicio gratuito de monitorización externa con el que podremos sondear hasta 5 páginas web cada 10 minutos (un intervalo de muestro muy interesante y, quizás, uno de los más reducidos que podemos encontrar dentro del espectro de herramientas gratuitas). Al igual que en otros casos, si queremos obtener funcionalidades adicionales tendríamos que contratar alguno de los servicios de pago o combinarlo con otros servicios de los disponibles en la red.

  • Monitor es un servicio totalmente gratuito que vale la pena explorar porque nos ofrece un completo dashboard en el que visualizar la disponibilidad de las páginas web que indiquemos con pruebas realizadas desde Europa y Estados Unidos. La variedad de opciones de monitorización es un detalle a tener en cuenta porque podremos comprobar la navegación (peticiones HTTP), la disponibilidad del servidor (con pruebas realizadas mediante ping) o la disponibilidad de servicios como el acceso SSH o el funcionamiento de servicios de correo (POP, IMAP o SMTP) entre otros. Con Monitor podremos configurar una lista de receptores de las alertas y, previo pago, realizar análisis de vulnerabilidades y pruebas de carga.

Imagen: FlashDBA