Ayer les hablamos justamente de las diferentes formas que tenemos de mantener en orden nuestra librería digital. Lo más fundamental, me parece, es tener instalado un gestor de ebooks que nos permita administrar todo rápidamente y de una forma intuitiva. En varias oportunidades les contamos que el mejor producto para esto nos parece Calibre, pero a veces podemos pecar de “fanatismo” por determinadas aplicaciones en lugar de ofrecer también alternativas. Calibre es el que nosotros consideramos el mejor gestor de ebooks, pero no es el único.

ebooks

Calibre es muchas cosas al mismo tiempo: es un conversor de archivos –aunque muchas veces los archivos convertidos de Calibre no son leídos por el Kindle por cuestiones de compatibilidad- pero principalmente es un organizador, una biblioteca virtual. Cada uno usará Calibre de la forma que más le parezca, pero es evidente que tiene algunas fallas que tenemos que suplir con otras herramientas. El tema de la conversión es el más preocupante, sobre todo por la compatibilidad con Kindle.

Cuando buscamos alternativas para Calibre, tenemos que fijarnos que cumplan con las necesidades que tenemos. Obviamente que van a variar dependiendo de la persona pero encontraremos un núcleo que necesita que su programa de elección haga una serie de tareas:

  • Que soporte todos los formatos de ebooks o al menos los que más usamos
  • Que esté disponible para nuestro sistema operativo
  • Que tenga capacidades para editar los metadatos de los archivos
  • Que tenga la capacidad para convertir archivos de un formato a otro

Aunque Calibre es el que mejor hace estas cosas, tenemos que evaluar qué otros programas también lo hacen, porque hay muchas personas que no disfrutan del uso de Calibre para nada y prefieren usar algunas de estas apps en su lugar. Hemos hecho una selección con 5, aunque vamos a admitir que las alternativas no abundan.

Mobipocket

Mobipocket no es exactamente la alternativa más bella a Calibre. De hecho tiene bastante que trabajar en su interfaz. Pero más allá de eso, puede cumplir muy bien con su tarea como reemplazo. Hasta tiene una funcionalidad adicional, la de lector de libros electrónicos –algo de lo que Calibre carece. Sus principales funcionalidades son:

  • Almacenamiento de ebooks: cuenta con soporte para muchos formatos como Mobi –el usado por el lector Kindle- pero también por los más usados para leer en smartphones y tablets con diferentes sistemas operativos.

  • Creación de contenido en formato para publicar: esta es una interesante novedad que permite crear nuestros propios ebooks a partir de otros formatos que podemos crear desde una PC cualquiera.

  • Lector de noticias con las principales novedades del día, con la opción de usar feeds RSS para personalización.

  • Organización de librería: con Mobipocket se pueden crear listas de lectura, editar los metadatos de los archivos, poner calificaciones a los libros que vamos leyendo, usar un avanzado motor de búsqueda.

  • Lector móvil: cuenta con una batería de aplicaciones para smartphones y también para BlackBerry, el gran equipo más olvidado –aunque con esa pantalla no debe ser lo ideal para leer, la verdad-.

Finalmente, tenemos las funcionalidades de siempre: resaltar párrafos en los textos, selección de fuentes y otras opciones de personalización, y bastantes opciones más. Es una suite muy completa por lo que debería ser un buen reemplazo para Calibre.

GCStar

GCStar es una aplicación Open Source que nos permite administrar “colecciones”. Esto quiere decir que no solamente vamos a estar limitados a los libros electrónicos sino que además tendremos posibilidades de administrar y ordenar películas, música, comics, videojuegos, y más. En fin, todo lo que pueda ser “coleccionable” se puede administrar desde este programa.

Es una buena herramienta de administración. Pero lamentablemente no nos ofrece mucho más y requiere que tengamos algunas cosas preinstaladas para poder funcionar correctamente –la lista se puede apreciar de forma completa en la página de dependencias de GCStar-. Si buscamos algo diferente puede ser una buena opción, además de ser completamente gratuito.

Lucidor

Se trata de otro programa que nos permite leer y administrar libros electrónicos dentro del ordenador. Lucidor tiene algunas limitaciones importantes en cuanto a los formatos por lo que dependerá del tipo de lector que tengamos –por ejemplo, si tenemos un Kindle nos conviene buscar otra opción porque mobi no es un formato soportado por esta aplicación- pero tiene algunas funcionalidades más que interesantes para los usuarios intensivos que buscan complementar su experiencia con otras herramientas, más allá de la simple lectura en un Kindle o en un Nook.

  • Lectura de ebooks en formato EPUB (es un formato popular soportado por varias marcas de lectores, exceptuando Kindle. En este caso vamos a tener que usar un conversor si nos llegamos a topar con un ebook en este formato, y muchas veces el archivo resultante no es óptimo. Por otra parte, Lucidor no es un conversor de archivos así que si tenemos un Kindle no es recomendable).

  • Lectura de catálogos OPDS: OPDS significa Open Publication Distribution System, y es como su nombre lo indica un sistema de distribución de libros electrónicos que genera catálogos. Estos catálogos son muy  simples de crear usando los metadatos que tienen los archivos, y esta es una de las funcionalidades que se replican desde Calibre.

  • Búsqueda en catálogos online para descargar libros: al ser una plataforma tan abierta cuenta con una funcionalidad que nos permite buscar entre los catálogos que estén subidos en internet para poder descargar libros. En Calibre tenemos una funcionalidad similar –aunque, si nos permiten la piratería, siempre desde fuentes legítimas que involucran algún pago-. En los catálogos OPDS podemos encontrar de todo.

  • Finalmente, permite que tomemos feeds sacados de la web y los convirtamos en ebooks.

Lucidor es una herramienta muy poderosa, especialmente para los usuarios de OPDS, pero lamentablemente también carece de la funcionalidad de convertir archivos. Considerando que hay personas que usan Calibre nada más para transformar un libro de un formato a otro, se puede complementar esa experiencia con las grandes capacidades de Lucidor.

Adobe Digital Editions

Adobe es un nombre familiar para todos gracias a su Creative Suite, pero el mundo editorial no se les escapa. No creo que Adobe Digital Editions sea un completo reemplazo para Calibre, pero se puede probar para ver si satisface nuestras crecientes necesidades. Está orientado hacia la “publicación digital para profesionales” y es básicamente un intento de Adobe de meterse en el tan redituable mercado de las tiendas online de libros, liderado sin dudas por Amazon. Cuenta con el aval de Adobe, obviamente, pero además nos permite descargar y comprar libros electrónicos, crear bibliotecas, y más. Tiene algunas funcionalidades interesantes, y hasta tienen algunos libros gratuitos para descargar.

  • Cuenta con algunas funcionalidades bastante básicas como por ejemplo usar markup para destacar algunas cosas del texto que estamos leyendo, en archivos PDF e EPUB, agregar comentarios, leer a pantalla completa en el ordenador –como dijimos, Calibre carece de un lector-.

  • Tiene más funcionalidades de accesibilidad que otras aplicaciones que hemos visto, sincronizándose con otras aplicaciones presentes en Mac y Windows que permiten acceder a software de lectura de voz, contraste alto, etc.

  • Se puede pedir prestados libros en bibliotecas alrededor del mundo –atención, puede estar sujeto a determinados países.

  • Los ebooks se pueden imprimir a través de este programa. Además, tiene soporte para el Retina Display del iPad y nos brinda toda una gama de opciones de organización de catálogos y colecciones que son muy eficientes.

Adobe Digital Editions es un programa muy potente, aunque sería ideal que incorporara  más formatos para que tenga más llegada a usuarios de otro tipo de lectores de ebooks –el hecho de no tener mobi como formato compatible es un golpe duro-.

Alkinea

Esta es una de las opciones más sencillas pero no por eso deja de tener algunas funcionalidades interesantes y que pueden resultar de mucho interés para los usuarios más minimalistas, que no quieren tener demasiadas funciones ni un diseño atractivo, sino que quieren programas que hagan bien el trabajo. Lo que sí tiene es la posibilidad de “estetizar” más los ebooks, algo con lo que no cuentan las otras aplicaciones.

  • Con Alkinea se pueden convertir en ebooks archivos de LibreOffice; los formatos resultantes son compatibles con Kindle y con lectores que soporten el formato EPUB.

  • La filosofía de Alkinea es que los libros electrónicos no son solamente texto –estamos acostumbrados a una tipografía uniforme y nada más-. Por eso suman más fuentes, y elementos de diseño, que hacen que estos libros digitales sean mucho más atractivos.

  • Es una aplicación ideal para los autores, más que los escritores, porque permite crear archivos compatibles con la tienda de Amazon. Calibre no cuenta con un elemento que se llama KindleGen que es requerido para poder tener un mobi “oficial”, por ponerlo de alguna manera. Alkinea como conversor sí cuenta con KindleGen.

Alkinea es una buena opción para quienes buscan además de leer ebooks, también crearlos. Sin embargo no nos ofrece demasiadas funcionalidades de organización.

En definitiva, podemos ver que Calibre puede ser imitado pero nunca completamente reemplazado. Tiene sus fallas pero sigue siendo una herramienta excelente para administrar y convertir nuestros libros electrónicos sin tener que recurrir a software adicional. Para los detractores de Calibre, aquí tienen estas otras opciones. Algunas son más poderosas que otras –en definitiva, la única que se iguala es Mobipocket- pero todas tienen algo que ofrecer.