Aunque muchos usuarios de iPad atesoran su dispositivo y lo pensarían más de dos veces antes de entregarlo a manos inexpertas, en la App Store podemos encontrar una variedad importante de aplicaciones de juegos y enseñanza que están destinadas al público infantil. ¿Por qué? Porque el iPad ha demostrado ser una genial herramienta de trabajo y aprendizaje también para los más pequeños.

Obviamente, tienen formas diferentes de utilizar el dispositivo. Por eso además tienen a su disposición una cantidad enorme aplicaciones personalizadas que se ajustan a, por ejemplo, necesidades de aprendizaje, de juegos, cuentos, y más. Hemos seleccionado unas diez aplicaciones que sirven como “puerta de entrada” si acabamos de adquirir un iPad y el miembro más pequeño de la familia también quiere unirse a la diversión.

  • Maily: esta es una de las propuestas más atractivas que han salido en el mundo de las aplicaciones para niños. Para que ya se vayan acostumbrando –o emulen a sus padres adictos al correo electrónico- Maily es el primer acercamiento que pueden tener los niños –a partir de los 4 años- con el email. Con esta aplicación pueden enviar correos personalizados a su familia y amigos más cercanos, de forma rápida y segura. Los correos se pueden “redactar” usando lápices digitales, dibujos, y usando fondos personalizados, entre otras cosas, para desestructurar un poco la forma habitual que tenemos de mandar correos.

  • PIXEL’D: esta aplicación fue creada por Disney para que los niños puedan divertirse con sus personajes favoritos. Se trata de una aplicación de animaciones y dibujos que permiten que los chicos creen sus propios dibujos con pixel art, ya sea directamente desde una idea que tienen en su cabeza hasta los personajes más clásicos de Disney. El atractivo de esta aplicación reside en las animaciones que se producen mientras los niños van creando sus dibujos, además de varias funcionalidades que permiten que el pequeño artista comparta sus trabajos con sus familiares y amigos más cercanos. No vale robársela a los más pequeños, porque es apta para todas las edades y también puede ser adictiva para los padres.

  • Baby Piano School: con esta aplicación los chicos pueden tener su primer acercamiento al mundo de la música. Son 8 los personajes animados que enseñan a los estudiantes cómo se tiene que tocar una canción, cuáles son las notas principales en un teclado –que, además de estar dividido por notas, también tiene un código de colores para que sea fácil de diferenciar. Dicen que es más simple aprender de jóvenes, así que con esta app podemos asegurarnos de que eso pase. Además de piano, tiene una batería importante de sonidos como batería, saxofón y más. Tiene, por cierto, otros juegos musicales que complementan la experiencia, por lo que es una de las aplicaciones más completas.

  • Magic Piano: en el mismo sentido, Magic Piano es una aplicación que, aunque no está destinada para los más chicos, puede resultar muy atractiva. Imaginemos que, siendo adultos, podemos pasar un tiempo considerable jugando con las teclas: los niños lo encontrarán fascinante. Es un juego de piano que nos permite tocar las canciones más populares del momento –se actualiza con regularidad- y ganar puntos para poder seguir desbloqueando canciones. Algo así como el Guitar Hero, pero apto para todos y muy simple de usar.

  • Doodlecast: aplicaciones de dibujo en iTunes hay muchas, por eso nos concentramos en buscar una que pudiera ofrecer un valor diferencial. Entra en juego DoodleCast, una simpática aplicación que no solamente permite que los niños puedan hacer sus garabatos en un dispositivo tan amigable como el iPad, sino que además pueden grabarse a sí mismos hablando para compartir luego el archivo con sus padres.

  • LEGO® Super Heroes Movie Maker: no importa en qué época estemos, los LEGO son un clásico de la infancia. Pero, por supuesto, con el correr del tiempo han ido evolucionando. Con esta aplicación los chicos pueden crear breves películas en Stop Motion basadas en los personajes de super héroes diseñados por Lego, elegir filtros de colores para la cámara, y hasta asignar una banda sonora. Para que se sientan directores, sin necesidad de tener demasiados conocimientos. Las películas se pueden guardar en el Camera Roll del iPad para después compartirse con familiares y amigos.

  • Spider-Man AR Book: el mundo de la realidad aumentada no puede faltar en las aplicaciones para los chicos. En esta oportunidad, esta aplicación permite que los chicos lean y se diviertan con las aventuras del Hombre Araña, usando diferentes elementos dentro del relato para activar la realidad aumentada –la máscara del Hombre Araña, un par de anteojos, y muchas cosas más-. Aunque está en inglés, son las imágenes el atractivo principal de esta app.

  • Little Digits: con esta aplicación no tenemos que preocuparnos por el idioma. Con Little Digits los chicos pueden usar sus dedos para aprender a contar, pero no solamente de la forma tradicional. Aunque esté en inglés, no es una barrera, pues los números son los mismos en todos lados. La aplicación está diseñada para aumentar el entendimiento que tienen los más chicos de los números, y nunca está de más tener un acercamiento matemático desde una temprana edad.

  • Times Tables: en la misma línea, esta aplicación ayuda a que los niños no solamente memoricen sino también comprendan las tablas de multiplicar. A través de estas operaciones matemáticas los niños tienen que rescatar a los personajes y ser recompensados por las respuestas correctas con trofeos y medallas virtuales.

  • Move the Turtle: dejamos lo mejor para el final. Con Move the Turtle los chicos pueden aprender los conceptos básicos de programación, haciendo que Move the Turtle sea una app básica en las aulas, por ejemplo. La aplicación usa una interfaz gráfica para que los chicos puedan crear las suyas propias, pero además introduce conceptos que es bueno inculcar desde una temprana edad, como por ejemplo el planeamiento de actividades complejas por partes, la reutilización del trabajo anterior, y la utilización del gráfico y el sonido en la programación.

Como dijimos, las aplicaciones para niños son un mundo aparte, así que es cuestión de visitar iTunes y perderse por un par de horas para encontrar la que más les guste a los retoños.