¡No te pierdas nuestro contenido!

Recientemente comentaba con ustedes algunas cosas importantes que debemos tener en cuenta para evitar que nuestros sitios web sean penalizados por Google, como consecuencia del nuevo algoritmo que utiliza el buscador. Pero, más allá de los algoritmos, hay algunas ideas erradas que muchos tienen sobre como funciona realmente el SEO.

Google

El SEO no es solamente cumplir algunas reglas para que a Google y el resto de los buscadores se "enamoren" de nuestros sitios web y aunque no sabría si definirlo como un arte, una ciencia, una combinación de ambas o ninguna de las anteriores, está claro que depende de muchos factores.

Con el paso del tiempo me he dado cuenta de que muchas ideas que circulan en la web, en relación al SEO, no son del todo ciertas y algunas otras no están explicadas con suficiente claridad, lo que hace que estas se malinterpreten y nos lleven a caer en el error al momento de ir a la practica. En mi opinión, las más comunes son:

Mantener nuestros blogs actualizados

Como idea principal esta frase no está mal, lo que está mal es asumir que con "actualizados" se hace referencia únicamente a publicar contenido con cierta frecuencia, lo que en realidad es muy importante, pues a los buscadores les encanta el contenido fresco y actual, sin embargo, no es lo único que debemos actualizar. El SEO cambia constantemente y es necesario estar pendientes de los cambios para actualizar la estructura completa de nuestros sitios para que se ajusten a ellos y no quedarnos atrás en la carrera del posicionamiento. También es válido revisar nuestras estadísticas para determinar cuales son las páginas que están generando más tráfico, actualizar algunos enlaces y llevar más tráfico hacia el contenido más reciente.

Mayor cantidad de enlaces = mejor posicionamiento

En principio esta fue la regla, pero el SEO ha cambiado y en la actualidad importa más la calidad que la cantidad. Muchos sitios creen que comprar links en las conocidas "granjas de enlaces" les ayudará a posicionar mejor, pero la verdad es que hoy día caer en esta practica es uno de los errores más grandes que podemos cometer, pues Google penaliza fuertemente a los sitios que pretenden engañar a su algoritmo para posicionar mejor. Y no es que el número de enlaces que apuntan a nuestro sitio no importe, aún tiene mucho que ver, pero lo ideal es que se generen de manera natural y que provengan de sitios tan confiables como el tuyo. Mil enlaces que apuntan a tu web que aparecen de repente en un sitio "X" son vistos con malos ojos por los algoritmos de los motores de búsqueda.

El posicionamiento depende del PageRank

En algún momento el PageRank era la métrica que más afectaba la posición de un sitio en los resultados de búsqueda, sin embargo, esto ya no es así. De hecho, tomar el valor del PageRank como referencia, en la actualidad es un error, incluso Google ya no le da la misma importancia que la daba algunos años atrás. El posicionamiento hoy día depende, básicamente, de los puntos anteriores: sitios actualizados, contenido fresco, enlaces de calidad. El PageRank ya no es un factor determinante.

Conclusión

Como mencionaba al principio, el SEO depende de muchos factores, la mayoría de ellos claramente dependientes de calidad más que de la cantidad. No basta con respetar un par de reglas, usar bien las etiquetas HTML y saber seleccionar las palabras claves, es un trabajo mucho más exigente que requiere de tiempo y esfuerzo, en el que no es suficiente con "hacer las cosas", sino que debemos hacerlas bien para obtener mejores resultados.

No soy un experto SEO, pero el tiempo que llevo trabajando en desarollo y diseño web me ha permitido descubrir que no toda la información sobre posicionamiento que circula por la web -incluso la que viene de personajes reconocidos como expertos en la materia- es cierta. Es necesario investigar, leer mucho, comparar opiniones, pero sobre todo, es importante medir el impacto que tienen los cambios que realizamos sobre la posición de nuestros sitios web, para poder determinar con precisión lo que funciona y lo que no.