¡No te pierdas nuestro contenido!

Aunque parezca imposible poder congeniar nuestra vida analógica con nuestra presencia digital, no es una tarea demasiado difícil. Las redes sociales, por ejemplo, nos facilitan nuestra tarea continuamente. Tenemos puntos de encuentro para casi todas nuestras aficiones. Por eso, el mundo de la lectura tampoco es ajeno a internet y a la formación de comunidades. Hace algunos días les hablamos de Lendle, una forma de poder pedir ebooks por internet a otros usuarios, y hoy vamos a hablar de GoodReads, una de las comunidades más grandes de lectores que hay en internet.

Lanzada como el proyecto privado de un programador independiente en 2006, durante un tiempo corrió sin fondos formales, hasta un año después cuando recibió una inversión relativamente modesta. Hace dos años que la API de GoodReads está abierta a los desarrolladores, para que usen sus ratings y su base de datos de libros, por lo que además es una buena fuente de información para emprendimientos similares. En 2011, GoodReads estrenó una de sus funcionalidades más interesantes, las recomendaciones de libros, en las cuales ahondaremos más adelante.

En cuanto a números, GoodReads cuenta con 10 millones de miembros y 20 millones de visitas mensuales, con fieles usuarios y hasta una comunidad de autores que usa la plataforma para hacer actualizaciones sobre sus trabajos actuales. Para nosotros como usuarios, el valor agregado se encuentra en la posibilidad de descubrir nuevos títulos y de adquirirlos fácilmente a través de links bien ubicados que nos llevan a las mayores tiendas digitales de internet, donde podremos adquirir los libros dependiendo de nuestra ubicación y del formato que queramos descargar. Pasaremos ahora a describir las funcionalidades más interesantes de GoodReads.

La Comunidad

Uno de los aspectos más interesantes que tiene para ofrecernos GoodReads es justamente la posibilidad de conectarnos con otros apasionados de la lectura alrededor del mundo, acceder a sus bibliotecas, a sus recomendaciones personales, y más. También podemos conectarnos con los autores que estén presentes en GoodReads (que son bastantes). Aunque no cumple con todos los requisitos como para ser llamada una red social, esta plataforma cuenta con una comunidad muy grande de usuarios que se encargan de mantener todo bien actualizado.

Muchos de los comentarios que están presentes en los títulos de GoodReads son los mismos que en Amazon, pero a veces nos encontramos con algunas joyas. Leer los comentarios de los usuarios –que se encuentran en la parte inferior del “perfil” de un libro, más fácil de encontrar que en Amazon o en otras plataformas- nos ayudará a discernir si realmente queremos leer un libro o no. También nos ayudará a encontrar otros usuarios que tengan nuestros mismos gustos.

Los usuarios además pueden crear colecciones, bibliotecas y hasta clubes de lectura de acuerdo con determinadas temáticas. Así, cuando ingresamos a un título podemos ver libros similares de acuerdo con la categorización con etiquetas a través de la cual funciona GoodReads. Además podemos ver las bibliotecas compartidas de otros usuarios a las cuales pertenece el libro, y seguir descubriendo otros títulos similares. Nuevamente, la comunidad es uno de los aspectos más importantes que tiene GoodReads.

Las recomendaciones

Una de las funcionalidades más interesantes de GoodReads es su motor de recomendaciones. Para poder obtener recomendaciones, tenemos que ser usuarios activos en la plataforma, y haber dado un ranking a 20 libros. Con una idea de nuestros gustos, GoodReads puede entonces recomendarnos otros libros de acuerdo con nuestras preferencias y con las preferencias de los usuarios que también han leído los mismos libros que nosotros. En este sentido, es un algoritmo bastante básico que no nos debería generar problemas.

Llegar a los 20 libros puede parecer como algo complicado, pero seguramente si estamos interesados en unirnos a una plataforma de este estilo es porque, a lo largo de nuestras vidas, hemos leído más de 20 libros. Agregar los títulos a nuestro perfil es muy simple y además podemos sincronizar con Facebook para que nuestros amigos se enteren además de nuestras lecturas recientes.

He leído varias quejas sobre la inexactitud de las recomendaciones de GoodReads, pero en mi caso hasta ahora siempre me ha sugerido títulos que mínimamente tienen algo que ver con mis lecturas. Ahora bien, si somos muy eclécticos con nuestros gustos, es obvio que el algoritmo tendrá más problemas para determinar cuáles son nuestros gustos. Es algo a tener en cuenta antes de criticar, porque podemos tener un gusto especial, por ejemplo, por las novelas de aventuras, pero haber clasificado una gran mayoría de novelas negras. Así se basarán nuestras recomendaciones personalizadas.

El catálogo

El catálogo de GoodReads es enorme y prácticamente podemos encontrar cualquier libro que se haya editado, con un enlace a todas las tiendas digitales que lo tienen en venta. Los usuarios pueden ir sumando libros que no se encuentren en la base de datos, lo que también es una buena oportunidad para que los autores suban sus propios libros y los acerquen a los lectores sin casi usar intermediarios y sin tener que usar publicidad en otros medios. Por lo que podemos ver, GoodReads se sostiene a través de la publicidad, que está ubicada en la barra lateral, y que no es para nada molesta.

Para poder sostener una comunidad tan grande como la de GoodReads, es obvio que tienen que tener un catálogo que esté bien organizado. En esto también se tiene que dar mérito a los usuarios, que se encargan de recopilar estos libros en sus bibliotecas y permiten un mejor funcionamiento del sistema de recomendaciones y de géneros. Así podemos encontrar diferentes colecciones con libros similares, en las cuales podemos encontrar recomendaciones.

En definitiva, GoodReads es al descubrimiento de libros lo que Spotify o Last.fm es al descubrimiento de música. Algunos de los títulos tienen un acceso especial al PDF entero o de algunos capítulos, una muestra de lo que obtendremos si lo compramos. Creciendo de forma lenta pero segura, GoodReads se ha transformado en el lugar para estar si somos lectores ávidos con una vida digital activa.