¡No te pierdas nuestro contenido!

El tema de la descarga de música es algo picante. Las discográficas tienen su opinión, los artistas la suya, la audiencia otra completamente diferente. No estamos aquí para ponernos en ninguno de estos lados de la vereda –aunque podemos decir que la industria está cambiando mucho más lentamente que las necesidades de los consumidores, y perseguir la piratería no va a hacer nada para detener el cambio del mercado-. Estamos para ofrecer una opción más tranquilizadora para aquellos que sienten que están rompiendo las reglas al descargar música ilegal –que no deben ser muchos- o los que no quieren arriesgarse.

Pero, fundamentalmente, las opciones que presentaremos a continuación son en realidad una excelente oportunidad para conocer bandas nuevas. Vamos a hacer honestos, a esta altura del partido todos sabemos desde dónde podemos descargar nuevos lanzamientos de nuestras bandas favoritas sin tener que pagar un céntimo. Y muchos de nosotros tenemos cuentas en Spotify para escuchar en streaming pagando una suscripción que es casi mínima todos los meses. ¿Pero desde dónde podemos descargar música completamente legal y gratuita? Hoy en día a veces parece que estas dos variables se cancelan.

Pero no es así. Y, además, muchas veces cuando hablamos de legal y gratuito estamos hablando además de independiente. La búsqueda de la música gratuita nos puede llevar a descubrir bandas y artistas que no tienen los medios para promocionarse pero creen lo suficiente en su arte como para publicarlo y regalarlo. A continuación, hemos preparado una lista con algunos sitios y plataformas que nos ofrecen descargas gratuitas de música, que son completamente legales.

  • BandCamp: este tiene que ser uno de mis sitios favoritos. Funciona bien, tiene personalización del diseño para cada una de las bandas, y lo más importante es que elimina el intermediario entre banda y oyente. Podemos darle una escucha al disco, y si nos gusta descargarlo en diferentes formatos pagando el precio que haya estipulado la banda. Y el dinero, en la mayoría de los casos, va directamente a ellos. Además de ser una gran herramienta para el descubrimiento, muchas veces las bandas suben sus discos gratuitos o, como mínimo, alguna de las canciones que están presentando.

  • Archive.org: en el “archivo” de internet podemos encontrar una gran cantidad de cosas, que van desde libros hasta música. Es en esta última parte en la que nos vamos a concentrar, pues en Archive.org podemos encontrar una infinidad de, por ejemplo, grabaciones en vivo de bandas conocidas que se pueden descargar de forma gratuita –los llamados “bootlegs”- en una calidad sorprendente. Los fans son los encargados de grabar los shows con equipos profesionales –que, vamos a admitir, a veces contrabandean al interior de los shows-. Pero, por otra parte, también podemos encontrar bandas que hacen disponible el disco para su descarga a través de esta plataforma.

  • Artist Direct: a pesar de lo que nos puede llegar a indicar el nombre, Artist Direct no es una forma directa de conectarnos con nuestras bandas favoritas. Pero sí es una buena fuente de descargas legales –tanto pagas como gratuitas- además de ser un portal con mucha información musical. Muchas de las bandas que aparecen son bastante ignotas, pero tienen entrevistas con artistas conocidos, galerías de fotos, galerías de videos, y mucho más. Es cuestión de “escarbar” hasta escuchar una canción que realmente nos gusta y que nos queramos quedar.

  • Amazon: así como en su momento les dijimos que Amazon, créanlo o no, es una buena fuente para descargar ebooks gratuitos, también es una buena forma de encontrar música legal y gratuita. Sí, tienen un catálogo limitado, no vamos a encontrar todo lo que estamos buscando, pero una cosa puede llevar a la otra y nos podremos estar encontrando con artistas interesantes que vale la pena descubrir.

  • Páginas de sellos: otra fuente ideal para encontrar canciones de bandas reconocidas –y no tener que pagar por ellas- son las páginas de las discográficas. Sobre todo sellos conocidos por alojar bandas legendarias como Sub Pop Records, Matador, Barsuk, y más. Muchas veces, para promocionar la salida de un nuevo disco, entregan los sencillos como descarga gratuita, a veces por tiempo limitado, así que es una oportunidad que no se puede desaprovechar.

  • Last.fm: aunque Last.fm es la red social musical por excelencia –además de ofrecernos una radio online muy buena, la posibilidad de acceder a una red de eventos, dejar comentarios, mirar perfiles de bandas, y más-, también cuenta con la posibilidad de acceder a descargas gratuitas, a veces de canciones, a veces de discos enteros, provistas por las mismas bandas o los sellos. En la página principal encontraremos una sección llamada creativamente “Descargas gratuitas”, donde de acuerdo a nuestras preferencias musicales se nos harán recomendaciones.

  • The Hype Machine: esta plataforma es un agregador de blogs y medios musicales donde podemos acceder a diferentes canciones para escucharlas y, dependiendo del medio, descargarlas. Esto está relacionado en parte con el apartado de páginas de sellos: estos blogs suelen levantar las canciones de los sellos, pero en The Hype Machine encontramos todo centralizado en una linda interfaz y hasta podemos escuchar las canciones antes de descargarlas.

  • Epitonic: se trata de un sitio con una infinidad de descargas gratuitas, pero lo mejor que tiene es la posibilidad de tener todo centralizado. En la columna del centro podemos ver las descargas del día, con las canciones más destacadas, mientras que los editores del sitio nos aportan novedades. También podemos escuchar las playlists curadas por estos expertos –que se pueden descargar- y playlists de diferentes sellos –por ejemplo, hoy hay una lista de reproducción de Kill Rock Stars.

  • ClearBits: finalmente, para los amantes de los torrents, ClearBits es un “centro de distribución” de música con licencia Creative Commons. Todas las descargas se efectúan con permisos de sus dueños, por lo que son completamente legales, y los contenidos se destacan por su calidad. No muchos artistas lo eligen, pero es una gran forma de descubrir, por ejemplo, bandas desconocidas. Además podemos descargar discos enteros sin problemas, no como muchas de las otras fuentes que mencionamos que usualmente nos ofrecen una canción y nada más.