La música, al menos en mi opinión, es algo fundamental para la vida día a día. Por eso, en nuestro ordenador no podemos dejar de tener carpetas y carpetas con nuestras canciones favoritas. Pero, a medida que más canciones tenemos, más problemas tenemos para organizarlas. Afortunadamente, hay muchos programas que nos permiten administrar nuestra biblioteca musical de forma que podamos encontrar todo rápidamente. Algunos son mejores que otros, pero hoy vamos a hacer un repaso de algunas herramientas, en su gran mayoría gratuitas, que nos permiten administrar nuestra colección musical de forma eficiente.

Ante lo que puedan llegar a estar pensando, ¿por qué no iTunes? Por ejemplo, yo lo uso como administrador musical tanto en mi PC como en mi Mac. Pero vamos a admitir que, aunque es el más popular y el más efectivo –tiene unos criterios de organización que le “pasan el trapo” a cualquier otro”- también tiene una interesantísima colección de bugs insoportables, de los cuales hablaremos en otra oportunidad. Y además, en una PC consume una cantidad de recursos impresionante. Otros programas son mucho más livianos y eficientes. Para esto está esta lista.

1. Songbird

La primera de estas alternativas es SongBird. En ciertos sentidos es muy similar a iTunes, pero nos ahorra dolores de cabeza al ser más liviano y más rápido. Está disponible tanto para PC como para Mac, aunque también hay una versión para Linux y hasta para Android. Si de multiplataforma hablamos, este es el programa que más nos convence. Su valor diferencial reside en la simpleza: mientras que con otros administradores tenemos que estar un tiempo para aprender sus trucos, con SongBird tenemos un programa completamente intuitivo en el cual ya somos expertos simplemente con abrirlo.

Con este programa podemos crear listas de reproducción, organizar nuestra música de acuerdo con diferentes criterios, crear grupos, y sincronizar las canciones entre múltiples dispositivos de la misma forma que llevamos la música de la computadora al iPod (en este caso, con un dispositivo Android). Finalmente, destacamos la posibilidad de sumar add-ons a SongBird para personalizar nuestra experiencia de uso, por ejemplo, podemos sumar el scrobbler de Last.fm para enviar las canciones escuchadas a nuestro perfil. Y finalmente también podemos hacer personalizaciones de diseño, como cambios de colores y de skins.

2. MediaMonkey

Esta “rocola digital” también nos permite hacer una administración eficiente de nuestra biblioteca musical. En primer lugar, es un potente manager, pero además, nos ofrece identificación de canciones con sus correspondientes portadas, etiquetado con diferentes soportes, listas de reproducción organizadas,  sincronización con el disco duro cuando se hacen nuevos cambios en la biblioteca musical, y posibilidad de descarga de música y podcasts. Un programa bien completo.

Otro aspecto a tener en cuenta es que MediaMonkey nos permite administrar otros dispositivos de la misma forma que iTunes. No tenemos por qué depender de iTunes para manejar los contenidos de un iPod, por ejemplo. MediaMonkey nos permite sincronizar no solamente con este dispositivo sino también con iPads y con dispositivos Android, como pueden ser tablets. Finalmente, también podemos conectar MediaMonkey con el TV o con otros dispositivos con soporte DLNA, para escuchar música con otra calidad. Atención, porque MediaMonkey está disponible en versión gratuita y versión Gold –adivinaron, de pago- por lo que algunas de estas funcionalidades están disponibles solamente por algunos usuarios.

3. DoubleTwist

DoubleTwist está disponible para Windows y para Android, lo que hace que sea una opción muy completa. Es un administrador para canciones y videos, pero en realidad, es además un gestor multimedia dado que también nos permite visualizar y gestionar las fotografías que tengamos en la PC. Es además muy liviano, y tampoco nos consume muchos recursos del ordenador a la hora de reproducir.

Finalmente, uno de sus valores diferenciales reside en su aplicación móvil, como dijimos disponible para Android. Cuenta con una interfaz bellísima que suele ser mucho mejor que el reproductor musical nativo del androide, y soporta una variedad impresionante de formatos. Con AirSync, además, podemos sincronizar nuestra biblioteca musical entre dispositivos y hacer streaming a TVs, Apple TV, XBOX y Playstation 3.

4. CopyTrans Manager

Este programa es una interesante alternativa para iTunes que tampoco consume demasiados recursos del ordenador. Con CopyTrans Manager podemos administrar nuestra biblioteca, agregar o eliminar canciones, crear listas de reproducción, sumar diferentes formatos como podcasts o audiobooks, y, algo fundamental a tener en cuenta, es completamente portable, por lo que podemos llevarlo siempre con nosotros en un pendrive o tenerlo almacenado en la nube para descargar cuando deseemos.

Al ser portable, también es peso pluma: sólo aproximadamente 2.5MB cuando tenemos un promedio de 15MB cuando hablamos de algo relativamente liviano. Y eso que ni siquiera estamos diciendo cuánto pesa iTunes. Es completamente gratuito, freeware, y finalmente compatible con los dispositivos más populares como iPad, iPod, y más.

5. Clementine

Cerramos la lista con un potente administrador que está disponible tanto para Windows como para Mac. Sin embargo, solamente porque iTunes sea el reproductor por default, no significa que tengamos que usarlo. No nos dejemos atrapar en la inercia. Con Clementine podemos escuchar y administrar toda nuestra biblioteca musical.

Pero lo que es realmente interesante de Clementine es que además podemos escuchar canciones de fuentes online, como pueden ser Spotify o Last.fm. Esto es algo que al menos no hemos podido encontrar en otro reproductor. Aunque la aplicación de Spotify es excelente y no vemos por qué se podrían necesitar otras alternativas.