Desde que la descubrí hace un par de años, poco a poco, Evernote se ha convertido en una de mis aplicaciones favoritas. La tengo instalada en el ordenador y la llevo siempre conmigo en el móvil, su simplicidad y versatilidad es asombrosa, lo que me impide comprender a quienes dicen que no le encuentran una utilidad.

Personalmente la encuentro muy útil y las formas de usarla son prácticamente ilimitadas, por eso quiero compartir con ustedes mi experiencia con Evernote y contarles como me ha ayudado a organizar mi trabajo.

Evernote

Evernote es, básicamente, una herramienta para tomar notas y mantenerlas sincronizadas entre dispositivos, que me ayuda a recordar y tener a la mano cosas importantes. Su organización es muy sencilla y cuenta con 3 elementos fundamentales: libretas, notas y etiquetas.

Además de escribir para varios blogs también soy desarrollador web y gracias a Evernote puedo mantener ordenada y actualizada toda la información relacionada con mis dos ocupaciones. Les doy algunas pistas de como lo hago.

  • Las libretas sirven para almacenar notas, por ejemplo, mantengo una libreta con el nombre "Hipertextual", donde mantengo organizadas todas las notas relacionadas con los dos blogs de la familia Hipertextual para los que escribo.

  • Las notas son exactamente eso, apuntes con los detalles más importantes que necesito organizar y recordar. Siguiendo con el ejemplo de Hipertextual, aquí tengo una nota llamada "Historial Bitelia", donde llevo un registro de todos los artículos que he escrito para este blog, y te preguntarás ¿para qué?, y te respondo ¡muy simple!, me permite ubicar rápidamente artículos de apoyo para, por ejemplo, darle continuidad a un tema del que ya he hablado en el pasado o para enlazarlo y usarlo como complemento. Así como ésta, tengo muchas más notas en las que apunto diariamente ideas para nuevos artículos, guardo enlaces a otros sitios web que me sirven de inspiración e incluso para desarrollar borradores de artículos cuando estoy lejos de la computadora.

  • Las etiquetas, me sirven como pistas para marcar las notas y relacionarlas con un tema específico, lo que me permite encontrarlas rápidamente cuando las necesito. Antes de asignar una etiqueta a una nota pienso en las palabras que pondría en el buscador cuando vaya a necesitarla, eso me ayuda a definir un par de palabras clave para identificarlas de manera efectiva. Por ejemplo, como trabajo mucho con WordPress, mantengo varias notas con listas de plugins para diferentes tareas, a estas notas les asigno la etiqueta "plugins", y ya se que sin importar cuantas notas tenga siempre voy a encontrar lo que busco.

Para poner más ejemplos, también tengo una libreta de "Clientes" donde almaceno precisamente la información de todas las personas con las que trabajo o he trabajado, detalles importantes sobre cada proyecto, direcciones de correo electrónico, números de teléfono y resúmenes o conclusiones de las reuniones que mantengo con cada uno de ellos, de esa forma evito pasar por alto las cosas más relevantes. Incluso, he usado Evernote en mi Android para desarrollar propuestas de trabajo mientras espero afuera de la oficina, con lo que tiempos muertos se convierten en minutos ganados.

También uso Evernote para crear listas de cosas pendientes que luego combino, organizo y desarrollo mejor con Astrid, una excelente herramienta para gestionar tareas.

Más allá de mi experiencia, a través del propio blog de la aplicación puedes encontrar formas mucho más creativas de usar Evernote, como lo hace esta estilista en Tokyo o este fotógrafo en Los Angeles.

Realmente son infinitas las opciones y sin importar a que te dediques, Evernote es la herramienta perfecta para organizar tu día a día. Está disponible para Windows y Mac en el escritorio; Android, Blackberry, iOS y Windows Phone 7 en dispositivos móviles y además cuentas con extensiones para nos navegadores más populares.