Hace unos días compartíamos algunas sugerencias para hacer de Twitter una poderosa herramienta de negocios. Dentro de estas encontramos la recomendación de aprovechar el fondo de nuestro perfil de manera creativa.

Sin embargo, no es necesario estar buscando hacer negocios para permitirnos tener un bonito fondo que impresione a quienes visiten nuestro perfil. En Internet existe un gran número de herramientas disponibles para ayudarnos con esta tarea de personalización, pero no todas son buenas, algunas carecen totalmente de buen gusto y otras se enfocan más en buscar el mejor lugar para mostrar su publicidad, algo que no es malo, pero en general solo consiguen arruinar el diseño.

Afortunadamente existe Themeleon, una herramienta repleta de temas, patrones y paletas de colores para conseguir fondos increíblemente atractivos y de muy alta calidad; tan fácil de usar que hasta puedes pedirle a tu abuelita que te decore el Twitter.

Para comenzar, lo primero que debes hacer es iniciar sesión en la aplicación con tus credenciales de Twitter, de esta manera podrás tener una vista en tiempo real de como lucirá tu perfil al terminar de personalizarlo. La vista previa aparece en la mitad inferior de la pantalla, mientras que en la mitad superior encontrarás las diferentes opciones disponibles, las cuales repasaremos enseguida.

La primera opción que encontramos son los temas. Hay 50 disponibles, todos creaciones de la gente de Tweety Got Back, además de los 9 diseñados para apoyar diferentes causas y fundaciones benéficas. En general hay temas para todos los gustos; cada uno incluye una imagen para el fondo y la paleta de colores que hace juego con ella.

Si no estamos a gusto con ninguno de los temas, podemos generar nuestras propias combinaciones eligiendo uno de los 4.000 patrones y más de 4.500 paletas de colores disponibles. En caso de que esto no sea suficiente, todos los patrones son editables, así como también tenemos la posibilidad de generar nuestras propias paletas y cargar imágenes desde el disco duro, con lo que las alternativas son prácticamente infinitas.

Una vez que te encuentres satisfecho con tu selección, basta con hacer clic en el botón "save profile". De manera automática los cambios se verán reflejados en tu cuenta de Twitter.

Si después de probar alternativas en Themeleon no estás satisfecho, puedes tomar el "camino difícil" y diseñar tu fondo a mano. Para este caso, mi recomendación es utilizar una imagen con un tamaño de al menos 1600x900px (aunque lo ideal sería 2500x1600px), esto para garantizar que el fondo se vea bien en cualquier monitor, pues recuerda que no todos los usuarios tienen pantallas del mismo tamaño y con la misma resolución.

Para las imágenes que se cortan en los bordes, el truco está en buscar el código hexadecimal del color predominante en el extremo donde aparece el corte, y luego usar este código para establecer un nuevo color de fondo. Esto lo hacemos desde las opciones de configuración de Twitter, en el apartado "Diseño" > "Color de fondo".

Finalmente, algunas ideas para aprovechar un fondo creado a mano, sería poner nuestros nombres de usuario en otras redes sociales, nuestro blog o información de contacto que consideremos necesaria. Así como también puede servir para complementar un poco la información sobre nosotros, en caso de que los 160 caracteres de la Bio no sean suficientes.