¿Cómo no se le había ocurrido a nadie antes? Eso fue lo primero que pensé tras leer sobre Language Immersion, una extensión para Google Chrome que automáticamente se ha convertido en, seguramente, mi complemento favorito. Se trata de una curiosa herramienta ideal para todos aquellos que están aprendiendo un idioma, o que tienen interés por conocer y aprender otras lenguas. ¿Qué tiene de especial? Que se integra con nuestras lecturas diarias, o mejor dicho, el lenguaje que estemos aprendiendo pasa a estar presente en todas y cada una de las páginas que visitemos a través de Chrome.

La premisa es muy sencilla. Basta con instalarla, como cualquier otro complemento, y después seleccionar un lenguaje de la lista y un nivel de inmersión. Automáticamente estaremos haciendo que Chrome renderice las páginas teniendo en cuenta nuestras preferencias, y el texto que antes leíamos en castellano, o en inglés, aparecerá mezclado con el equivalente del idioma que hayamos elegido, tratándose de una excelente forma de aprender nuevas palabras y de aprender idiomas casi de forma subliminal.

¿Y cómo vamos a aprender idiomas si no sabemos la traducción? No hay problema. El texto aparecerá marcado (si lo deseamos) y al pasar el ratón por encima y hacer clic automáticamente obtendremos el texto original, pudiendo ver con un solo vistazo que significa. Sin embargo, en la mayoría de los casos no hará falta, ya que seguramente entendamos las palabras según su contexto en la frase.

Por si fuera poco, la oferta es aún más amplia, ya que podemos activar las traducciones habladas para además saber cómo se pronuncian las palabras que estamos leyendo. El siguiente vídeo muestra de que os hablo, aunque seguramente sea más interesante que probéis la extensión por vosotros mismos, ya que es impresionante.