¡No te pierdas nuestro contenido!

Skype

Una de las características presentes en Skype, el popular servicio de VoIP, es que podemos ver la localización de los contactos con los que chateamos o nos comunicamos a través de la interfaz. Dicha localización se obtiene a través de la IP, algo oculto a nosotros y que directamente gestiona Skype, aunque gracias a un script, es posible acceder a la dirección IP local y remota de los clientes.

La pequeña pieza de código lleva unos días circulando por Internet, ya que fue subida a Girhub. El funcionamiento es simple, y básicamente se centra en comprobar las direcciones IP de los clientes conectados a Skype, es decir, debe tratarse de cuentas que se encuentren en línea. El blog skype-open-source trata de dar luz al funcionamiento del script, y da los pasos necesarios para que hagamos una prueba nosotros mismos.

Desde su publicación han sido varios los sitios que se han lanzado y que ofrecen la posibilidad de descifrar la dirección IP sabiendo únicamente el nombre de contacto, algo que podría considerarse una amenaza contra la privacidad ya que teniendo la IP sabemos el país y la ciudad donde se encuentra el usuario, algo crítico dependiendo del ISP y de la persona que esté conectada.

Por supuesto, la dirección real con la que nos encontramos si seguimos el rastro será la de nuestro ISP, algo que puede no parecer un problema, pero que propicia que potencialmente cualquiera tenga acceso a una dirección IP que podría utilizarse en casos judiciales que impliquen demandas, por ejemplo. Microsoft no ha hablado del asunto, y se desconoce si se encargarán de tapar dichos datos, algo que podría no ser tarea fácil debido a que características como la arriba mencionada se sustentarían en ellos. ¿Podría algún usuario emprender acciones legales contra Skype por dicho asunto?