instagr.am

El tremendo éxito de Instagram en sus 552 días de vida y las cifras de récord que ha amasado apenas una semana después de llegar a Android, dejaba bastante claro que este servicio se había convertido en la red social móvil más importante del panorama, una posición enormemente atractiva que ha propiciado su compra por Facebook (por mil millones de dólares). La transacción alza a Facebook a una posición muy ventajosa y, aunque eso queda bastante claro, ¿por qué la red social con más usuarios necesitaba comprar Instagram?

1. Intentar imitar a Instagram no tenía sentido

Uno de los aspectos de Instagram que más ha atrapado a los usuarios es ese look vintage que podían darle a las fotos que sacaban con su smartphone antes de compartirlas en Facebook o en Twitter mediante la aplicación de un filtro. El éxito de Instagram entre los usuarios ya había llamado la atención de Facebook y un par de ingenieros de la compañía filtraron al New York Times que Facebook preparaba su propia versión del servicio y lo iba a integrar en el cliente móvil de Facebook.

La idea era integrar varios filtros que pudiesen ser utilizados por los usuarios antes de subir sus fotos, un desarrollo que parecía más un intento de "reinventar la rueda" que una ampliación de la cartera de servicios de Facebook y que venía motivada de un primer intento infructuoso de compra.

Instagram es un servicio que goza de gran popularidad entre los usuarios y, por tanto, no tenía ningún sentido intentar competir con él implementando un clon que no aportaba ningún valor puesto que Instagram se integra perfectamente con Facebook y, seguramente, no iba a calar entre los usuarios (al igual que no caló Facebook Places como servicio alternativo a Foursquare).

2. Reforzar la valorización de Facebook antes de su cotización en bolsa

Lleva tiempo comentándose que este año 2012 sería el año en el que Facebook saldría a bolsa y, seguramente, el valor de sus acciones alcanzaría valores de vértigo. Con la adquisición de Instagram por mil millones de dólares, el valor de Facebook aumenta al aumentar su cartera de servicios con un producto de éxito que tiene muchas posibilidades de monetización y, por tanto, de hacerles ganar dinero.

Gracias a Instagram, que en un futuro podría reportar importantes ingresos a Facebook, la salida a bolsa de la compañía podría alzar el valor de la compañía a la ansiada cifra de 100.000 millones de dólares que algunos analistas se han atrevido a dar.

3. El potencial de Instagram

¿Cómo es posible pagar mil millones de dólares por una empresa que no tiene beneficios? Básicamente, gracias a su enorme potencial y las posibilidades de monetización que puede tener el servicio.

Actualmente, Instagram no percibía ingresos por el servicio puesto que éste era gratuito y tampoco insertaban publicidad en la aplicación móvil pero eso no era óbice para que la compañía se plantease obtener beneficios del servicio (algo bastante lógico). En alguna que otra ocasión, Kevin Systrom había comentado que estaban explorando distintos modelos de inserción de publicidad para modelar un paquete que pudieran ofrecer a los anunciantes y que, tras esta compra, seguramente se materialice en un corto espacio de tiempo.

La difusión que podría tener la publicidad en Instagram podría ser muy grande y, de hecho, es un servicio que utilizan empresas con fuerte presencia en redes sociales (como Starbucks) para realizar coberturas en vivo de eventos o insertar imágenes de sus productos.

4. Un golpe de efecto contra servicios que le hacen sombra a Facebook

Si bien Google+ no está teniendo toda la aceptación que se esperaba entre los usuarios (y Google debería poner los medios para enmendarlo), cuando ésta se abrió a los usuarios incluía un novedoso servicio, los Hangouts, que la dotaba de un punto diferenciador muy difícil de superar.

Si bien Facebook reaccionó con una alianza con Skype para dotarse de videollamadas, los Hangouts de Google+ siguen siendo superiores (videoconferencia múltiple con un API para su inserción en páginas de terceros) y si a eso le sumamos que desde el cliente móvil de Google+ se pueden subir, de manera instantánea, fotos a esta red social, Facebook estaba en inferioridad tecnológica.

Aunque los usuarios pasan una media de 405 minutos al mes en Facebook frente a los 3 minutos de media al mes en Google+, la red social de Mark Zuckerberg necesitaba marcar la diferencia con un servicio de valor que la distinguiese del resto y que, además, la competencia no pudiese tener salvo que decidiesen imitar la idea.

5. Adquisición de talento

Instagram se ha convertido en la mayor red social móvil, se estimaba un valor de 500 millones de dólares y, al final, ha sido comprada por Facebook por mil millones de dólares; toda una hazaña para una startup capitaneada por Kevin Systrom, un emprendedor de 29 años de edad, que junto a 13 empleados y sin obtener beneficios han hecho posible este meteórico ascenso.

¿Y ahora qué? El equipo de Instagram seguirá trabajando dentro de Facebook en el servicio y, seguramente, aportarán gran valor a los servicios existentes en esta red social por lo que, además de conseguir un producto de gran éxito con mucho potencial para el negocio de la publicidad, Facebook incorpora talento a sus filas.