¡No te pierdas nuestro contenido!

2012 podría empezar muy mal para muchos habitantes de Suecia, ya que aproximadamente 500.000 personas podrían pasar por prisión debido a haber compartido archivos con material protegido. Se trata del número de personas que habrían descargado al menos 10 películas, suficiente como para aplicar penas de cárcel. La cifra, que a priori puede no sorprender, es espectacular, teniendo en cuenta que el país nórdico tiene menos de 10 millones de habitantes. Si simplemente hablamos de multas, se estima que son aproximadamente 1 millón y medio las personas que comparten contenidos ilegales.

La noticia surge cuando medio mundo está pendiente de la llamada Stop Online Piracy Act, comúnmente abreviada SOPA, la cual pretende criminalizar cualquier sitio web que sea señalado por compañías cuyos intereses se vean afectados por los contenidos de los mismos, o al menos con tal de que éstas digan que así es. La mejor forma de comprenderlo es analizar el caso Mega Song, un tema que publicaba hace unas semanas MegaUpload para promover su negocio en el que utilizaba a diversas estrellas del panorama musical. A las pocas horas YouTube retiraba el vídeo debido a una petición de Universal. Dicho vídeo no contenía ningún tipo de material protegido, pero iba claramente contra los intereses de Universal. El caso aún está pendiente ya que MegaUpload –y nosotros– quiere explicaciones de por qué fue retirado el vídeo.

Volviendo al país nórdico, se trata de los datos de fin de año en un 2011 en el que se han sentado algunos precedentes y ha habido bastantes casos similares. La ley actua, y lo hace independientemente de la edad y las situaciones personales de las personas. A principios de septiembre se condenaba a un anciano de 60 años de edad, y apenas hace una semana también se declaraba culpable a un joven de 16 años, el caso de la persona más joven a la que se ha condenado en Suecia por delitos similares.

Si bien Europa ha aplaudido las medidas adoptadas por Suecia, que parece haberse posicionado firmemente durante 2011, de los miles de suecos que incumplen la ley tan sólo un pequeño porcentaje ha sido finalmente criminalizado, y es precisamente ahí donde reside la polémica. ¿Está Suecia eligiendo casos sonados como el de las dos personas mencionadas para dar ejemplo y decir a su población que cualquiera puede ser multado o ir a prisión?

Imagen: Cristian R.