¡No te pierdas nuestro contenido!

Atención porque acabo de descubrir una utilidad que hará las delicias de todos los que necesiten una red WiFi y no dispongan de una. Los motivos pueden ser muchos, y de primeras se me ocurre que se quiera compartir una red con algún dispositivo portátil o por ejemplo actualizar nuestras aplicaciones móviles sin tirar de datos 3G. Connectify crea en apenas unos segundos un punto de acceso WiFi con el que hacer dichos cometidos.

Los únicos requisitos son que nuestro ordenador este ejecutando Windows 7, que tengamos Internet, ya sea vía Ethernet o de cualquier otra forma, y que dispongamos de una tarjeta o pincho Wi-Fi. Connectify cogerá esa conexión y la usará como base para crear un nuevo hotspot wireless.

Las opciones son fáciles de configurar, y además tenemos interesantes configuraciones de seguridad para poder proteger nuestra nueva red con métodos de seguridad que van desde el WEP hasta el WPA2.

Existen dos versiones. La gratuita, que es totalmente funcional, y la Pro, cuya licencia se puede comprar por 29.99 dólares y que además nos ofrece posibilidades avanzadas como personalizar completamente el nombre de la red, añadir función repetidor, alguna cosa más y soporte desde el equipo de Connectify. Pero como digo, la versión gratuita es totalmente funcional, quedando la Pro para gente que tenga unas necesidades muy específicas o incluso para usos corporativos.