¡No te pierdas nuestro contenido!

Los servicios en la nube han dejado de ser parte del futuro hace mucho tiempo. Hoy casi sin darnos cuenta utilizamos a diario de una u otra forma servicios de computación a través de Internet. Servicios que actualmente copan prácticamente todo tipo de utilidades con el usuario, el cual no debe saber en su mayoría de amplios conocimientos para manejarse en la gestión de sus recursos.

Discos duros virtuales que sustituyen poco a poco nuestro antiguo mundo físico y desde el que podemos almacenar nuestros datos, documentos o archivos, Podemos hacer con ellos copias de seguridad, transferirlos a otros usuarios o volver a ellos en el momento que lo necesitemos. No sólo eso, la captación de usuarios aumenta en parte debido a la reducción de costes que supone su utilización. Por tanto, es un buen momento para realizar una comparativa de aquellos servicios más utilizados por los usuarios. Veamos cómo salen parados cada uno:

Dropbox

Sin lugar a dudas, uno de los primeros de la lista, al menos en popularidad ya que alberga más de 25 millones de usuarios y tiene presencia en 175 países. Dropbox es un servicio multiplataforma que seguramente debe su éxito a la sencillez del propio programa. Con el servicio podremos almacenar, sincronizar archivos online y entre equipos o compartir archivos y carpetas con otros usuarios.

Como digo, en su sencillez se encuentra la clave del éxito. A través del cliente instalado el usuario podrá subir de manera sencilla los archivos a las carpetas creadas y el mismo cliente se encargara de sincronizarlas. Los archivos en la carpeta de Dropbox podrán ser compartidos por otros usuarios de la suite o también se podrá acceder a ellos desde la propia web del programa.

Dropbox permite cuentas gratuitas o de pago en función del uso de cada usuario. La cuenta gratuita o básica dispone de hasta 2 GB de almacenamiento. La Pro50 (pago) permite hasta 50 GB. Por último, la Pro100 (pago) permite hasta 100 GB. El cliente es multiplataforma y se encuentra disponible para Mac, Windows y Linux además de aplicaciones disponibles en Android, iOS y Blackberry.

SOS Online Backup

Su nombre nos da bastantes pistas de lo que nos ofrece. Afincados en California, el servicio es una perfecta herramienta para realizar copias de seguridad online que permite a los usuarios alojar sus archivos en la nube.

SOS Online Backup tiene varias versiones enfocadas a los consumidores/usuarios, pymes y empresas. Es multiplataforma aunque trabaja principalmente en los SO de Windows. También hay versiones del cliente para iPhone, iPad y Blackberry.

Tratándose de la compañía de la que viene, un empresa de seguridad en Internet, su punto fuerte es sin duda la propia seguridad del sistema. Precisamente y debido a ello, SOS no cuenta con ninguna opción gratuita. Existen tarifas que van desde los 9.95 dólares al mes por 50GB de espacio hasta los 80 dólares por un año entero.

iDrive

Otro servicio similar a SOS con el que guardar o almacenar el contenido de nuestras carpetas en la web. A las características básicas que podemos esperar de un servicio así (compartir archivos, crear varias cuentas, recuperación de archivos modificados.. ) iDrive tiene dos cualidades o puntos a favor.

En primer lugar te permite programar la tarea de guardado por día y hora determinadas. Además, el servicio también permite realizar copias incrementales para aprovechar el espacio del que dispone, así como aplicar contraseñas en las carpetas que creamos convenientes por seguridad. El programa cuenta con un cifrado de 128 bits.

Por último debemos hablar de la posibilidad de abrir cuenta gratuita de hasta 5GB, posibilidad que se puede multiplicar hasta los 15GB si conseguimos invitar a otros usuarios. El programa es multi-plataforma y cuanta con aplicaciones gratuitas para iOS y Android.

Google

En este caso lo que Google nos ofrece a día de hoy difiere un poco con el resto de servicios. Para empezar la suite en sí no tiene un destino único donde alojar o albergar nuestros archivos. Al contrario del resto, donde su ecosistema está integrado en el servicio, en Google el usuario deberá acudir a Picasa para temas de foto, a Gmail para correos, a la actual de beta de su plataforma musical para música o a Google Docs para documentos.

Todos estos servicios de Google que utilizamos a diario suelen permitir al menos 1GB de espacio gratis. El usuario que necesita más espacio deberá ir pagando por cifras que van desde los 5 dólares por 20 GB en la mayoría de sus servicios hasta los 4000 dólares por 16 TB durante un año.

Amazon

El servicio de Amazon ha pasado desde el lanzamiento de Web Service en el 2002 por varios cambios, siempre intentado adaptarse a las novedades en el sector. Hoy Amazon divide en dos sectores el nicho de usuarios.

Por un lado tenemos Amazon Cloud Drive donde encontremos las características típicas de un servicio de almacenamiento en la nube. La compañía nos da la posibilidad de 5 GB gratuitos, a partir de ahí cada GB anual se paga a 1 dólar.

Por otro lado tenemos Amazon Cloud Player que como su nombre nos indica está dirigido a la música. En estos momentos el servicio se encuentra restringido a Estados Unidos aunque se espera que su expansión llegue pronto. Desde Cloud Player el usuario podrá comprar música, descargársela, reproducirla o almacenar su biblioteca musical en la nube. Los precios son idénticos a Cloud Drive, es decir, cuenta gratuita con acceso de hasta 5GB y a partir de ahí un dólar por GB al año.

Estas son mis cinco propuestas pero hay más y están por llegar otras que prometen mucho. Desde Box, una plataforma sencilla para compartir archivos o subirlos muy enfocado a las empresas, hasta el próximo iCloud de Apple con el que los de Cupertino se subirán al carro de la nube. La decisión final está en cada usuario y las características concretas que busque. En cualquier caso, estas cinco propuestas pueden ser un buen comienzo para cualquier usuario que desee probar este tipo de servicios.