¡No te pierdas nuestro contenido!

De todos los casos que habíamos visto hasta ahora, este es sin duda de los más sorprendentes. Un joven de 15 años de edad, estudiante y usuario habitual de clientes BitTorrent, ha sido llevado a juicio por descargar y compartir 24 películas norteamericanas. El caso pasaría a engordar la lista de juicios por derechos de autor como uno más, si no fuera porque fue entregado por su profesor a la policía. El fiscal dice que no ha tenido más remedio que tomar medidas.

Ocurrió en Suecia. En marzo de este año, una escuela comenzó una investigación a raíz de un virus que se había colado en un ordenador de un estudiante. Los profesores de informática llevaron a cabo un examen del equipo encontrando en el disco duro del joven 24 películas desde sitios P2P. Más tarde encontraron que las películas habían sido descargadas de dos sitios torrent sueco, Tankafetast.se y Tankaner.se.

Lo sorprendente del caso fue que uno de los profesores, en vez de avisar a sus padres y tratar el tema en la casa del estudiante, se dirigió a la policía argumentando lo siguiente:

Nuestra política es siempre la de notificar a la policía si tenemos la sospecha de un crimen. No es nuestra tarea la de investigar, eso es una cuestión para la policía

El caso pasó a la oficina del fiscal de Estocolmo. Desde la misma el fiscal advirtió:

Si veo que puedo probar un delito, lo tengo que procesar. No creo que la edad de la persona o si el intercambio de archivos se ha producido en una pequeña o gran escala sea importante. No obstante, por su corta edad, por supuesto que será tenido en cuenta

Así las cosas, el joven se enfrenta actualmente a unas penas en el país por infracción de derechos de autor que oscilan desde multas hasta dos años de cárcel. Esperemos que al chico de 15 años se le aplique una pena por ser menor, ya que esto reduciría el tipo de castigo. Mientras, lo que tenemos delante es otro caso más del sinsentido del copyright en muchas legislaciones.