¡No te pierdas nuestro contenido!

No sabemos si realmente sirven de algo iniciativas como la tomada por Estados Unidos, bloqueando y cerrando webs como medida que intenta paliar la vulneración de los derechos de autor, pero lo que sí es cierto es que al menos cuatro de las seis webs que se cerraron unos días antes de que comenzase la superbowl siguen operando. Simplemente han cambiado el dominio.

En varias ocasiones os hemos hablado de la medida conocida en Estados Unidos como "En Nuestros Dominios". Con este proyecto se trata de cerrar a todos aquellos alojamientos que muestren enlaces a material con copyright. En el caso que ocupó antes de la Superbowl en febrero, se trataba de abortar las retransmisiones deportivas ilegales en la red y aquellas que enlazaran.

En total fueron 10 dominios de 6 webs que tenían alojados en el territorio del país: Atdhe.net, Channelsurfing.net, HQ-streams.com, HQstreams.net, Firstrow.net, Ilemi.com, Iilemi.com, Iilemii.com, Rojadirecta.org y Rojadirecta.com. Pasados apenas dos meses, cuatro siguen operando al cambiar el dominio fuera de la extensión de Estados Unidos.

Debemos aclarar que el gobierno de Estados Unidos cerró esas y no otras webs porque indicaron que lo hacían con ánimo de lucro. Según Estados Unidos todas mostraban, o bien una mejora de las conexiones a cambio de un pago, o bien publicidad y pop-ups como sistema de financiación.

Como decía, el paso lógico de la mayoría ha sido convertir sus dominios. Atdhe ha pasado al .tv, Firstrow a .eu, Ilemi a .eu también, y por último rojadirecta a .es. La única razón por la que las dos restantes no continúan operando es porque residen en Estado Unidos, y por lo tanto pueden llevar a condenas superiores si decidieran volver a la actividad (una de ellas se encuentra en juicio).

Por si fuera poco, el viernes os hablábamos del lanzamiento de Mafiaa Fire, una extensión que redirecciona a los usuarios a los nuevos alojamientos de todas las webs bloqueadas.

Todo esto nos viene a decir una vez más que adoptar leyes y medidas express no llevan a ningún lugar. Tras el caso de Nueva Zelanda, parece que Estados Unidos se une al conjunto de países que regula con un proyecto de dudoso éxito.